Una alternativa para el Síndrome de Disfunción Sacroilíaca

0
2178

Muchas veces es posible tener molestias o dolor en las articulaciones sacroilíacas, que es la unión de dos articulaciones que forman una conexión entre el hueso sacro y el hueso ilíaco. En esta zona es posible que exista una inflamación debida a la función articular, a la posición o al desgaste, y provoca molestias que pueden afectar los glúteos o la pelvis y también la parte inferior o superior de las piernas.

Es necesario hacer un diagnóstico preciso de la articulación sacroilíaca, ya que muchas veces estos síntomas son similares a otras afecciones, como el caso de una hernia de disco o un dolor ocasionado por el nervio ciático.

 

Maneras de detectar el Síndrome de Disfunción Sacroilíaca

Por lo general, a través de un examen físico se intenta determinar si la articulación sacroilíaca es la causa del dolor que presenta un paciente. Estas dolencias se determinan con diferentes pruebas o a través de inyecciones que se guían con rayos X, para asegurarse de que se está inyectando correctamente la articulación sacroilíaca y donde muchas veces se utiliza un tinte que permite una mejor visión.

Mediante este artículo, se puede tener más claro que es la sacroileítis y como gracias a la cirugía mínimamente invasiva que realiza el Doctor Lizón, se puede curar esta dolencia, evitando las complicaciones propias de este tipo de intervenciones y así tener una vida sin dolor.

Posibles causas que originan el dolor

  • En ocasiones el dolor comienza porque existe una laxitud en los ligamentos sacroiliacos y sacrotuberosos que muchas veces es debido a una rigidez inflamatoria en la columna vertebral, que da lugar al exceso de trabajo de la articulación sacroilíaca con el fin de compensar la falta de movimiento en la pelvis y columna.
  • Otra causa puede ser el traumatismo generado por una caída o un fuerte impacto cuando se practica algún deporte.
  • Otra razón que puede causar dolor en la articulación sacroilíaca es el desgaste que ésta ha obtenido a medida que pasan los años.
TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Abogados para un divorcio: ¿por qué son tan importantes para este tipo de procesos?

Cuando se padece de disfunción sacroilíaca los síntomas que se presentan pueden ser: dolor al subir escaleras, cuando se pasa de la posición sentada a de pie o cuando se camina sin parar una calle con pendiente o una montaña.

¿Realmente tiene cura el dolor sacroilíaco?

El dolor sacroilíaco suele ser muy intenso y por lo general no responde a potentes analgésicos o antiinflamatorios, de manera que es necesario recurrir a otras alternativas que mejoren la calidad de vida de cada paciente que la padece.

Muchas veces se recurre a terapias donde se utilizan tratamientos de frío y calor, masajes de estiramiento y ultrasonido que permiten mejorar la fuerza de las articulaciones y hacer que sean más flexibles, además de ayudar a corregir esos hábitos que se pueden haber adoptado cuando se intenta evitar el dolor.

Las inyecciones de cortisona también son una buena alternativa, pero si eso no ayuda, el médico tratante puede adormecer los nervios alrededor de la articulación sacroilíaca, lo que va a permitir sentir alivio.

Técnicas que conllevan riesgos y dolor

Existe una operación llamada fusión de la articulación sacroilíaca, donde se implantan unos clavos para unir los huesos de la articulación y la cual es llevada a cabo con diferentes técnicas dolorosas, como:

  • La fijación sacroilíaca, el cual es una fusión entre ambos huesos, mediante varios tornillos, con el fin de estabilizar toda la articulación.
  • También existe la técnica de artrodesis sacroiliaca abierta, la cual se logra mediante una cicatriz a nivel lumbar, para colocar tornillos entre el sacro y el ilíaco acompañado de un injerto óseo.

Una excelente alternativa para decir adiós al dolor

Hoy en día, gracias a los grandes avances de la tecnología y la ciencia es posible realizar intervenciones quirúrgicas poco invasivas, en caso de que el paciente presente dolor insoportable y que después de haber recurrido a diferentes alternativas cuyos resultados obtenidos no sean favorables.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Importancia de ejercitar la psicomotricidad infantil en las primeras etapas de la vida

Gracias a la aparición de los implantes triangulares de metal trabecular, también es posible realizar una función de manera percutánea, mediante un sencillo tratamiento, donde se evitan las intervenciones abiertas, que causan mucho dolor y que suponen un riesgo de reincidencia es bastante alto.

Con esta técnica se han conseguido mejorar los resultados de la cirugía convencional. Se redujo la tasa de fallos al colocar este tipo de implantes en un 25% con respecto a la fijación sacroilíaca, por lo que cada vez más personas han decidido implementarla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here