Vacant, proyecto Lanzadera, crea unas zapatillas sin barreras de género

0
686

Las zapatillas Vacant apuestan por el minimalismo del normcore, un estilo básico que no renuncia a la elegancia | Llegan al Black Friday con un modelo nuevo completamente negro, desde las propias zapatillas hasta la caja y el papel que las envuelve

En los últimos años, la tendencia dominante en la moda ha llenado el mercado textil de piezas extravagantes, muy ornamentadas y con el logo ocupando un espacio amplísimo. El streetwear tiende a la exuberancia estética, pero, ¿qué ocurre con los minimalistas? ¿Quién les viste a ellos? En lo relativo al calzado, la marca Vacant está cubriendo esa necesidad.

Esta startup apoyada por Lanzadera, la aceleradora de empresas impulsada por Juan Roig en Marina de Empresas, nació a partir de la iniciativa emprendedora de la valenciana Mar Sánchez y gracias a la creatividad de Adrián Salvador, de Estudio Savage, diseñador que ha trabajado para marcas como Loewe, J. Mendel o One Six One; y que ahora asume la dirección creativa del proyecto Vacant.

Un proyecto –cuenta la emprendedora– desarrollado con el objetivo de facilitar la vida a las personas en la elección del calzado diario. “Hay un público que demanda todo lo contrario a la sneaker de logo gigante, y ese público no tiene nada. Por lo que detectamos, mucha gente prefiere la comodidad, el minimal y la tendencia normcore, que es vestir ropa básica pero elegante”, afirma Mar Sánchez.

Así, las zapatillas Vacant añaden al fondo de armario una variante cómoda, monocroma y versátil, punto éste muy importante en la idiosincrasia de la marca. Todos los modelos de Vacant son unisex: “Tengo amigas que utilizan un 41 y amigos que utilizan un 39 y muchas veces se tienen que ir a modelos del género opuesto. Además, no veo la necesidad de decirle a la gente el color que ha de llevar en función de su género. Hoy en día el género es algo más fluído”, resume la emprendedora valenciana.

Esa filosofía a medio camino entre el normcore y el no-género queda recogida en el nombre Vacant, que hace alusión a lo que está vacío, disponible, dispuesto para ser usado por cualquier persona en cualquier momento del día o del año. La marca trata de romper las barreras de género, de edad y de tiempo. Pero no solo eso, también sirve para dar salida al talento creativo de Adrián Salvador y, sobre todo, a la pasión por las zapatillas de Mar Sánchez, una freak declarada de esta pieza en auge.

Zapatillas made in Elche

En cuanto a su fabricación, la marca impulsada por Lanzadera aúna modernidad y tradición fijando toda su producción en Elche, la capital –oficiosa– del calzado. Esta elección responde a dos cuestiones: “Fabricamos en Elche por proximidad, porque no me veía eligiendo prototipos a distancia, y también por esa tradición que tiene la ciudad. Además, muchas personas que estaban en mi pasado me llevaron al fabricante con el que estamos trabajando, con el cual hemos generado una enorme confianza. Él empezó con otras pequeñas empresas que han llegado lejos, y ha decidido apostar por nosotros”, relata Sánchez.

La marca lleva medio año en el mercado electrónico con una colección de 6 modelos, todos monocromos y con precios similares que oscilan entre los 70 y los 80 euros. El último modelo, una zapatilla totalmente negra –empaquetada en caja negra con papel también negro–  acaba de aterrizar en la colección bajo el nombre de Suede Noir. Pero no es la única novedad de la marca de cara al Black Friday, también han activado una promoción que rebaja al 75% la compra de un segundo par de zapatillas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here