Motivos por los que llevar a tu hijo al psicólogo

0
1301

Ser madre o padre es una experiencia única. Es algo que todos sabemos pero no lo entendemos hasta que no lo experimentamos. Se trata de una situación que nos da muchas alegrías, pero también nos provoca ciertas preocupaciones, y es que ser padres, es una tarea difícil.

Existen situaciones que se nos escapan, y por mucho que intentemos educar a nuestros hijos de la mejor manera posible, existen situaciones que se nos escapan. Ya sea por falta de tiempo o de conocimientos, debemos confiar una parte de la educación de nuestros hijos a un profesional.

Así, del mismo modo que confiamos en profesores para que enseñen a nuestros hijos en materia intelectual, la ayuda de un psicólogo infantil puede ser muy útil para que un niño crezca con una buena salud emocional. Se trata de una cualidad que le dará numerosas ventajas para la vida actual.

Atrás quedaron los tiempos en los que acudir al psicólogo era solo de psicópatas. Existen muchas razones por las que un apoyo psicológico le irá genial a tu hijo, y hará que esté más cerca de una vida plena y feliz. Si te estás preguntando si deberías llevar a tu hijo al psicólogo, profesionales psicólogos de Valencia nos dan algunas pautas sobre los motivos que serán clave para que un niño acuda a terapia.

 

Problemas de conducta

Es habitual que los niños presenten en ocasiones rabietas o sean desobedientes en alguna situación. Entre los síntomas más habituales está el negativismo y aunque puede que sea algo transitorio, si está actitud permanece en el tiempo, puede llevar a acarrear problemas.

De este modo, si tu hijo es muy agresivo, no obedece y nunca se pone en el lugar del otro, puede que necesite ayuda psicológica. De hecho, estas conductas es mejor frenarlas cuanto antes. Si llega a adolescente con esta actitud los problemas pueden ser mayores.

Son muchas las ocasiones en las que pensamos que toda esta actitud es fruto de una mala educación, pero conviene consultar con un especialista ya que, hay ciertos trastornos genéticos que pueden llevar a los niños a actuar así. Un buen diagnóstico ayudará a tu hijo a tener una vida más plena.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Wearables, la tecnología que te conecta con tu salud

Cuando existe un proceso de divorcio

Un divorcio es una experiencia que resulta realmente desagradable. Para la pareja que se separa supone un trauma, ya que el cambio que se avecina es enorme. Y si se trata de un cambio enorme para los adultos, para los hijos que sufren este cambio es mucho mayor, ya que no disponen de las herramientas que tenemos los adultos para hacer frente a estos cambios emocionales.

En estas circunstancias los niños tienen más problemas. Se sienten responsables de que una figura paterna se vaya del hogar, y además, crecen en diferentes ambientes educativos, lo que puede generar un trastorno a los más pequeños.

Si ves que tus hijos tiene problemas para adaptarse a la nueva situación, un psicólogo podrá ayudarle a sobrellevar la separación e incluso a enriquecerse aprendiendo nuevas estrategias que le servirán para el resto de su vida.

 

Problemas de aprendizaje

Uno de los problemas que más preocupan a los padres son los problemas en el colegio de sus hijos. Existen varios motivos para el fracaso escolar, y uno de los más habituales suelen ser los problemas de aprendizaje. La señal más notoria para saber si nuestro hijo tiene problemas de aprendizaje es cuando tiene una inteligencia normal pero no consigue adaptarse al ritmo de la clase. En este caso, acudir a un psicólogo será de gran ayuda.

Entre los problemas de aprendizaje más comunes, podemos encontrar varios como los problemas en a lectura, la escritura, el desarrollo del habla… es importante que acudamos a un especialista porque, en algunos casos, puede tratarse de trastornos más serios como la hiperactividad o el autismo.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Los peligros de las dietas"milagro" tras los excesos navideños

Si tiene problemas por bullying

Por desgracia, el acoso escolar está a la orden del día, y tanto las víctimas como los acosadores, recibirán bien una terapia psicológica.En el caso de las víctimas, pueden presentar traumas que les acompañarán de por vida. Por eso, el acudir a un psicólogo puede ayudarles a superar estas circunstancias.

Existen ciertas pistas que nos pueden ayudar a saber si nuestro hijo es víctima de bullying, como el no querer ir al colegio e inventar excusas o que sus calificaciones bajen de repente en la escuela, debido al problema de acoso. Además, también suele ser habitual que los niños presenten inseguridades y complejos que antes no tenían.

En el caso de los acosadores, enterarnos de que nuestros hijos están abusando de otros, también puede llevarnos a pensar que tienen alguna inseguridad que arreglan por medio de la agresividad. En cualquier caso, un profesional podrá ayudar con el problema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here