Los yihadistas de la masacre de Barcelona se plantearon atentar en la Tomatina de Buñol

0
3242

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha procesado por los atentados del 17 de agosto de 2017 en Cataluña a los tres presuntos terroristas que sobrevivieron, de los que se ha sabido que buscaron información para atentar en la Tomatina de Buñol. El juez ha procesado a Driss Oukabir, Mohammed Houli Chemlal y Said Ben Iazza, los dos primeros como miembros de la célula yihadista de Ripoll (Girona) y el tercero como colaborador, según ha informado la agencia EFE y han recogido diversos medios.

El juez achaca a Oukabir, a cuyo nombre se alquiló la furgoneta del atentado de la Rambla de Barcelona, y a Houli Chemlal, herido en la explosión del chalé de Alcanar (Tarragona), delitos de integración en organización terrorista –entre 6 y 14 años de prisión–, fabricación y depósito de explosivos –de 8 a 15 años– y tentativa de estragos –de 10 a 15 años–, en este último caso por los planes de atentar contra monumentos como la Sagrada Familia.

Andreu no procesa a ninguno de ellos por los 16 fallecidos y 140 heridos en los atentados de Barcelona y Cambrils, ya que los autores fueron abatidos por los Mossos, si bien les imputa, en grado de tentativa, los planes de la célula de hacer “uno o varios atentados de grandes dimensiones” en Cataluñaa en lugares emblemáticos como la Sagrada Familia.

De ello da cuenta también las “numerosas fotografías” que guardaban de los estadios de fútbol Santiago Bernabéu (Madrid) y Camp Nou (Barcelona); del Museo Thyssen, en Madrid; de la Torre Agbar, en Barcelona, e, incluso, de la Torre Eiffel (París).

Además de las 125 búsquedas en Internet que realizaron sobre la Audiencia Nacional, unidas a las 106 sobre la Tomatina, en Buñol; las 104 de la Alhambra de Granada; y las 219 sobre el embalse de Riudecanyes (Tarragona).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here