Más de 500 piezas componen la exposición dedicada a Carlos Pérez en el Centre del Carme

0
461

El Centre del Carme Cultura Contemporània inaugura ‘Viaje a Corfú. Carlos Pérez. El hombre-museo’ una extensa exposición homenaje a Carlos Pérez, que se podrá ver hasta el 24 de mayo en la sala que lleva su nombre desde 2017.

Compuesta por más de 500 piezas, ‘Viaje a Corfú’ propone un recorrido por la trayectoria vital y profesional de Carlos Pérez (València 1947-2013), pedagogo, escritor, museógrafo y experto en las vanguardias artísticas del siglo XX.

La secretaria autonómica de Cultura i Esport, Raquel Tamarit, y el director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, acompañados por los comisarios de la muestra, Francesc Pérez i Moragón y Rafael Ramírez Blanco, han presentado esta mañana la muestra.

Raquel Tamarit manifestó que “esta exposición nos adentra en el pensamiento de una de las personalidades más destacadas de la cultura valenciana de las últimas décadas.

‘Viaje a Corfú’ es una invitación a descubrir los universos de Carlos Pérez, una figura inspiradora para todos los que lo rodearon y una persona clave para la modernización de la museografía y la pedagogía en la cultura”. “Los múltiples registros de Carlos Pérez capaces de conectar con diferentes públicos, empezando por los más pequeños con su colección de juguetes y los talleres que él diseñó”, ha destacado.

Para José Luis Pérez Pont “más que un repaso a su legado ‘Viaje a Corfú’ lo que busca es mostrar quién fue Carlos Pérez a través de sus colecciones, aquellas que le inspiraron y de las que se rodeaba. Su legado lo encontramos en el desarrollo y en el modo en que los centros de arte de hoy se relacionan con los públicos, abandonando los conceptos de alta y baja cultura, integrando a todas las artes y fomentando la participación de todas y todos en la creación”.

“Las prácticas artísticas y pedagógicas de Carlos Pérez han inspirado el proyecto cultural del Centre del Carme, motivo por el cual hace tres años bautizamos esta sala con su nombre”, ha asegurado.

Con la exposición, a través de sus colecciones y trabajos, se ha querido recuperar la mirada aguda, crítica y divertida, la voracidad cultural y el gusto por la vida que lo caracterizaban, junto a una gran capacidad de trabajo y de ilusión por las cosas bien hechas, frente a un ambiente no siempre favorable. Entre los proyectos que no pudo llevar a cabo, había uno vinculado a la isla de Corfú, que ha servido para dar título metafórico a esta exposición.

Según Francesc Pérez i Moragón, “en València en los años 70 había una concepción de las exposiciones, de la museografía, elitista o casi anacrónica.

El IVAM se creó en torno a la figura de Julio González que ya se considera vanguardia, pero él hace otras aportaciones de otras vanguardias europeas, de entre guerras: la fotografía artística o el reportaje fotográfico, el cartelismo, la tipografía como una manera de comunicar o de atraer la atención del público y después la integración de la cultura popular con sus juguetes, el teatro o el circo”, ha indicado.

“Cuestiones que eran habituales para el público pero que en aquél momento no se consideraban que fueran dignas de un museo”, según Pérez.

Los antiguos barrios de su ciudad, alrededor del mercado Central, se marcaron con fuerza en su memoria infantil y aparecerían después en escritos suyos. Del mismo modo, le influyeron desde joven las vivencias en París y la cultura francesa y, más tarde, numerosos viajes, a menudo profesionales, por Europa y América.

Con otros factores, todo ello le alimentó un interés constante por la literatura, el cine, la música y las artes plásticas. En definitiva, una avidez por descubrir la modernidad y una voluntad de hacerla presente e incentivarla en nuestra sociedad.

Como pedagogo, trabajó con niños y niñas con problemas auditivos. Creó a continuación un taller ocupacional y diseñó juguetes infantiles, inspirándose en la lección de Montessori, Decroly o Freinet. Fue director general de Servicios Sociales de la Generalitat (1983-1986).

Entre 1989 y 2013 ejerció varias funciones en el IVAM, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y el MUVIM, y fue comisario, coordinador o colaborador de catálogos en importantes exposiciones, en estos y otros centros de prestigio internacional.

Como escritor, publicó trabajos especialmente creativos como por ejemplo ‘Fish and Chips’ (2004), con dibujos de Marcelo Fuentes; ‘Kembo: incidente en la pista del circo Medrano’ (2010), con ilustraciones de Miguel Calatayud y ‘Buffalo Bill. Romance’ (2003), con collage de Dani Sanchis.

En el itinerario de su fascinación por las vanguardias artísticas, dedicó también una atención especial al poeta Vicente Huidobro (1893-1949). En Madrid, comisarió con Miguel Valle Inclán la exposición ‘Salle XIV. Vicente Huidobro y las artes plásticas’, en 2001, presentada después en Chile.

A raíz de ello, preparó un facsímil de los tres números de la revista ‘Creación/Création’ 1921-1924, fundada y dirigida por el escritor chileno y publicada en Madrid y después en París.

Con motivo de la inauguración de la muestra, Vicente García-Huidobro ofrecerá este viernes una mesa redonda acompañado por Juan Manuel Bonet, Mercè Ibarz y Claustre Rafart, titulada ‘Viaje a Carlos Pérez. El hombre-museo’.

El homenaje que se le dedica con esta exposición se completa con una publicación compuesta por los textos de varias personalidades que lo conocieron y en quienes influyó especialmente como Salvador Albiñana, Adolf Beltran, Juan Manuel Bonet, Vicente Ferrer Azcoiti, Jorge García, Vicente García Huidobro, Mercè Ibarz, Françoise Lévèque, Joan Llinares, Josep Monter y Claustre Rafart.

Además, en una muestra dedicada a Carlos Pérez no puede faltar un proyecto educativo específico. Próximamente se pondrán en marcha unos talleres inspirados en sus diseños de juguetes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here