Riba-roja repara con 475.000 euros la piscina de la Mallà a los cuatro años de su inauguración

0
845
Piscina de la Mallà.

El ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha iniciado las obras de reparación y acondicionamiento de la piscina cubierta de la Mallà tras hallar múltiples desperfectos, roturas y deficiencias en unas instalaciones públicas que se inauguraron en 2013.

Los problemas se detectaron en la auditoría técnica externa, en los informes técnicos municipales, los técnicos de la última dirección facultativa de obras y los técnicos deportivos que realizó el actual equipo de gobierno el pasado año.

El presupuesto global para acometer los trabajos de la piscina de la Mallà ronda los 475.000 euros que aportarán las arcas municipales para dar respuesta a las necesidades que presentan estas instalaciones desde hace meses y que la anterior corporación del Partido Popular “no llevó a cabo a pesar de las carencias existentes desde poco tiempo después de entrar en funcionamiento”.

Las obras de mejora y reparación que se están acometiendo actualmente en la Mallà están valoradas en un total de 120.000 euros y están incluidas en una primera fase. Entre ellas, cabe destacar el cambio del panel de la piscina al hallarse el material con presencia de moho y suciedad -3.000 euros-, el cambio de suelo y revestimento de las paredes del gimnasio -15.500 euros-, una dehumectadora -60.000 euros-, un acumulador -otros 20.000 euros-, el rejuntado del suelo de la zona de la piscina -3.000 euros-, los captadores solares para aprovechar la energía y calentar el agua de la piscina -5.000 euros-, y, por último, la compra de una caldera con un coste de 12.000 euros.

Segunda fase

La intervención sobre la piscina requerirá de una segunda fase en la que está prevista una inversión superior que superará con creces los 355.000 euros. Los trabajos que se llevarán a cabo son las modificaciones de la descalcificadora que son necesarias realizar tras una visita de la Conselleria de Sanidad y que alcanzan los 5.000 euros, el acondicionamiento de la zona de los padres y un acceso directo desde las instalaciones con un coste de 150.000 euros y, por último, los cambios en los vestuarios para mejorar el servicio y ofrecer cabinas individuales de duchas por un valor de 200.000 euros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Riba-roja de Túria cierra el presupuesto de 2019 con superávit y deja en cero la deuda municipal

El gobierno de Riba-roja ha lamentado el escaso periodo de tiempo transcurrido entre la inauguración de las instalaciones y las obras de reparación que se han tenido que llevar a cabo actualmente para ofrecer un servicio digno a los usuarios ya que cabe recordar que, además, su construcción supuso un sobrecoste del 71% al pasar de los 3’5 millones de euros presupuestados inicialmente a los 6 millones del final. Además, sufrieron un retraso considerable ya que debían estar plenamente operativas en el año 2007 pero se demoraron hasta 2013, con un retraso de casi 6 años.

La auditoría técnica encargada por el gobierno de Riba-roja a una empresa especializada en este tipo de instalaciones detectó hasta un total de 39 fallos y deficiencias, tanto en la estructuras del edificio como en los aparatos y material técnico que albergan las mismas. De hecho, algunos de los aparatos se adquirieron varios años antes de su puesta en funcionamiento y las garantías técnicas han caducado y, por tanto, se ha tenido que reemplazar por unos nuevos.

El gobierno de Riba-roja ha enfatizado que estas obras “son el reflejo del despilfarro y el descontrol que durante años imperó en el Ayuntamiento del Partido Popular y que ahora sólo tres años después hay que enmendar con unas inversiones notables para que todos los usuarios y los vecinos puedan disfrutar de unas instalaciones dignas para la natación”.

Para ver las noticias destacadas, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here