Marcelino, más dudas que certezas

0
1389
Un lance del Valencia - Leganés. Foto Valencia CF
Un lance del Valencia - Leganés. Foto Valencia CF

13 partidos oficiales después en el año del centenario, ni los más pesimistas podían pensar que solo llevaríamos una victoria. Es tal el shock, que a pesar de tan pobres números, nadie de manera clara y rotunda, apuesta en estos momentos por la destitución del manager deportivo (es el entrenador y el secretario técnico…) del Valencia CF, Marcelino García Toral.

Otros equipos también empezaron mal, como el Levante UD, su entrenador hizo cambios tácticos y ya son cuatro las victorias consecutivas que llevan los granotas. El Valencia no carbura, no genera ocasiones y no parece que la vaina vaya con los jugadores, faltos del coraje y la autoexigencia que tanto se espera en estos duros momentos de ellos, por parte de la afición y que tan bien representaba el año pasado, el querido Simone Zaza.

En Valencia, tan proclives a quemar la falla a las primeras de cambio, nos hemos vuelto más cautos, manera de actuar que suele ser más beneficiosa que negativa a la larga, pero es que analizando este comienzo de liga, cuesta ver una acción positiva de Marcelino en la gestión de la plantilla. La poca continuidad de Piccini en el lateral derecho, cuando no tiene otro; la mala planificación a la hora de confeccionar el equipo, jugando hasta tres jugadores en posiciones no naturales para ellos, el pasado sábado en San Mamés; el empecinamiento en no sentar a Parejo o no arroparlo con otro medio, aunque sea cambiando el sistema, para que se noten menos sus continuas pérdidas de balón; el jugar constantemente con dos delanteros, sin ningún jugador de banda capaz de colgar un balón, siendo poquísimas las ocasiones que el equipo genera por partido; el cambiar constantemente de pareja de atacantes, en un puesto tan delicado donde el jugador necesita total seguridad… Nada de lo mencionado anteriormente ha sido bien gestionado por el entrenador, dando la sensación de que todo se lo juega a la vuelta de Guedes y que este con su calidad y velocidad, consiga marcar las diferencias en ataque. Un balance muy triste para todo un entrenador del Valencia, se llame como se llame.

Por lo positivo nos quedaremos con Neto, en excelente estado de forma, la consolidación de una pareja de centrales solvente como Garay y Paulista y un Gayà, que a falta de líderes, está cogiendo ese rol tanto dentro como fuera del campo.

Esperemos que contra el Girona llegue la primera victoria en Mestalla y que sea el principio de una racha positiva que nos haga mirar a las plazas europeas más de cerca, aunque para mí, pase lo que pase, Marcelino habrá perdido mucha credibilidad como entrenador de futuro para el Valencia, con este errático comienzo de liga.

Amunt València!

Manuel Sierra Tamarit

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here