Padres de alumnos de varios centros educativos de Torrent denuncian la falta de sistemas de calefacción en las aulas  

0
938
Centro de Educación Infantil y Primaria San Pascual de Torrent.

Ante esta situación, muchos padres han alertado que, si nada cambia, se verán obligados a «no llevar a sus hijos a clase», ya que afirman que «han de anteponer la integridad física de sus hijos por encima de todo».

El Partido Popular de Torrent ha recibido quejas de padres de alumnos de diferentes colegios públicos de la ciudad, como San Pascual, sobre las bajas temperaturas que sufren sus hijos en los centros escolares.

Según detallan los populares en un escrito que han difundido, los padres se han puesto en contacto con la coalición para denunciar que estos centros educativos «no tienen en funcionamiento el sistema de calefacción, alegando diversas causas para esta inactividad». Además, «se suman las medidas anticovid, que hacen necesaria la ventilación natural constante de las aulas, con la consiguiente entrada de aire frío en los edificios en esta época».

En el caso del Centro de Educación Infantil y Primaria San Pascual, ante las reiteradas quejas de los padres, las justificaciones «han pasado de fallos por un cambio en la compañía suministradora de gas al centro, a obras para la mejora de la canalización de este servicio o, la última, las trabas burocráticas por parte del consistorio para poner en marcha este sistema», detallan.

La cuestión es que, la última fecha aportada para poner en marcha la calefacción en este centro, el 1 de diciembre, «se ha cumplido y el sistema sigue sin funcionar». En este caso, según los padres de alumnos, «lo más deplorable, es que han recibido una circular donde se les informa que, de momento, los alumnos han de asistir a clase con abundante ropa de abrigo, dadas las temperaturas de las aulas».

La formación popular urge al Ayuntamiento de Torrent, encargado del mantenimiento de los centros de infantil y primaria, «a solucionar este problema, que supone una amenaza para la salud de los más pequeños y, por supuesto, de los docentes».

Ante esta situación, muchos padres han alertado que, si nada cambia, se verán obligados a «no llevar a sus hijos a clase», ya que afirman que «han de anteponer la integridad física de sus hijos por encima de todo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here