Vinchi denuncia a un concejal de la oposición de Chiva por entrar en dependencias municipales sin permiso

0
2041
PAC de Calicanto de Chiva
PAC de Calicanto de Chiva

El Primer Teniente de Alcalde y concejal del grupo Vinchi en Chiva, Fernando Casanova, ha denunciado ante la Guardia Civil a cinco vecinos del municipio, entre los que se encuentra el edil no adscrito Manuel Verdeguer, por encontrarse sin autorización en instalaciones municipales y permanecer en el puesto de trabajo de un funcionario con acceso a información protegida por la ley.

Los hechos ocurrieron el pasado viernes, 8 de marzo, por la tarde. Casanova se presentó en el Punto de Atención Ciudadana (PAC) de Calicanto en torno a las 18 horas y encontró a Manuel Verdeguer y cuatro vecinos más en su interior.

El PAC de Calicanto de Chiva tiene varias estancias, una sala de espera, un cuarto para servicios médicos, otro para la empresa que gestiona el servicio de agua y otro donde trabaja un funcionario del Ayuntamiento de Chiva, que atiende a los vecinos en horario de 9 a 14 horas de lunes a viernes. Todas las estancias tienen su propia cerradura con llave, al igual que el edificio, como han confirmado desde el consistorio.

Fernando Casanova, tal como relata en la denuncia, sorprendió a las 5 personas en la estancia donde trabaja el funcionario, y al edil no adscrito Manuel Verdeguer sentado en el puesto de trabajo donde hay un ordenador con acceso a información protegida por la Ley de Protección de Datos.

El concejal de Vinchi, con llaves de esta instalación, como todos los concejales del equipo de Gobierno, de diversas dependencias municipales, preguntó a las 5 personas qué hacían allí y por qué estaban en la mesa de un funcionario con acceso a información del Ayuntamiento de Chiva. El edil Manuel Verdeguer respondió que tenían permiso del alcalde, Emilio Morales, algo que éste negó cuando le preguntó Casanova en conversación telefónica minutos después.

Fernando Casanova

Fernando Casanova ha explicado que «no se le niega el uso de locales públicos a ninguna asociación de Chiva, pero tiene unos cauces, hay que solicitarlo y se les debe aprobar, entonces les abre un trabajador del ayuntamiento, quien se encarga de cerrar una vez acabado el acto o la reunión», y ha añadido que los locales que se pueden utilizar «en ningún caso incluyen puestos de trabajo exclusivos de funcionarios del ayuntamiento con acceso a programas y documentación del consistorio que está protegida». El edil de Vinchi ha añadido que, cuando les indicó que debían abandonar la estancia donde trabaja el funcionario, le espetaron, «chulo, has venido a reventar la reunión, lárgate de aquí, que ahora no pintas nada».

 

Sin permiso

Además, desde el grupo municipal de Vinchi se ha comprobado que en ningún momento tenían permiso de ningún concejal del Gobierno de Chiva para hacer uso de una sala del PAC de Calicanto para reunirse, ni el pasado viernes, ni en fechas anteriores.

«En ningún momento tenían permiso para estar en el PAC de Calicanto estas personas, y aunque lo hubieran tenido, jamás deberían haber entrado en las dependencias donde trabaja el funcionario y que están cerradas con llave, se deberían haber reunido en otra sala», como ha añadido el concejal de Vinchi. Además, Casanova ha añadido que Verdeguer «no debería tener llaves de ninguna dependencia municipal, las debería haber devuelto cuando salió del equipo de Gobierno hace más de dos años, y no es excusa que nadie se las reclamara, es algo evidente, lo que nos ha obligado a cambiar todas las cerraduras puesto que no sabemos cuántas veces han podido entrar al puesto de trabajo del funcionario ni la información a la que han podido acceder de miles de vecinos de Chiva».

Casanova puso en conocimiento de la Policía Local la situación, y una patrulla se presentó en el lugar, identificando a las cinco personas y realizando un informe. Los desalojó del inmueble porque no pudieron demostrar que tuvieran permiso para reunirse allí.

Tras esto, Fernando Casanova, decidió presentar una denuncia ante la Guardia Civil, que ya investiga la posible comisión de un delito por parte de estas cinco personas.

Fernando Casanova ha terminado asegurando que «ninguna asociación de Chiva podrá decir que mientras he estado en diferentes gobiernos le haya negado el acceso para poder reunirse o celebrar un acto, siempre se lo he facilitado, pero en este caso no tenían ningún permiso, eso ya es grave, pero es mucho más grave que estuvieran en el puesto de trabajo de un funcionario», y ha añadido que «además cuando he estado en la oposición nunca se me ha ocurrido guardarme una copia de llaves de inmuebles del ayuntamiento ni hacer uso de ellos sin permiso por escrito».

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here