Riba-roja aprueba la Cuenta General de 2020 con un saldo bancario de 4’6 millones de euros y un remanente de otros 4’4 millones

0
1845

El ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha informado sobre la aprobación de la Cuenta General del ejercicio presupuestario del año 2020 con unos saldos positivos en todos los parámetros de los que consta este documento oficial y en el que destaca un saldo bancario de 4’6 millones de euros y un aumento del remanente municipal que alcanza, actualmente, los 4’4 millones de euros.

El cierre de la Cuenta General del presupuesto del año 2020 de Riba-roja de Túria se ha aprobado en sesión plenaria con el voto del equipo de gobierno del PSPV y el apoyo de Ciudadanos, Compromís y Esquerra Unida y, por último, con la abstención del resto de partidos con representación municipal, es decir, el Partido Popular, Podemos Riba-roja Puede y Vox.

Riba-roja
Ayuntamiento Riba-roja.

Según indican fuentes municipales, la cuenta general es el conjunto de documentos y los estados financieros de una administración pública que se elabora una vez ha finalizado el año presupuestario. Su función es informar con exactitud sobre la situación financiera sobre diversos aspectos fundamentales en el funcionamiento de una administración local, como la situación patrimonial (bienes y derechos), los gastos, ingresos y pérdidas que mantiene, además de la ejecución pormenorizada del presupuesto concluido.

El ayuntamiento de Riba-roja de Túria, informan las mismas fuentes, ha cerrado las cuentas con un superávit económico de 1’4 millones, que se desglosa con los 28 millones de euros en ingresos ordinarios y los 28’3 millones en gastos municipales. Tras los ajustes contables y financieros efectuados, el presupuesto se traduce, finalmente, en el citado superávit de 1’4 millones de euros.

“Estos datos se añaden a las cifras de ejercicios precedentes como los 1’9 millones de superávit obtenido en las cuentas del año 2019, otros 3’1 millones de euros en las cuentas económicas del ejercicio del año 2018 o los 1’5 millones de euros del ejercicio económico de 2017. Por tanto, las cuentas de los últimos años se caracterizan por la consecución de superávits, es decir, los ingresos superan a los gastos ordinarios”, recalcan desde el consistorio.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado “la buena salud financiera” de las arcas municipales de los últimos años “con los superávits que se han conseguido y que han permitido aumentar y mejorar todos los servicios públicos para la atención de los ciudadanos, con una bajada de los impuestos municipales y una atención hacia las personas y familias con menos recursos, e inversiones para los autónomos, las pymes, los polígonos industriales y nuestros comercios”.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here