Quart de Poblet solucionará los problemas de erosión del río Turia con nuevas técnicas de bioingeniería

0
3391
Biorrollos que se instalarán.

Se trata de una disciplina de gestión del paisaje centrada en el uso de materiales vivos como semillas, plantas o partes de estas.

Quart de Poblet y Limne se han propuesto afrontar la erosión de los márgenes del río Turia aplicando técnicas de bioingeniería, una disciplina de gestión del paisaje centrada en el uso de materiales vivos como semillas, plantas, partes de plantas y comunidades vegetales solos o en combinación con materiales inertes.

Ensayando estas técnicas pretenden la estabilización de los taludes más debilitados por las grandes crecidas de caudal que vienen afectando el cauce del Turia los últimos años. El concejal del área de Transición Ecológica y Cambio Climático, Juan Medina, ha destacado que “en un escenario de crisis climática los eventos extremos serán cada vez más frecuentes, por lo que debemos poner en marcha las necesarias estrategias de mitigación a sus ya evidentes consecuencias”. 

Las obras de restauración de la Fundación Limne se han centrado en el uso de biorrollos de fibra de coco prensada y sujetada por una malla biodegradable; estas estructuras cilíndricas se anclan con estacas al tresbolillo, de forma que todos los puntos del rollo queden bien sujetos. Los biorrollos, además, “se revegetan con especies helofíticas que, una vez enraizadas, contribuyen a la estabilidad del margen y a la depuración de las aguas”, según afirman fuentes de la entidad.

Esta protección de taludes y márgenes del río, junto a otras acciones encaradas a la protección de especies de flora amenazada, forman parte de un proyecto seleccionado en la III Convocatoria Medioambiental de CaixaBank y Fundación Bancaja’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí