Toni Gaspar: «los trabajadores de Divalterra pasarán a la esfera pública antes del final de la legislatura»

0
1578
Toni Gaspar, durante la entrevista con ComarcalCV
Toni Gaspar, durante la entrevista con ComarcalCV

SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA DE COMARCALCV.COM CON EL PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE VALENCIA.

En la primera parte de la entrevista, publicada ayer con el presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, repasamos distintos temas económicos, de competencias y proyectos.

En esta segunda entrega profundizamos en otros como el caso Alqueria y Divalterra.

 

Una de las materias polémicas de esta legislatura han sido los convenios singulares. ¿Se mantienen en el presupuesto 2019?

Era uno de nuestros compromisos el eliminarlos y así lo hemos hecho, en 2019 no hay partida presupuestaria para ningún convenio singular. Lo que hay son algunos convenios anteriores, cosas muy puntuales, porque están pendientes de ejecutar, y que tienen su explicación lógica.

Cuando lo hablas con los alcaldes y se lo explicas lo entienden. De entrada no le gusta a nadie porque todos quieren lo que les toca y algo más, buscan lo mejor para su municipio, pero cuando le explicas a un alcalde que, de entrada, tienen más recursos económicos porque no hay convenios singulares, lo entienden.

 

«Todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario»

Los convenios singulares, ¿no se han utilizado bien o no se han explicado bien?

Para cosas excepcionales siempre está Diputación. Una cosa es la extraordinariedad de algo puntual, como unas lluvias que causan daños en infraestructuras esenciales, y para eso hay líneas, se pasan por el pleno y todos los partidos lo apoyan. No lo decide el presidente de la Diputación.

Pero hay que pasar de siglo ya con ciertas cosas.  Yo no estoy capacitado para decidir lo que es urgente y lo que no. Se han llegado a dar 36 millones en convenios singulares y eso no quiere decir que todo el dinero estuviera mal dado, seguro que la mayoría estaban bien dado. Pero el mundo nos lleva a ser transparente y eso ha de entenderlo todo el mundo.

Históricamente se acudía a la Diputación cuando había un problema urgente, grave, que no se podía acometer, algo inesperado. Pero históricamente no existía una cosa que ahora sí hay, los fondos de las Inversiones Financieramente Sostenibles de la Diputación, que cada ayuntamiento puede dedicarlos a la inversión que considere oportuna. Los ayuntamientos ya son mayores de edad, también para decidir responsablemente en qué aplican su dinero.

 

Otras áreas no exentas de conflictos o de polémica han sido el Consorcio Provincial de Bomberos o Egevasa, ¿qué valoración hace de la gestión realizada hasta el momento?

Egevasa tenía un problema, y es la relación jurídica con la Diputación, que es el origen de todo. Ahora hay algún grupo político que se sube al carro de gritar «no a la privatización de Egevasa», que no se equivoquen, eso ocurrió hace 20 años, aunque la Diputación sigue conservando el 51% de esa empresa. A algunos se les olvidan las cosas.

Jurídicamente hay contradicciones y divergencias sobre lo que puede hacer Egevasa y lo que no. Y así llevamos 20 años, por lo que propuse que acudiéramos al Consell Jurídic Consultiu, que nos aclarara los aspectos legales y entonces tomemos una decisión. Y en eso estamos, esperando al dictamen del Consell Jurídic, porque en caso contrario tendríamos una empresa bloqueada, con trabajadores que yo considero que son de la Diputación porque tenemos el 51% de la empresa.

En cuanto al Consorcio de Bomberos tiene un presidente delegado que está trabajando mucho en esta legislatura, hay algunos problemas, como por ejemplo con los interinos y se están buscando soluciones.  Y las cuestiones que están judicializadas, habrá que esperar a la resolución de un juez, no queda otra.

«Mi experiencia de un gobierno a cuatro bandas es positiva, es más lento todo, te dejas muchos pelos en la gatera»

¿Cómo vivió el día que estalló el caso Alqueria y detuvieron a Jorge Rodríguez?

Fue un día complicado; hubo que  hacer frente a lo que sucedió el 27 de junio. Todos sacamos pecho, le hicimos frente y actuamos en consecuencia en Divalterra.

En Divalterra en esta legislatura se ha hecho muchísimo por sacarla de donde estaba.  Las cosas a veces salen bien y otras ya veremos cómo saldrá. Y aquí recuerdo que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario,  sobre todo para aquellos que van de jueces y fiscales por el mundo. El juez hará su trabajo cuando tenga que hacerlo y mientras hay que respetar la presunción de inocencia.

En Divalterra algunos teníamos la teoría de que había que sacar a esa empresa de la órbita privada, de que tenía que volver a lo público, porque en este caso la órbita privada no funcionó, y es el origen de todos los males.

Hemos puesto en marcha el proceso para que vuelva a la esfera pública. El consejo de administración está trabajando para tener en las próximas semanas un dictamen  de en qué formato pasará a ser público. No es ni bueno ni malo que esté en la esfera privada, pero en Divalterra no ha funcionado bien.

 

Visto con la perspectiva del tiempo, ¿se arrepiente el PSPV-PSOE de no haber cerrado Imelsa – Divalterra en el primer año de legislatura?

No soy de aventurar lo que puede pasar mañana, por lo tanto tampoco soy de ciencia ficción pasada. Se lo que hemos tenido que hacer y lo que hemos hecho. Arrepentirse ahora no sirve de nada, no lo hemos hecho antes y lo hacemos ahora. Es la dirección que se ha tomado.

 

En julio anunciaron, por segunda vez en esta legislatura, el «cierre ordenado» de Divalterra, ¿se ha producido algún avance? ¿se cerrará antes del final de la legislatura o se dejará para el siguiente gobierno que tome posesión en julio?

En esta legislatura se decidirá el ente en el que se volcará Divalterra. Se decidirá el formato jurídico y se procederá. Simultáneamente se procederá a la disolución de Divalterra.

Todo eso pasará a la órbita pública, los empleados saben, y aunque algunos en la oposición se empeñaron en intoxicar, los trabajadores saben que ellos son lo primero, y ese compromiso se va a respetar, y legalmente será factible.

Toni Gaspar
Toni Gaspar

 

¿Cómo es la relación con los tres socios de gobierno?

Mi experiencia de un gobierno a cuatro bandas es positiva, es más lento todo, te dejas muchos pelos en la gatera, porque no siempre es posible lo que tú quieres, pero al final el que se beneficia es el ciudadano, porque acaba siendo útil.

Me he encontrado cómodo, estamos de acuerdo en el 90% de las cosas y el otro 10% es sano, hay cosas en las que no llegas a acuerdos, pero en la inmensa mayoría sí. Antes había quien demonizaba esto, se referían al «tripartito» y «cuatripartito», ahora como parece que si tienen opción de gobernar será también con un tripartito como en Andalucía, pues ya parece que lo del demonio lo llevan mejor.

No me planteo si es bueno o malo, es lo que ha votado la gente y es lo que tenemos que administrar, no admite peros.

 

Han tenido algún episodio en los tribunales como el caso Alqueria o las denuncias al diputado de Compromís Xavier Rius, ¿distorsionan el día a día político?

No hay distorsiones en el día a día. Todo el mundo ha dado las explicaciones que tenía que dar, y cuando algo está en manos de la justicia, yo no soy juez, se espera la decisión. El problema de la política es de quien no ha venido a hacer política, sino a ser juez y fiscal. Yo he venido a hacer política, y cuando cada cual hace lo suyo, todo funciona.

«El problema de la política es de quien no ha venido a hacer política, sino a ser juez y fiscal»

Es alcalde de Faura, de un municipio de 3500 habitantes, los municipios de menor tamaño aseguran que la Diputación es imprescindible, ¿le hacen llegar a usted esas opiniones?

Mientras los que hacen las leyes, de todos los partidos, no lo cambien, lo que tenemos es lo que hay. No hay ninguna institución sagrada, lo importante es servir a los ciudadanos de la mejor manera posible, me da igual cómo se llame y cómo se articule, para eso están los legisladores.

Pero mientras los ilustrados no pontifiquen sobre esto, con sus titulares y sus twitters, yo al frente de una institución como ésta, le tengo el máximo respeto y trato de servir de la mejor manera a los ciudadanos. Me carga ese debate de diputaciones sí o no, porque todos los días hay gente al otro lado del teléfono, hay carreteras que hacer y servicios que dar.

Como alcalde y como presidente digo que hay cosas que mejorar, cosas que simplificar porque sobra burocracia, pero también digo que los municipios pequeños necesitan una serie de servicios y de ayuda que sólo se puede prestar hoy día a través de las diputaciones.

 

¿Percibe un cambio en la imagen pública de la Diputación, de cómo era en 2015 a cómo es ahora?

No es sólo la Diputación, ésta es una de las instituciones que ha cambiado entre mayo de 2015 y mayo de 2019. Han cambiado los tiempos, y sí podrían haber cambiado más seguramente, y no me callo. Algunos han tratado de ser tan maximalistas que acaban por no moverse del sitio donde están.

Tal vez algunos piensan que podríamos haber hecho más, y aseguro que hemos hecho mucho, y en la calle no se tiene la misma sensación que hace cuatro años. Ahora se tiene una sensación de otro tipo de política y otro tipo de gente. Y aún queda mucho por mejorar, pero también es verdad que el mundo ha dado muchas vueltas en cuatro años.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here