Quejas de los usuarios por las aglomeraciones formadas en los autobuses que unen Valencia con Silla, Albal, Catarroja, Benetússer y Massanassa

0
1163
Autobús con pasajeros

Los usuarios de la línea de autobús que une Albal, Catarroja, Benetússer, Massanassa y Silla con Valencia continúan con las protestas y denuncias por las aglomeraciones que se producen en los vehículos en horas punta, conforme ha informado el diario Las Provincias.

La ausencia del límite de aforo existente en las líneas metropolitanas mencionadas, hace que los usuarios se quejen por la falta de control que impide que se cumplan con las recomendaciones sanitarias exigidas. Por este motivo, reclaman que haya una mayor frecuencia de paso para solucionar este problema.

Asimismo, los ayuntamientos de los municipios de Albal, Catarroja, Benetússer y Massanassa, trasladaron a la Autoridad del Transporte Metropolitana de Valencia (ATMV) en octubre las quejas de los usuarios.

La situación desde entonces “no ha mejorado”, tal y como ha explicado a Las Provincias un usuario que ha hecho un seguimiento de la situación en el autobús que hace el recorrido desde Catarroja a Valencia. Concretamente, en el tramo horario entre las siete y las ocho de la mañana, durante varias semanas. Conforme ha explicado, en esta franja “los asientos están todos ocupados y el pasillo igual, y a pesar de ello los conductores dejan subir a más personas”.

Sin embargo, a pesar de que este transporte público metropolitano no tiene límite de capacidad, pudiendo tener una ocupación del 100%, los usuarios reclaman que se aumenten los autobuses en las horas punta. Se evitará así que estas situaciones que ocurren a diario se repitan y que aquellos que no quieran subir por precaución puedan coger el próximo sin que la espera sea demasiado larga.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  La Generalitat asigna 11 viviendas protegidas en Gandia, Vilamarxant y València

Todas estas reivindicaciones se trasladaron al último pleno de Catarroja, donde la vicealcaldesa, Lorena Silvent, se remitió a la reunión que mantuvieron los alcaldes de las localidades afectadas con representantes de la empresa concesionaria y de la Autoridad de Transporte Metropolitano de Valencia en octubre.

De igual manera, Silvent explicó sobre las frecuencias, que se les informó que están entre los 10 y 15 minutos, excepto la de la base de Albal. Asimismo, la única medida que se iba a poner en marcha según informó la vicealcaldesa, es la de “instalar cartelería sobre información de que se trata de un espacio ventilado y el uso obligatorio de las mascarillas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here