OPINIÓN: PSPV-PSOE Horta Sud: ¿y ahora qué?

0
1253

El cisma abierto ayer en el PSPV-PSOE de Horta Sud deja una difícil papeleta, que debe resolver la dirección provincial, que es la responsable en el escalafón del partido de solventar las disputas en las ejecutivas comarcales.

Las agrupaciones socialistas “disidentes” que han impulsado a Eva Sanz, alcaldesa de Benetússer, como presidenta de la Mancomunitat de l’Horta Sud no son meras comparsas, hablamos de mayorías absolutas como las de Carlos Fernández Bielsa en Mislata, la de Carmen Martínez y Bartolomé Nofuentes en Quart de Poblet, y de otros municipios como Alcàsser, Silla, Sedaví, Catarroja y Paiporta.

En pureza orgánica, romper la disciplina de voto de lo mandado por la ejecutiva comarcal debería acabar en expediente disciplinario y expulsión. Pero eso, obviamente, no ocurrirá, porque el PSOE se dejaría por el camino la mitad de sus alcaldías en las comarca, y el precedente del último alcalde expulsado del partido, Jorge Rodríguez en Ontinyent, acabó en un revolcón electoral histórico en la ciudad para los socialistas. El órdago lanzado por el sector de Bielsa y el 3.0 de Nofuentes no es pequeño.

Y aquí empiezan a surgir los matices, entre ellos el que apunta a que las direcciones comarcales no tienen oficialmente atribuciones para designar candidatos puesto que son una estructura que no tiene ese reconocimiento dentro del PSOE. O más allá, que son los grupos municipales (los concejales electos) y no las agrupaciones municipales (el partido) los que proponen candidatos a la Mancomunidad.

Desde el sector oficialista que encabeza el Secretario General Comarcal, Andrés Campos, próximo a Mercedes Caballero y José Luis Ábalos, se critica que no se asumiera la directriz de la comarcal, y que se ha creado un grave precedente que debe tener consecuencias. Desde el sector ganador, y no oficialista, se critica que no les dejaran presentar internamente a su candidata y dejar que ganara la democracia interna antes de llegar al lamentable espectáculo de ayer.

Mientras, la secretaria general provincial, Mercedes Caballero, guarda silencio en público. La provincial, controlada por los próximos al ministro José Luis Ábalos, en ningún caso desea que la dirección autonómica tome cartas en el asunto, porque ahí los próximos a Puig, y por defecto a Bielsa, podrían ser mayoría.

Difícil papeleta, porque esta no es una crisis que se cierre en falso. Tocará negociar y llegar a acuerdos dentro del partido, pero el bochornoso espectáculo de ayer ya nadie lo borra.

Aunque, claro, siempre habrá quien piense que esto solo es una pequeña escaramuza a nivel local/comarcal para lo que se avecina en la sucesión de Ximo Puig al frente del partido. Una forma de medir fuerzas internas en un “pequeño” campo de batalla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here