Los vecinos que se oponen al bingo frente un instituto en Burjassot afirman que podría ser «ilegal» y piden que se revise la normativa

0
1533
Instituto el Comarcal de Burjassot frente al que se ubica el bingo

Estos denunciantes iniciaron hace unos meses una recogida de firmas a través de Change.org con el objetivo de que no se iniciara su construcción.

La polémica sobre la ubicación de un bingo frente al Instituto el Comarcal de Burjassot y a escasos metros de un colegio en la avenida María Ros, se ha vuelto a poner sobre la mesa ante su próxima apertura.

Asimismo, estos denunciantes, que iniciaron hace unos meses una recogida de firmas a través de Change.org con el objetivo de que no se iniciase su construcción, alegan ahora que además el negocio podría ser «ilegal».

Concretamente, según ha informado el diario Las Provincias, los vecinos citan la Ley 1/2020 del 11 de junio de la Generalitat, en su apartado 6 del artículo 45 señala que los bingos «no podrán ubicarse a menos de 500 metros de otro local de apuestas» y afirman que un negocio con las mismas características «se encuentra a 366 metros, no cumpliendo por tanto con dicha distancia perimetral».

Recordemos que en la petición que presentaron a través de change.org, que estaba dirigida expresamente al alcalde Rafa García, explicaban que este tipo de negocios «son claramente negativos para el bien común», pues únicamente «propician y fomentan la ludopatía». Por esto, detallaban que, «manifestamos rotundamente nuestra convicción de que un negocio de juegos y apuestas no debe instalarse en las inmediaciones de centros educativos, ya que sólo puede contribuir a fomentar la conducta de juego y, a fortiori, la ludopatía entre nuestros jóvenes, particularmente vulnerables al desarrollo de conductas adictivas y, por eso mismo, de especial protección por parte de las autoridades públicas».

En este escrito, alegaban a que la responsabilidad moral de las autoridades de gobierno municipal «no puede quedar al margen en este caso, debiendo materializarse en una respuesta negativa a la solicitud de concesión de licencia que se haya podido presentar ante el consistorio de Burjassot o, caso de haberse concedido, en su paralización, al menos de manera cautelar hasta que se hayan agotado todas las vías administrativo-legales necesarias que deban emprenderse para evitar su apertura».

«En aras del bien común, velando sobre todo por la integridad de nuestros jóvenes, le instamos a que el Ayuntamiento de Burjassot, y Ud. personalmente como Alcalde, emprendan las acciones oportunas para que la licencia o, si es el caso, la apertura, del proyectado negocio no prosperen», concluían.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here