Regresa a Sala Russafa el divertido cabaret musical de ‘Two ladies or not two ladies’

0
1635

Vuelve a la cartelera ‘Two ladies or not two ladies’, dentro del ‘10é Cicle de Companyies valencianes’ de Sala Russafa. Del 22 al 25 de abril regresa este cabaré musical interpretado por Noèlia Pérez y Josep Zapater, que supuso una auténtica revolución así como la creación de una de las formaciones más activas y personales de la escena valenciana, Cashalada.

La música, el humor, el gamberrismo y la ternura conviven en esta historia sobre una diva de la canción, alcohólica y caótica, que es acompañada en su ‘gira mundial’ por una tímida y talentosa pianista que esconde un secreto. Pronto se establece entre ellas una relación que va creciendo y complicándose al tiempo que hacen suyas, sin miedos ni tapujos, versiones de clásicos como ‘Moon River’, ‘Je ne regrette rien’, ‘With or without you’ o ‘Bésame mucho’, entre otras. Canciones que se complementan con temas originales en una comedia con música en vivo donde la enorme química entre sus protagonistas genera una explosión de entusiasmo y alegría que se expande del escenario al patio de butacas.

Una imagen del espectáculo.

Todo nació en Barcelona, hace unos años, cuando le propusieron a Pérez hacer una pieza de pequeño formato con otra actriz y creó el personaje de esta diva. Era el germen de un cabaré para el que, al llegar a València, tuvo que buscar nueva compañera. “Hacía años que Josep y yo queríamos trabajar juntos. Habíamos coincidido en algunos proyectos y teníamos la intuición de que podíamos congeniar. Le propuse incorporarse al espectáculo y se negó. Le contesté que lo pensara y que le llamaría al día siguiente para que me dijera que sí. Así empezamos los ensayos, sin que él supiera que tenía que hacer de lady”, recuerda la creadora del espectáculo.

“Supo hacerlo tan bien que, poco a poco, parecía que fuera idea mía que el personaje fuera vestido de mujer, aunque llevara barba. Hasta que no llegó con un vestido suyo para que me lo probara, no me di cuenta de que aquello iba en serio”, explica Josep. Y tanto. La complicidad sobre el escenario de los dos artistas fue tal que ‘Two ladies or not two ladies’ se convirtió en un éxito unánime de público y crítica, con temporadas en Madrid y giras por todo el territorio autonómico y nacional. “La avalancha de trabajo era tal que tuvimos que irnos a vivir juntos para poder crear al mismo tiempo que hacíamos las funciones”, explica Pérez. Les llegó una eclosión de encargos para otras formaciones como Albena (L’Aneget lleig y Tic Tac) o Trencadís (Merlín, un musical de leyenda), colaboraciones con creadores como Joan Font y eventos como la presentación del XX aniversario de los Max, entre otros. Y vino regada por una lluvia de reconocimientos a estos trabajos, como dos galardones al Mejor Espectáculo Musical en los Premios Max (2016 y 2018), al Mejor Musical Familiar en los Premios Teatro Musical (2018) y tres Premios Broadway World (2018).

La vuelta a los orígenes de unas ladies inolvidables

Desde la creación de Cashalada a raíz de este espectáculo que ahora vuelve a la cartelera, han sido seis años dedicados casi en exclusiva a la creación e interpretación en los que, según Pérez, ha crecido entre ambos una perfecta compenetración en lo profesional y una verdadera amistad en lo personal: “Josep es un currante nato. Yo meto la parte metódica y él incorpora ese sentido lúdico, el perderle el miedo a jugar con las canciones y entre nosotros cuando estamos creando o en el escenario. Eso se ha convertido en marca de casa, se traslada a todo lo que hacemos y acaba llegando al público”. Una simbiosis que ha llevado a Zapater a dejar en segundo plano otras facetas, como la pertenencia a grupos de rock y de música antigua, para compaginar su participación en el Cor de la Generalitat con la composición, interpretación y dirección musical de espectáculos para Cashalada, en proyectos propios o de encargo. “Si fuera equivalente el esfuerzo al sueldo, en estos años nos hubiéramos hecho con dinero suficiente para comprar vacunas para todo el mundo”, bromea el músico e intérprete.

Sin embargo, durante el confinamiento estuvieron sopesando la posibilidad de cerrar la compañía, pues un par de semanas antes habían estrenado su nueva pieza, Divina aberración, que tuvieron que frenar durante meses. Afortunadamente, otros trabajos como la realización de la BSO del filme valenciano ‘Coses a fer abans de morir’ (Mejor Banda Sonora en los premios de la Academia Valenciana del Audiovisual 2020), les hizo seguir adelante. “Para nosotros recuperar ahora ‘Two ladies or not two ladies’ es un auténtico regalo porque nos permite conectar con lo que fue el punto de arranque de todo esto. Ahora ya somos conscientes de que tenemos un estilo y una personalidad propia. Tenemos la oportunidad de hacer la obra después de haber madurado como compañía, como artistas y como dúo. Así que estamos deseando ver cómo se percibe todo eso sobre el escenario, cómo crece la representación”, explica Pérez.

Del jueves al domingo a las 19:00 horas y con funciones en valenciano, los espectadores de Sala Russafa podrán disfrutar de los dos entrañables protagonistas de esta pieza que contó con la colaboración de Rodolf Sirera y Carles Alfaro en la fase final de su proceso creativo. Vestuario histriónico, momentos delirantes y complicidad con la memoria musical colectiva del público para una propuesta que alterna el humor sensible con el gamberro y que incluye la versión de ‘Yesterday’ “más divertida de la historia de la música”, según el crítico Javier Vallejo (diario El País). Una oportunidad para disfrutar de dos potentes talentos musicales e interpretativos que encuentran el uno en el otro el mayor estímulo para ofrecer lo mejor de sí mismos, como en un buen maridaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here