Motores de segunda mano con garantía

0
623

Ahora tenemos la posibilidad de comprar motores de segunda mano con garantía, algo que nos da una tranquilidad enorme pues ni es un recambio económico ni ponerlo es barato, lo que nos hace pensar mucho si adquirir uno o no.

Gracias a la garantía sabemos que la tienda que nos los vende va a responder en caso de problemas, lo que siempre es un plus a la hora de tomar la decisión de hacer un cambio de motor cuando el de nuestro coche se ha roto.

¿Dónde podemos comprar un motor usado con garantía?

Encontrar motores usados no es ningún problema. Haciendo una búsqueda rápida en Internet nos saldrán cientos de ellos para cualquier modelo de automóvil, pero hay que saber muy bien dónde hace la transacción.

Si queremos que tenga garantía tal y como dicta la ley no se lo podemos comprar a un particular, pues en este caso no hay garantía. Si nos lo venden roto podríamos iniciar un proceso judicial por vicios ocultos, sin embargo, demostrarlo no es nada fácil.

De este modo, siempre hay que adquirirlo a profesionales y con factura, de forma que sí que se aplicará la garantía legal y será fácil de reclamar si el motor se rompe antes de tiempo porque ya venía con alguna avería cuando lo compramos.

Se puede comprar desde casa

Para obtener un motor de segunda mano a un profesional no tenemos que ir a un desguace ni buscar los más cercanos a nuestro domicilio, puesto que ahora hay webs especializadas en las que se puede comprar desde casa.

Estas páginas suelen tener un buscador de piezas de coche en los cuales solo hay que poner la marca y el modelo, para que nos den un listado de los motores que tienen disponibles en ese momento.

En el caso de que no tengan ninguno, en casi todas nos dan la opción de rellenar un formulario para que nos busquen uno o se pongan en contacto con nosotros cuando entre uno a sus instalaciones.

Lo recibimos en casa o en el taller

Tener garantía en una pieza tan importante es una gran ventaja, pero no lo es menos hacer la compra y recibirlo en casa o en nuestro taller de confianza, pues es un recambio que pesa mucho y no es fácil de transportar.

Así no tendremos que buscar una furgoneta, ni paletizarlo, ni encontrar ayuda para moverlo. Únicamente lo elegimos, lo pagamos y lo dejan donde pidamos, lugar que casi siempre será el taller a no ser que tengamos conocimientos de mecánica y lo montemos nosotros.

El proceso entre que lo compramos y lo recibimos no tarda más de 24-48 horas, pues los envíos se hacen por mensajería urgente, algo que es otra enorme ventaja cuando tenemos el coche parado y lo necesitamos enseguida.

Que un motor se rompa no es algo frecuente, no obstante, a veces pasa y en ese momento uno usado será nuestra salvación. Eso sí, conviene comprárselo a los profesionales que son los únicos que nos darán garantía sobre este recambio, respondiendo si nos lo venden con algún fallo que hace que no funcione bien.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí