Xàbia reforestará pequeñas zonas de la Granadella con arbolado autóctono y más resistente al fuego

1
1271
Uno de los momentos de la visita.

El ayuntamiento de Xàbia iniciará esta semana una nueva fase dentro del proyecto de recuperación forestal en el monte público de la Granadella, que fue afectado por un grave incendio en septiembre de 2016 que calcinó 812 hectáreas.

Siguiendo la misma línea que ya se puso en práctica en La Plana, desde el área municipal de Medio Ambiente se ha optado por facilitar las condiciones que favorezcan la regeneración natural en la mayor parte del suelo y ceñirse a repoblar pequeñas zonas concretas con especies autóctonas y más resistentes al fuego como algarrobos o acebuches, recuperando así el paisaje agrario.

Este paso se dará ahora con unas condiciones óptimas del terreno después de las recientes lluvias del último mes y de forma paralela a los últimos trabajos de recuperación forestal y prevención de incendios que coordina el municipio, que se prolongarán hasta verano.

Estos trabajos los inició el Ayuntamiento pocos días después del incendio y también se han involucrado la Conselleria de Agricultura, la Diputación de Alicante y el Ministerio de Agricultura. La estrategia, consensuada en reuniones técnicas de las cuatro administraciones, ha supuesto una inversión de cerca de un millón de euros: 400.000 euros aportados por el ayuntamiento de Xàbia, 250.000 euros de la Diputación, 200.000 de la Generalitat Valenciana y 150.000 del Estado.

A las inversiones de la administración hay que sumar también la corriente social que despertó el gran daño sufrido por un espacio tan emblemático como la Granadella y que se tradujo en donativos de empresas y asociaciones, además de la contribución de cientos de personas que compraron calendarios solidarios.

El alcalde, José Chulvi, ha estado junto al delegado de Gobierno, Juan Carlos Moragues; el alcalde de El Poble Nou de Benitatxell, Josep Femenia; y la directora general de Prevención de Incendios Forestales de la Generalitat, Delia Álvarez; comprobando el cambio experimentado por el monte después de que se hayan impulsado la restauración ambiental de los terrenos forestales y de los accesos a la Cala de La Granadella, la restauración de suelos, trabajos de control de plagas y la retirada de los pinos muertos con posterioridad al incendio, astillado de pinos y esparcimiento de las lascas, restauración de abancalamientos y ejecución de faginas de protección del suelo y resto de trabajos silvícolas de prevención de incendios forestales y restauración ambiental en el monte público y en la zona de la carretera a la Cala Granadella.

Los responsables municipales han recordado los duros momentos que se vivieron con el incendio y los difíciles inicios del proyecto de recuperación, ya que el invierno pasado la zona sufrió varios episodios de lluvias torrenciales que ocasionaron derribos de arbolado, fuertes escorrentías, arrastre de cenizas y aceleración de procesos erosivos en las zonas quemadas. No obstante, la Granadella empieza a mostrar síntomas de recuperación, con un monte bajo que está empezando a reverdecer.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here