Mamen Peris: «no ha cambiado nada, en esta legislatura se ha vuelto a detener a un presidente de la Diputación»

0
982
Mamen Peris
Mamen Peris

Mamen Peris es concejal de Ciudadanos en Alboraya y la única diputada provincial de este partido tras la marcha de José Enrique Aguar hace algo más de un año a los no adscritos.

Ha hecho una oposición crítica al gobierno de la Diputación de Valencia, aunque también lo ha apoyado cuando lo ha considerado positivo, como se encarga de recalcar. Aún así, su balance de legislatura no acaba en alabanzas para PSVP-PSOE y Compromís.

 

¿Qué balance de legislatura hace del gobierno a cuatro bandas de PSPV-PSOE, Compromís, Esquerra Unida y València en Comú?

En primer lugar yo no doy por acabada la legislatura como sí parece que han hecho ya los partidos en el gobierno, quedan seis meses en los que se pueden hacer muchas cosas. La primera palabra que me sale al hacer balance es decepción, porque siento que este gobierno ha engañado a los valencianos, son los que venían a cambiarlo todo, y en realidad poco han cambiado. Sobre todo han cambiado lo superfluo.

No han cambiado las cosas sustanciales, y pongo un ejemplo, eso que venden de que han quitado las subvenciones nominativas, no es un logro, es una obligación legal, porque no se puede repartir el dinero como un presidente estime conveniente.

El cambio real espero que se hará en cinco meses, porque esta ha sido una legislatura perdida, entraron prometiendo muchas cosas que no han hecho realidad,  y ahora se lamentan por no haber hecho los deberes, se lamentan por no poder transferir el Hospital General, porque no hicieron los deberes el primer día, ni con el Hospital psiquiátrico de Bétera, ni con los museos. No ha habido voluntad.

«Si los casos de Rius o Bort ocurren con Oltra en la oposición habrían pedido dimisiones y se hubieran puesto camisetas»

 

¿Y el balance de su trabajo desde Ciudadanos?

Hemos hecho una política útil, y cuando han habido propuestas que sumaban y beneficiaban las hemos apoyado sin ningún complejo, vinieran del partido que vinieran.

Entre lo bueno que me llevo ha sido el poder trabajar con los 56 concejales de mi partido pisando la realidad, que es como salen las mejores propuestas. Queda aún mucho por hacer en estos meses.

 

¿Qué se puede hacer con un sólo diputado y que además es oposición en el día a día?

Te conviertes en un todo terreno, y más en mi caso, en el que no he abandonado mi profesión. Yo solicité desde el primer día una dedicación parcial, pero lo vivo con pasión porque soy una apasionada del municipalismo.

Intentas llegar a todo, pero tenemos la limitación del tiempo, y sin abandonar mi profesión como abogada, sobre todo porque me ayuda a tener los pies en el suelo.

 

Mamen Peris
Mamen Peris

La palabra con la que definió en el pleno los presupuestos de 2019 de la Diputación fue «decepcionantes». ¿Por qué?

Son decepcionantes porque son un corta y pega del presupuesto anterior, reflejo de un gobierno que trabaja en compartimentos estancos, «no me toques mi parcela y no te tocaré la tuya», y eso se traduce en que no existe un proyecto provincial.

Por ejemplo es verdad que se han eliminado los convenios singulares con los ayuntamientos, y se llenan la boca, pero no se han eliminado completamente, porque se han ido 1,1 millones de euros en convenios singulares con asociaciones que han ido a financiar el pancatalanismo, algo vergonzoso.

 

La excusa del presidente, Toni Gaspar, es que esos convenios vienen de años atrás.

Desconozco muchos de ellos porque cuando pedimos los expedientes nos los niegan. Nos gastamos 1 millón de euros en transparencia todos los años, pero hay datos que continúan siendo opacos.

Y la excusa de que vienen de ejercicios atrás, habiendo sido el Presidente durante tres años diputado responsable de Hacienda, y por lo tanto de los presupuestos, es algo que se contesta por si solo.

«Se han ido 1,1 millones de euros en convenios con asociaciones para financiar el pancatalanismo»

Entre esas ayudas ha criticado algunas muy concretas, como la que se da a Acció Cultural y otras en esa línea. ¿Por ser asociaciones teóricamente vinculadas al catalanismo o porque la Diputación no debe salir de la ayuda municipalista?

Si una asociación cumple los requisitos de una convocatoria se le debe dar esa subvención, por supuesto. Pero se ha de gobernar para todos, y una de las críticas que le hago a este gobierno, especialmente a Compromís, con un PSOE puesto de perfil, es que el dinero de los valencianos no está para subvencionar asociaciones pancatalanistas.

Otra cosa es para qué sirve la subvención. Hablamos de conceder subvenciones, pero se les debe hacer un seguimiento, ¿se ha cumplido la finalidad, hemos hecho una auditoría del destino final del dinero? Cuando digo que es un gobierno decepcionante es porque esta es otra de las cosas que ni se ha intentado hacer. Es una propuesta que en Ciudadanos hemos hecho durante la legislatura, que nos han aprobado pero que se ha quedado en papel mojado.

El primer mandato legal de una Diputación es atender las necesidades básicas de los municipios de menos de 10.000 habitantes, y eso sería lo primero que habría que ver si lo estamos haciendo bien. Dicen que las encuestas a los alcaldes son satisfactorias, y ¡claro que sí! como va a estar un alcalde en contra de recibir dinero, pero hay que hacerlo con objetividad y viendo si cumplimos las funciones que la ley nos  encomienda, y entre ellas no están las competencias impropias.

 

El debate de diputaciones sí o diputaciones no ha estado presente toda la legislatura, ¿cuál es su postura?

La eliminación de las diputaciones sólo se puede hacer desde las Cortes, con una reforma de la Constitución. En estos momentos eso es difícil.

Pero antes hay que preguntarse si de verdad los partidos que nos gobiernan quieren eliminar las diputaciones.

 

¿Qué opinión le merece la creación de una comisión bilateral Diputación – Generalitat para coordinar presupuestos y hablar de competencias?

Es otro titular, porque a menos de un año de las elecciones habiendo tenido toda la legislatura, crear un organismo del que no informan ni dan opción a la oposición a participar, es una muestra más de que e no se cree en el proyecto, simplemente se busca el titular.

Cuando hablamos de transferencias reales hay que tener una hoja de ruta, no la tienen porque en cuatro años no la han hecho. Hay cosas mucho  más fáciles como los museos, que no han querido abordar en tres años y medio, y otras que es cierto que es más complicado como el Hospital General por los famosos 100 millones que se reciben del Estado.

Cuando he dicho que la Diputación es el cajero de la Generalitat, he defendido que a un valenciano le da igual de dónde venga el dinero , porque lo importante es un centro de salud o un colegio, y da igual quién lo pague, porque el dinero sale de los ciudadanos. Pero el reproche es porque un cajero es algo impersonal, vas, le sacas el dinero y ya, y eso no puede ser. Si yo quiero colaborar como Diputación tendré que priorizar y hacer un seguimiento. Se han destinado millones de euros y no sabemos por qué se han elegido unos centros escolares o sanitarios de unos municipios sobre otros. Lo que pedimos es que se hicieran comisiones de trabajo para detectar dónde hacían falta realmente estas inversiones, sin tener en cuenta el signo político del ayuntamiento.

Eso ha sido un error de Compromís en el que nuevamente el PSOE se ha puesto de perfil y han acabado gobernando para los suyos.

Comprendo que les es difícil porque con el batiburrillo de partidos que hay, con aclararse en cómo se repartían los sillones ya tuvieron bastante.  Después con trabajar cada uno de forma independiente, sin proyecto de conjunto, tienen suficiente.

 

¿Tan pocas cosas han cambiado en tres años y medio?

PSOE y Compromís sólo tenían una cosa en común, desbancar al PP. Y desde Ciudadanos teníamos claro que el PP no podía seguir dirigiendo esta casa, porque todos recordábamos la etapa anterior y la situación creada. Nosotros apostábamos por una regeneración democrática, y nos creímos que podía cambiar.

Pero no ha cambiado nada. Recordemos que en esta legislatura se ha vuelto a detener a un presidente de la Diputación, otra vez tenemos a diputados del gobierno investigados por los tribunales por prevaricación administrativa o fraccionamiento de contratos. Han heredado los vicios que criticaban cuando estaban en la oposición.

«Compromís ha gobernado para los suyos y el PSOE se ha puesto de perfil»

Cuando se hizo la primera denuncia sobre los contratos de alta dirección de Divalterra, ¿pensaba que iba a acabar con la detención de Jorge Rodríguez?

Divalterra tenía un problema, y lo hicieron más grande por no tomárselo en serio. Ciudadanos, a través del consejero que teníamos hacía tiempo que advertíamos que las cosas no se estaban haciendo bien. Llegó un momento en el que se nos negó información y tuvimos que recurrir a presentarnos con un notario. Cuando nos dieron la documentación vimos que las irregularidades eran graves, porque gastar unos 2 millones de euros vulnerando presuntamente la ley, es grave. Nuestra obligación era denunciarlo. A partir de ahí, el resto está bajo secreto de sumario, entrar a valorar si la detención del presidente era correcta o no sólo lo puede saber el juez instructor, el fiscal y las personas que han llevado a cabo las investigaciones, nadie más puede valorarlo, y es muy imprudente sin tener la información hacer apreciaciones jurídicas. Cuando se toma una medida como la del secreto del sumario es porque los hechos son graves.

 

¿Se tenía que haber cerrado antes Divalterra? ¿Se cerrará antes del final de la legislatura como aseguró a ComarcalCV Toni Gaspar?

Nosotros no sólo denunciamos, damos soluciones. No hacemos la crítica fácil, el y tú más como otros. Nosotros le dimos al presidente una hoja de ruta para Divalterra.

El problema es que se fueron del derecho administrativo al derecho mercantil. Nunca debió abandonarse la senda del derecho administrativo para gestionar Divalterra. Para entendernos, cuando intentas no estar controlado ni fiscalizado por los controles legales de una administración pública, puedes acabar haciendo lo que no debes. Y se olvidaron que era dinero público.

El problema de Divalterra es que se trató de contratar a una serie de personas con contratos de alta dirección con dinero público. La solución la tenían el primer día, nutriéndola de técnicos y apartando a los políticos. Da igual que hablemos de prevención de incendios que de turismo, son trabajos eminentemente técnicos, pero querían controlarlo todo políticamente.

 

¿Habrá un consenso político para solucionar el problema de Divalterra?

Tiene que ser posible un consenso político. Se está buscando, como también se está haciendo para Egevasa.

 

Compromís también ha tenido sus problemas judiciales, especialmente en la figura de Xavier Rius. ¿Qué opina de este caso?

Un partido político presentó una querella  y lo cierto es que el juez la ha admitido a trámite. Ahora se le tomará declaración en calidad de investigado al diputado y veremos qué sale.

Lo que me da pena es que no haya responsabilidades políticas. En este caso y en el del diputado que llevó a reparar sus coche a los talleres de la Diputación, lo ha reconocido, y es algo políticamente reprobable.

 

Igual que dimitió Jorge Rodríguez, ¿debería haber dimitido Xavier Rius y Josep Bort?

Yo no entro en la dinámica de otros partidos. Sé que en Ciudadanos los hubieran cesado inmediatamente. También es cierto que si esto pasa estando Mónica Oltra en la oposición desde luego hubiera pedido dimisiones, se hubiera puesto camisetas, y ahora hay un silencio pasmoso, nadie dice nada.

 

En materia económica, la diputación está saneada pero los proveedores cada vez cobran más tarde. ¿Es la ley de contratación la única responsable?

Cuando no se han hecho los deberes a tiempo llegan medidas que efectivamente te pueden bloquear. La ley no ha llegado por ciencia infusa, llevaba un periodo de adaptación y en la Diputación no se tomaron las medidas para adaptarse.

La culpa no es de la ley, no se ha previsto como dotar de personal a intervención para que no hubiera el embudo que existe en los pagos a proveedores. Un ejemplo más de la falta de proyecto, hincharon de personal otros departamentos, pero justamente donde hacía falta complementar con más personal, no se hizo una previsión.

Y a eso se une el que no se escucha a los funcionarios en la Diputación. Se ha menospreciado a los funcionarios que por mérito y capacidad ocupan su puesto, conocen la dinámica y eso pasa factura.  Toni Gaspar era el responsable de Hacienda desde el primer día de la legislatura, no puede lamentarse ahora por no haber previsto lo que iba a ocurrir.

Desde intervención se fiscaliza y se hace minuciosamente, lo que debería dar tranquilidad a todos. La cuestión es que hemos pasado de un extremo a otro, del todo vale a mirar con lupa. Pero la ley obliga a mirar con lupa. El problema está en que tal vez no se creyeron que habría que aplicar la ley un día.

 

¿Qué expectativas tiene Ciudadanos en las elecciones municipales de mayo?

Si nos guiamos por las encuestas son buenas, pero hay que ser prudente y tener los pies en el suelo. Continuaremos trabajando en un proyecto de centro, con sentido común en los meses que  faltan, tenemos la alcaldía en siete municipios y me alegra mucho ver todo lo que han sido capaces de hacer, han recuperado la dignidad del político.

 

¿En qué lista la veremos a Mamen Peris en mayo, municipal o autonómica?

Es pronto, pero estoy a disposición del partido. Me siento satisfecha el estar en un partido que prioriza tener un buen programa y luego elegir candidatos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here