Quart de Poblet aprueba una declaración institucional para reivindicar derechos femeninos con motivo del 8M 

0
938
Celebración del 8M en 2020

Se aprobó en el pleno celebrado el 23 de febrero, por unanimidad de los grupos políticos, y en esta se reivindica y reitera el compromiso municipal con la defensa de los derechos laborales y sociales de las mujeres.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra cada 8 de marzo, Quart de Poblet aprobó en el pleno celebrado el 23 de febrero, por unanimidad de los grupos políticos, una declaración institucional reivindicando y reiterando el compromiso municipal con la defensa de los derechos laborales y sociales de las mujeres.

Una responsabilidad todavía más necesaria a en el actual contexto, puesto que, tal y como se evidenció en el documento, los avances logrados en el campo de la igualdad se están viendo amenazados a causa de la crisis sanitaria que está reforzando desigualdades y vulnerabilidades en los sistemas sociales, políticos y económicos.

La mayor presencia de mujeres en trabajos precarios y de economía sumergida; la carga de cuidados y atención sociosanitaria, incluyendo los no remunerados; la falta de compañía durante el parto; la doble carga laboral al aunar el teletrabajo con la atención de mayores y menores; o la convivencia confinada con sus maltratadores en un contexto de imposición de distanciamiento social son algunas de las situaciones que se expusieron para reflejar esta realidad.

Por todo ello, la corporación municipal se comprometió, como primera puerta a la ciudadanía de las políticas públicas, a realizar un mayor esfuerzo para contribuir a la igualdad real. En este sentido, destacó la necesidad de intensificar desde el municipalismo el desarrollo de un trabajo interseccional y transversal, dotado económicamente a través de la realización de presupuestos con perspectiva de género, reconociendo y asumiendo como propias las iniciativas y acciones del feminismo en todas sus esferas.

Mujeres en el ámbito rural y trabajo en el hogar

Ante las mayores dificultades que enfrentan las mujeres en el ámbito rural, se estableció la necesidad de desarrollar políticas encaminadas a fomentar la ocupación y el emprendimiento, y la educación para la igualdad de oportunidades en este contexto.

También se reclamó la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para la dignificación del trabajo en el hogar y los cuidados y se manifestó la importancia de hacer cumplir la normativa vigente para asegurar salarios igualitarios entre hombres y mujeres.

Además, se invitó a la ciudadanía a reivindicar un futuro sin discriminación por razón de género o sexo, reclamando la necesidad de dotar a las entidades locales de los medios necesarios para llevar a cabo las competencias en materia de igualdad y garantizar el impulso de actuaciones que contribuyan a la convivencia, el progreso y el desarrollo social y económico sostenible.

Por último, otro de los aspectos que se reivindicó en la declaración es la labor transversal que se da en la Comunidad Valenciana en defensa de los derechos de las mujeres, destacando la implicación de hombres y mujeres desde asociaciones vecinales, deportivas, ecologistas, en defensa de la salud, los derechos humanos, el urbanismo, la cultura o la educación.

Una tarea que ha permitido alcanzar cambios estructurales por una sociedad plural, diversa con los derechos de las personas y su autonomía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here