Riba-roja suspende la concesión de nuevas licencias para abrir gasolineras, funerarias, bingos, tiendas eróticas o discotecas en el casco urbano

0
839
Riba-roja
Gasolinera en Riba-roja.

El pleno del ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado una propuesta del equipo de gobierno en el que se suspende el otorgamiento de nuevas licencias urbanísticas para la instalación de algunas actividades como gasolineras, funerarias, centros de juego, tiendas eróticas o discotecas en el casco urbano con el objetivo de evitar posibles conflictos vecinales.

La propuesta del gobierno del PSPV ha contado con el respaldo de los partidos de la oposición de Ciudadanos, Compromís, Esquerra Unida y Podemos Riba-roja Puede, el voto contrario del Partido Popular y la abstención de Vox. La suspensión tendrá una vigencia máxima de dos años, cuyo plazo se interrumpirá, con el levantamiento de la suspensión si, transcurrido un año, el plan no se somete a exposición pública.

La modificación puntual número 18 del actual plan general de ordenación urbana (PGOU), aprobado en el año 1996, se realiza por la falta de concreción y por la aparición de los nuevos usos y de mayor sensibilidad de los residentes respecto de las potenciales afecciones de determinadas instalaciones o de actividades que han desencadenado conflictos por las mismas, según indican desde el consistorio.

Desde el Ayuntamiento recalcan que la entrada en vigor de la nueva normativa urbanística de Riba-roja de Turia afectará al núcleo urbano y a las áreas residenciales al quedar definidas ya en el actual planeamiento local urbanístico. “De esta forma, la instalación de las referidas actividades no se podrá llevar a cabo en el casco antiguo, en el interior, en el ensanche, en la Colonia Diamante, en las viviendas unifamiliares aisladas, en las áreas residenciales extensivas de segunda residencia ni tampoco en las zonas de tolerancia industrial. No afectará a las actividades que ya están funcionando en la actualidad”.

La normativa aprobada por el pleno de Riba-roja de Túria recuerda que con su entrada en vigor “aumentará la seguridad jurídica y dirigirá el emplazamiento de aquellas actividades o instalaciones susceptibles de generar conflictos hacia aquellas zonas de ordenación que tengan mayor capacidad de acogerlas. La propuesta refrendada aborda con mayor detalle la regulación de los usos urbanísticos compatibles entre las actividades económicas y las áreas residenciales”.

La puesta en marcha de esta normativa legal pretende evitar, según destacan las mismas fuentes, los conflictos y las molestias que este tipo de actividades o establecimientos hayan podido provocar en el pasado con los vecinos que habitan en sus proximidades. Al mismo tiempo, “esta modificación urbanística intentar reducir al mínimo cualquier posible conflicto que pueda surgir en el futuro entre ambas partes”.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha destacado la necesidad de poner en marcha esta modificación urbanística “por cuanto servirá para compatibilizar la libertad económica sobre apertura de nuevas actividades con los vecinos que habitan en sus proximidades, y por eso se debe delimitar con detalles aquellas áreas del término municipal donde se pueden instalar sin provocar conflictos”.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here