Puçol mejora la imagen de su vereda Mangraners instalando arbustos, flores y plantas 

0
779
Una de las becarias realizando alguno de los trabajos de mejora

La brigada ha contado para este proyecto con dos becarias, alumnas del Programa Municipal de Jardinería, Paula y Ángela, que están realizando parte de sus prácticas en la renovación de la vereda Mangraners.

La vereda Mangraners está cambiando su aspecto. Así, tras haber retirado en invierno parte del seto que separa la vía ciclopeatonal de la huerta, en la segunda quincena de abril la Brigada Municipal está creando isletas de arbustos, flores y plantas. Desde el ayuntamiento explican que el resultado esperado es que sea un paseo “más atractivo, con variedad de plantas propias del Mediterráneo”.

En este proyecto, al que contribuyen dos alumnas del Programa de Jardinería que realizan las prácticas con la brigada, el seto “se instaló cuando se creó la vereda Mangraners como vía ciclo peatonal, paralela al Camí La Mar, un proyecto que se inauguró en enero de 2014; desde entonces se había ido deteriorando hasta resultar poco útil para separar el paseo de los campos adyacentes y, desde luego, su aspecto era poco atractivo”, explica el concejal Paco Salavert.

Para ampliar las zonas verdes y mejorar el aspecto de un camino al mar que es cada vez más utilizado por los vecinos para hacer ejercicio o pasear a pie y en bici, durante los primeros meses del año se ha trabajado en retirar las zonas deterioradas del seto original, con una longitud cercana a tres kilómetros.

Y en la segunda quincena de abril, la Brigada Municipal de Obras y Servicios está realizando la renovación de la vereda Mangraners priorizando un mantenimiento sostenible y una selección de flores, arbustos y plantas acordes al clima donde vivimos.

Salavert ha detallado que “durante el invierno se eliminaron las zonas enfermas del seto, se podaron las que estaban en buen estado y se ha completado la instalación de riego por goteo, con nuevas mangueras y bocas de riego” así, prosigue el concejal, “mientras, los jardineros de la brigada han preparado las flores, plantas y arbustos para las nuevas isletas que salpicarán de colorido la vereda Mangraners”.

Porque esa distribución, en forma de pequeñas islas de gran colorido, es la nueva fórmula elegida: un paisaje más variado y más agradable a la hora de pasear. Pero, sobre todo, adaptado al clima mediterráneo, lo que redunda en un mejor mantenimiento en el futuro y se evitan las especies invasivas, ya que las plantas y arbustos elegidos son: lantana, baya de navidad (photinia red robin), limpiatubos rojo (callistemon), árboles como metrosideros, arbustos de la familia de las rosáceas (cotoneaster horizontalis) y lentisco (pistacia lentiscus).

Además, la brigada ha contado para este proyecto con dos becarias, alumnas del Programa Municipal de Jardinería, Paula y Ángela, que están realizando parte de sus prácticas en la renovación de la vereda Mangraners.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here