Vicent Faro, responsable de la AVA, afirma un ahorro de 50€ en riego por hanegada este mes

0
990

Según la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Avasaja), las lluvias intermitentes no han provocado pérdidas a los productores, sino que les ha ahorrado el gasto en el riego de las parcelas de cítricos durante el mes de septiembre.

El clima alternado de precipitaciones, nubes y claros, se traduce en ahorro de 50 euros en riego por hanegada. Las cantidades que evitarán pagar son significativas, en especial para los productores con parcelas pequeñas de entre 6 a ocho hanegadas.

Las precipitaciones intermitentes hacen que el agua se filtre mejor y que las raíces de los naranjos puedan absorber casi todo. De manera que, el cítrico logra un tamaño mayor, lo cual influye positivamente en su comercialización.

Situación que ha resultado diferente a la sequía registrada en agosto de 2018 que se dio con precipitaciones en 40 % por encima de la media. Peor aún fue la sequía de los últimos 150 años que se vivió en el otoño e invierno de 2014 y tuvo impacto económico con pérdidas de cosechas de cítricos con 240 millones de euros, el cultivo de almendro con más de 27 millones de euros, el olivar con más de 23 millones y el cereal con cerca de 17 millones.

En las temporadas calurosas los agricultores solo pueden sacar su cosecha si realizan irrigación a sus parcelas unas cuatro veces por semana. A través del sistema de riego por goteo se absorbe mejor los nutrientes y minerales, ya que este mecanismo se filtra hacia las raíces y evita charcos.

En 15 días de septiembre se han recogido entre 150 y 180 litros por metros cuadrados en Safor, de acuerdo a AVA. Sin embargo, los productores resultan en muchos casos perjudicados porque se llevan sus frutas sin saber a qué precio lo cobrarán.

Esto ha significado pérdidas para el sector que en estos momentos está recibiendo tres euros por arroba, como hace dos temporadas, es decir, que no logran cubrir los gastos ni se quedan con beneficios.

AVA también señala que durante las recolección de las variedades de: mandarina, naranja y caquis, la comercialización de carácter privado están presentando contratos con una serie de cláusulas abusivas e incluso ilegales, para abonar menos dinero al productor.

En este sentido, AVA-ASAJA aconseja a los agricultores no firmar ningún contrato sin antes consultar a expertos, y si detectan cláusulas abusivas que atenten contra las normas de la legislación, deberán trasladarse a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura.

La organización indicó que existe un modelo de contrato homologado por la interprofesional Intercitrus de años anteriores, que pueden servir de referencia. De este modo, se defenderían los precios dignos donde salgan ganando los productores, de lo contrario recomienda no vender porque estarían “regalando la cosecha” o otros, además de “hundir al resto de agricultores” con precios poco beneficiosos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here