Quart de Poblet planta frángulas en el río Turia para frenar su extinción

0
2085

Llegaron a contabilizarse únicamente 22 ejemplares en tres localizaciones distintas de la Comunidad Valenciana.

Quart de Poblet se dispone a recuperar una especie autóctona en peligro de extinción. Se trata de la frángula, también conocida como arraclán o avellanillo, un árbol enmarcado en el Catálogo Valenciano de Especies de Flora Amenazadas del que llegaron a contabilizarse únicamente 22 ejemplares en tres localizaciones distintas de la Comunidad Valenciana.

Durante el mes en curso, el equipo técnico de la Fundación Limne ha plantado varias decenas de ejemplares de “Frangula alnus” a orillas del río Turia, en el marco del proyecto “Reservorios de flora amenazada”, seleccionado en la III Convocatoria Medioambiental de CaixaBank y Fundación Bancaja’, que ha permitido albergar esta especie que, actualmente, tiene el mismo estatus legal que el lince ibérico.

El concejal del área de Transición Ecológica y Cambio Climático, Juan Medina, ha destacado que “el esfuerzo conjunto de entidades conservacionistas como Limne y administraciones públicas en proyectos como éste, generan un escenario muy positivo y favorable para la especie, y todo hace indicar que en un futuro no muy lejano podría ser descatalogada como especie en peligro de extinción y pasar a la categoría de especie vulnerable”.

Reproducción «in vitro» tras esta planta se esconden varios años de trabajos y ensayos por parte de los viveros del Servicio de Vida Silvestre de la Generalitat Valenciana, ubicados en Quart de Poblet, que consiguió hace unos años reproducir la planta a través de los escasos ejemplares que se tenían censados originalmente.

La reproducción «in vitro» y el establecimiento de un banco de clones en las instalaciones del Servicio de Vida Silvestre fue posible gracias al Fondo Europeo Agrícola del Fondo Rural (FEADER) como parte del Programa de Desarrollo Rural de la Comunitat Valenciana 2014-2020, generando suficientes plantas para empezar a crear nuevos núcleos poblacionales, como el que establece Limne en el Turia, y de este modo evitar la desaparición de esta especie del Terciario.

La plantación de estos ejemplares además ayudará a estabilizar las márgenes del río disminuyendo el efecto erosivo, moderará la temperatura del agua y ofrecerá refugio y lugares de cría a la fauna local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí