Galería de imágenes: Sant Antoni del Porquet en L’Eliana

0
2083

Fotos: Agustín Verdeguer.- Como cada año en enero, el párroco de L’Eliana procedió este fin de semana a la bendición de todos aquellos animales que le han llevado sus amos.

La historia de Sant Antoni se remonta al siglo III – IV, en el Alto Egipto, cuando según la tradición católica, un labrador de posición acomodada, al cumplir los 20 años, repartió sus bienes entre los pobres y, abandonándolo todo, se retiró al desierto. Desde aquel momento, ha quedado como el patrón de los animales domésticos.

Es una de las fiestas con más arraigo y tradición en los pueblos valencianos. En un principio, la bendición era casi exclusiva para los animales de labranza, pero en la actualidad, como estos animales han sido sustituídos prácticamente en su totalidad por máquinas, el acto ha quedado reducido a las mascotas y animales de compañía en general.

No obstante, no es extraño ver acudir no sólo a perros, gatos, pájaros e incluso tortugas y otros animales exóticos, sino también algún que otro caballo que recibe su bautizo anualmente. En L’Eliana, los perros ocupan el primer lugar en la lista de bendiciones.

Junto a la bendición de los animales, es costumbre que los panes pasen por el agua bendita y se reparten entre la gente.

Desde hace una década, la festividad de Sant Antoni se ha trasladado el fin de semana más próximo al día 17 de enero. La evolución de la fiesta y la transformación del ritual han hecho que muchos actos se realicen alrededor de la fiesta del fuego y de la pirotecnia.

Como es el caso del paseo de cohetes por la localidad anunciando el principio de la fiesta o el gran correfocs que representa la parte pagana de la fiesta alrededor de la hoguera. Después del ciclo navideño, la festividad de Sant Antoni es la gran fiesta de invierno en L’Eliana.

Para ver las noticias destacadas del día, haz click aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here