Quart de Poblet, pionero en la reducción de emisiones contaminantes tras cumplir los ODS de la ONU

0
1231

Las actuaciones se han ideado para favorecer la transición ecológica sin impacto alguno sobre el clima.

Quart de Poblet afianza su modelo de neutralidad climática para frenar el cambio climático a través de un desarrollo urbano respetuoso al 100% con el medioambiente y la reducción de la contaminación. Y es que el Ayuntamiento ha avanzado en la transición hacia una economía baja en carbono en todos los sectores y la eficiencia energética y de los recursos; la consolidación de la movilidad urbana sostenible y la conservación del medioambiente.

De este modo, el municipio se ha convertido en pionero al cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas, ONU, y el Pacto Verde Europeo, con el que se impulsan acciones para ser el primer continente con neutralidad climática.

En este sentido, los proyectos incluidos en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado, EDUSI, siguen las directrices de la Comisión Europea y la ONU para lograr una ciudad de futuro, más sostenible y eficiente a todos los niveles. Además, las actuaciones se han ideado para favorecer la transición ecológica sin impacto alguno sobre el clima.

La reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera es una medida fundamental para frenar el calentamiento global. Para lograr este fin, la EDUSI plantea acciones para disminuir el tráfico rodado por el municipio como el aparcamiento disuasorio Balcó del Turia y la colocación de sensores inteligentes de estacionamiento libres en diversas calles.

Asimismo, con estos proyectos, las personas conductoras disponen de espacios para dejar sus vehículos sin necesidad de recorrer el casco urbano y, además, se ahorra tiempo al volante de búsqueda de párking, lo que reduce la huella de carbono.

La remodelación del barrio Río Turia, con la reurbanización de los viales Trafalgar, Villalba de Lugo, Crescencio Rodilla o Sagunto promueve los desplazamientos a pie con la ampliación de aceras, la creación de espacios agradables y de encuentro ciudadano, así como el aumento de las zonas verdes. En este sentido, la apuesta de nuevas zonas con vegetación contribuye a la preservación del medioambiente, ya que el arbolado absorbe CO2.

En cuanto a la eficiencia energética, la remodelación de calles ha conllevado la sustitución de luminarias por luces led de bajo consumo, que también se implantan en los nuevos desarrollos urbanísticos. Por otro lado, Balcó del Turia contará con paneles fotovoltaicos que abastecerán a la infraestructura de una manera limpia y sostenible, sin impacto climático.

Por último, el proyecto Smart City, Ciudad Inteligente Sostenible, plantea la implantación de tecnología para controlar a distancia servicios municipales como el riego o la iluminación, con la que se podrá saber a tiempo real las incidencias que surjan y solucionarlas al instante. De este modo, se gestionarán los recursos de una manera eficiente y sostenible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí