Ribó visita el anillo ciclista, con más del 50 por ciento de las obras acabado

0
899

Ribó destaca que va a conectar todos los carriles bici que llegan al centro y a potenciar la accesibilidad y la circulación sostenible en la ciudad.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, acompañado por el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi ha visitado esta mañana las obras del Anillo Ciclista en los tramos de Plaza de Tetuán, Glorieta y calle Colón. Además de señalar que ya se ha ejecutado más del 50 % de los trabajos, que está previsto concluyan antes de Fallas, Ribó ha destacado que este anillo va a articular y conectar todos los carriles bici que llegan al centro, va a permitir ampliar las aceras para los peatones, ubicar los nuevos intercambiadores de la EMT y potenciar la circulación y la accesibilidad sostenible en la ciudad.

“Hemos podido comprobar en esta visita que el Anillo Ciclista está bastante avanzado, que ya se ha ejecutado más del 50% de unas obras que tienen muchos objetivos al mismo tiempo. El primero es cohesionar todos los carriles bici de la ciudad. Este Anillo va a articular todos los carriles que llegan al centro y permitir su conexión, lo cual es fundamental también para el turismo y la nueva economía que está generando la bicicleta”, ha afirmado el alcalde Joan Ribó, que se ha referido a la constante apertura en la ciudad de negocios de alquiler de bicicletas.

“Cuando estamos construyendo el Anillo ciclista al mismo tiempo estamos pensando en los peatones y estamos ampliando las aceras de una forma significativa, y con eso se cumple un segundo objetivo de que las personas puedan caminar y pasear tranquilamente por todo el centro de la ciudad. Luego hay un tercer objetivo: que las obras del Anillo ciclista también sirven para articular las nuevas paradas de la EMT que serán intercambiadores entre diferentes líneas”, ha remarcado Ribó.

También ha destacado el alcalde que “es una obra que se está ejecutando al ritmo previsto y que va a potenciar mucho la circulación y la accesibilidad sostenible en la ciudad”. Al ser preguntado sobre las molestias causadas por estos trabajos, ha señalado que “cuando estamos haciendo unas obras siempre se reduce la calzada El mensaje que quiero transmitir es que las estamos realizando a gran velocidad, pero como ocurre en cualquier obra algunas molestias son inevitables. Como suele decirse: no se puede hacer una tortilla sin romper algún huevo”.

Ha insistido en que está previsto que los trabajo se acaben antes de las próximas fallas y ha recalcado que “hemos de entender que el espacio urbano es de todas las formas de movilidad y lo hemos de repartir. Si en determinadas calles que hay hasta seis carriles, que se repartan un poco es bueno para la ciudad y todos ganamos con que la gente que va caminando tenga más espacio, con que los ciclistas tengan seguridad para poder circular en su vía y no hayan de ir por la acera, y consiguiendo que también el transporte público tenga sus zonas donde pueda intercambiarse de una forma rápida”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here