Maria Josep Amigó: “nos gustaría que la presidencia de la Diputación fuera para Compromís”

0
1486
Maria Josep Amigó
Maria Josep Amigó

Compromís llegó en 2015 al gobierno de la Diputación de Valencia merced al pacto con PSPV-PSOE, EU y Podemos. Cuatro años gestionando diversas áreas, cuyo balance repasamos con la vicepresidenta, Maria Josep Amigó.

¿Qué balance hace de esta legislatura como vicepresidenta y portavoz del grupo de Compromís en la Diputación de Valencia?

El balance es muy positivo, entramos en una institución que era noticia por la corrupción, y suponía un reto entrar a gestionarla. Con el añadido de que todos los grupos que gobernamos llevábamos en nuestro programa electoral acabar con las diputaciones.

Nuestro modelo territorial no es el de las diputaciones provinciales, pero lo cierto es que como no depende de nosotros el eliminarlas, sí dependía gestionarlas de la mejor manera posible.

El cambio era necesario, con el añadido de que somos cuatro los partidos con responsabilidad de gobierno, y eso nos ha dado la posibilidad de dialogar mucho entre cuatro fuerzas de izquierdas y progresistas que tenían claro que no querían que volviera la derecha a gobernar la Diputación de Valencia.

Esto nos ha dado la posibilidad de cambiar muchas cosas, especialmente el clientelismo y el amiguismo. La distribución del dinero no tenía más criterio que el color político de quien gobernaba. El último año completo que gobernó el PP, el 2014,  se distribuyeron en convenios singulares 34 millones de euros sin ningún tipo de criterio objetivo, mientras que en 2019 hemos dejado 800.000 euros, porque sí pueden haber algunas cuestiones que sean singulares, pero no lo que se hacía antes, que tenías que ser del color político del presidente o caerle bien, o ambas cosas.

Uno de nuestros objetivos era aumentar la autonomía municipal, que decidan los alcaldes dónde quieren invertir el dinero porque ellos conocen sus necesidades. Y con criterios objetivos, como el territorio, la tasa de paro, etc. Esto ha propiciado que sea más el dinero que ha llegado a los ayuntamientos, sin que el color político suponga un criterio.

Además, era importante trabajar en corregir desigualdades territoriales, no es igual un municipio del área metropolitana de València que un municipio de interior, por ello la colaboración con la Generalitat nos ha dado la posibilidad de por ejemplo abrir 500 plazas en centros de día, para personas con diversidad funcional o enfermos mentales. Hacía 20 años que no se abría ninguna pública.

 

Se les ha acusado de ser el cajero de la Generalitat, de financiar actuaciones que no son de su competencia y sí de la Generalitat.

Al ciudadano le da igual de donde venga el dinero. Lo que quieren son servicios, mejoras, y hay que prestárselos. Hemos conseguido que se hagan centros en la mayoría de las comarcas, concretamente diez, de día, para personas con diversidad funcional o enfermos mentales, uno está ya construido y los demás en marcha en distintas fases. Eso es lo que valora el ciudadano, no quién ha pagado la obra.

Es una colaboración que nos ha hecho ilusión, porque mejora la calidad de vida de los mayores, con diversidad funcional o enfermos mentales, y también en la escuela pública con una colaboración con la Conselleria de Educación, invirtiendo 23 millones de euros en educación.

 

Se constituyó en octubre de 2018 una comisión bilateral con la Generalitat para tratar las competencias de cada administración y traspasar las impropias, ¿en qué se ha avanzado en estos casi seis meses?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  La Universitat Politècnica de València participa en la creación del Centro del Agua para los Andes

La última reunión fue hace tres semanas, pero con la convocatoria de elecciones tendremos que aparcarlo hasta que se constituya la siguiente legislatura. La Diputación está constituida y estaremos  hasta el mes de julio, pero la Generalitat ya no.

La idea era avanzar sobre competencias, aunque lo cierto es que durante la legislatura se ha avanzado. El peso político de estos cuatro años lo ha marcado la Generalitat y nosotros no hemos políticas diferentes a las del Consell. Tenemos claro cuál  es nuestro papel, potenciar la autonomía municipal y de las mancomunidades.

Está claro que hay que hacer estudios jurídicos y económicos para aquello que supone trasferencias patrimoniales. En el caso del Hospital General hay un consorcio y la gestión la hace la Generalitat, pero es cierto que el dinero llega del Estado a la Diputación y nosotros directamente lo pasamos a ese consorcio. Jurídicamente hay que solucionarlo. En el caso de Bétera ya se llegó a un acuerdo y lo gestiona la Generalitat.

 

¿Están satisfechos con la gestión y los resultados de las áreas que gestiona Compromís?

Sí, sin duda. Para empezar cuando llegamos el área de Medio Ambiente no existía, por ejemplo. En Cultura para nosotros era importante que la oferta, que estaba muy centrada en la ciudad de València, pudiera llegar a los pueblos; hemos llevado la ópera a los pueblos, la Escena Erasmus, conciertos que han ido pasando por municipios y las exposiciones itinerantes que podía pedir cualquier ayuntamiento.

Desde Turismo se han trabajado mucho los itinerarios para conectar municipios y comarcas. En turismo se ha trabajado mucho en el interior y gastronomía, por ejemplo.

También desde Conecta Valencia el que los ayuntamientos tuvieran acceso a la administración online, un trabajo enorme de estos años del departamento de informática.

Eso a grandes rasgos desde algunas de las áreas que gestionamos, si entrara en detalles de cada área no acabaríamos.

 

Lo que se ha llamado el ‘mestizaje’ en los gobiernos de PSOE y Compromís se ha llevado a cabo de manera distinta en la Generalitat que en la Diputación. En la Diputación cada grupo ha gestionado áreas completas, mientras que en la Generalitat se han intercalado altos cargos de cada uno en todas las consellerias. ¿Cómo ha sido el día a día en estos cuatro años? ¿Es mejor que cada grupo gestione sus áreas y luego rinda cuentas a sus socios de gobierno?

A nosotros nos ha funcionado muy bien. En la Diputación no hay la misma estructura con secretarías autonómicas ni direcciones generales, aquí está el diputado provincial de cada área y ya. La mayoría de cosas pasan por el pleno y se aprueban allí, por lo que han tenido que ser consensuadas antes.

Las discrepancias las hemos resuelto sentados en una mesa y llegando a un acuerdo. Porque hemos tenido siempre claro que estábamos obligados a entenderos porque la ciudadanía no iba a comprender que no nos entendiéramos y que volviera el PP. Esto ha potenciado mucho el diálogo.

 

Maria Josep Amigó
Maria Josep Amigó

El modelo territorial de Compromís está claro y es público. En estos cuatro años ha tenido ocasión de visitar muchos pueblos y hablar con muchos alcaldes,  ¿tiene la percepción de que los ayuntamientos necesitan un soporte, un apoyo, se llame Diputación, Mancomunidad o de otra manera?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  "Improvisación", "nos da la razón" o "los trabajadores no son culpables", reacciones al cierre de Divalterra

Los ayuntamientos necesitan respaldo, sobre todo en material de personal, pero no necesariamente de la Diputación. Los recursos que reparte la Diputación vienen directamente del Estado, con lo que se podrían distribuir directamente entre los ayuntamientos.

Y en cuanto a la carencia de personal, habría que suplirla con mancomunidades que tuvieran personal  que compartieran entre los municipios. Yo soy concejal de Bonrepós i Mirambell, y pertenecemos a una mancomunidad, la del Carraixet, en la que compartimos el técnico ambiental, un ingeniero y técnicos de servicios sociales. Eso se puede solventar y mancomunar más técnicos y servicios.

 

Remontándonos algo más de un año, ¿cómo recuerda el día que estalló el caso Alquería con la detención de Jorge Rodríguez y parte de su equipo?

La recuerdo como un día muy triste. Habíamos trabajado mucho, y algo así te trastoca. Primero fue sorpresa y el estupor de no saber qué pasaba.

Yo confío en que la justicia pondrá las cosas en su sitio, porque nosotros siempre hemos defendido que se ha gestionado con pulcritud el dinero público, que de ninguna manera se ha gestionado como hacía antes el ‘yonki del dinero’. Nosotros pusimos orden en Divalterra para apoyar desde esta empresa pública a los ayuntamientos.

 

Visto con perspectiva, ¿se arrepienten de no haber cerrado Divalterra en el primer año de legislatura?

En aquel momento consideramos que era un instrumento que bien gestionado podía funcionar y por ello no la liquidamos. La labor de las personas que trabajan en Divalterra era y es importante para los municipios.

Se podían haber cambiado muchas cosas, pero todo lo que se hizo fue para liquidar una etapa de corrupción, y desde Divalterra se ha gestionado el dinero público con pulcritud, y su trabajo es muy positivo.

 

En julio se anunció el ‘cierre ordenado’ de Divalterra. ¿En qué se ha avanzado en nueve meses?

Hay cosas que van más despacio de lo que nosotros quisiéramos. La administración es una maquinaria tan pesada y la burocracia tan grande que, a veces, te marcas unos objetivos y no puedes cumplirlos.

Políticamente nos hemos apartado del consejo de administración, se está trabajando. Pero no creo que de aquí a julio de tiempo a liquidar Divalterra. Será algo que se  tenga que finalizar en la próxima legislatura, porque aquí nadie piensa en abandonar, queremos que continúe un gobierno de izquierdas y continuar la labor de estos cuatro años.

 

La judicialización de la política les ha tocado de cerca en esta legislatura con el caso de Xavi Rius, investigado por un juzgado, ¿qué opinión le merece la situación?

Hace unos días archivaron una de las querellas que se interpusieron contra Xavi Rius. Es lamentable que el PP o Ciudadanos hagan oposición desde los tribunales, cuando no hay una base para denunciar.

Xavi Rius ha sido muy castigado en este tema, él tenía clarísimo que no había cometido ninguna irregularidad. Confío en la justicia completamente y se seguirán archivando, porque confío en su gestión y en que no ha cometido ninguna ilegalidad de tipo penal.

 

Casos como el de Xavi Rius, o el de hace dos semanas con la actuación de la fiscalía contra Isabel García (PSOE), ¿alteran la convivencia del pacto entre los cuatro partidos?

Siempre ha habido un respaldo entre los cuatro partido cuando ha salido cualquier tema de estos. En el de Xavi Rius estaba segura de que se iba a ir archivando, y espero que en el caso de Isabel García también se solvente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Cheste impulsa la agilización de los trámites para la instalación del centro logístico de Lidl

Todos estamos expuestos a que esto pase, y lo hemos comentado muchas veces. Cuando detuvieron al presidente Jorge Rodríguez podrían haber detenido a todo el consejo de administración donde estábamos varios diputados, fue un criterio que dependió del juez, exclusivamente.

Que te llamen a declarar como investigado te permite tener derechos, no quiere decir que automáticamente seas culpable.

 

Una de las máximas del presidente Toni Gaspar es ‘pelear’ contra la excesiva burocratización de la administración pública, la Diputación incluida, y simplificar procesos, ¿comparte su visión y preocupación?

Sí, absolutamente, y es que nosotros como alcaldes o concejales de municipios lo padecemos. Hemos avanzado mucho para concentrar procedimientos para ayudas, por ejemplo en Cultura  se sacan todas las subvenciones en una sola orden de forma anual y solventar todo en una sola resolución. Es cierto que habría que concentrar algo más, como los SOM que son bienales.

 

Desde el punto de vista de Compromís, ¿qué perspectivas tiene en los comicios de mayo en el ámbito municipal , y que afecten por lo tanto a la composición de la Diputación?

Nos gustaría poder tener la presidencia de la Diputación. Trabajamos para tener el mayor número de alcaldes y concejales, y que eso se traduzca en más diputados provinciales y tener así la presidencia, sea yo o cualquier otro compañero.

Confío en que nuestro peso municipal nos permita tener algo más de los seis diputados provinciales que tenemos actualmente.

 

Valencia y Horta son los que más diputados provinciales reparten al tener mayor población, y donde Compromís tiene más presencia, pero se complica especialmente en comarcas de interior donde no presenta candidatura en bastantes municipios.

Poco a poco en las comarcas de interior vamos haciendo nuestro camino y tenemos ya alcaldías importantes como es el caso de Chiva. Igual damos la sorpresa en algún otro municipio.

La gente de las comarcas castellano parlantes cada vez tiene más claro que Compromís no es sinónimo de que si no me hablas en valenciano no te voy a escuchar. Gobernamos para todos, sin excepción.

Es cierto que el reparto de diputados provinciales nos puede dificultar la labor, pero no perdemos la esperanza porque tenemos claro que la fragmentación de la derecha abre un escenario nuevo.

 

¿Dónde veremos a Maria Jose Amigó en la próxima legislatura?

Donde mis compañeros y la ciudadanía quiera. Soy una persona muy municipalista, hace 20 años que soy concejal o alcaldesa de mi municipio, me gusta mucho la política municipal. Mi paso por la vicepresidencia de la Diputación me ha permitido tener contacto con todos los pueblos y ciudades de la provincia y eso me ha dado una amplitud de miras y de perspectiva enorme.

Si me piden que vuelva a la Diputación lo haré, si me quedo en municipio también lo haré, porque además yo tengo mi trabajo, soy abogada y no he dejado de ejercer mi profesión en ningún momento. La política al final es vocación de servicio, no luchas desde un municipio de 3500  habitantes como Bonrepós i Mirambell si no piensas que de verdad puedes conseguir algo para tus vecinos.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here