Los Premios Planeta 2018 en Valencia

0
1920

Ayer, día 21 de noviembre, el ganador y la finalista del premio Planeta 2018, el certamen literario mejor dotado económicamente de España, presentaron sus obras ante la prensa valenciana y firmaron ejemplares en distintos establecimientos dedicados a la venta de libros.

Es una de las etapas iniciales del tour que el ganador del año pasado, Javier Sierra, le anticipó al ganador de este año, el valenciano Santiago Posteguillo cuando le felicitó en la reciente gala en la que se dio a conocer el fallo del jurado: “felicidades, ahora te toca recorrer 52 ciudades y 90.000 kilómetros”.

En una reunión con los medios escritos de nuestra ciudad, Santiago Posteguillo y Ayanta Barilli se mostraron contentos con el galardón e ilusionados con la larga tarea de difusión de su obra literaria que ambos emprenden.

Ambos coincidieron en que lo mejor de este premio, por encima del reconocimiento literario de un jurado tan prestigioso y de la importante dotación económica del mismo, 601.000€ para el ganador y 150.00€ para la finalista, es la oportunidad de que su obra sea conocida por un nuevo y nutrido grupo de lectores que, tal vez, sólo por su firma, no decidirían leerla. De hecho, la editorial nos confirmó que, a pesar del poco tiempo transcurrido desde su primera edición, ya han impreso la tercera de ambos volúmenes.

Los autores

Santiago Posteguillo, con J. C. Morenilla

Santiago Posteguillo es un profesor muy respetado y querido de la Universidad Jaume I de Castellón donde imparte clases de Literatura Clásica Inglesa. Con Yo, Julia consigue su primer Premio Planeta. Es un avezado escritor de novela histórica, autor de dos importantes trilogías sobre las figuras de Escipión el Africano, el general romano que derrotó a Aníbal, y otra del emperador de origen hispano Trajano. Planeta ha hecho de estas obras numerosas ediciones y sus lectores y admiradores se cuentan por millones.

Nos confesó que se encuentra atrapado en una etapa histórica y en una cultura, la del imperio Romano, que le apasiona y de la que probablemente seguirá escribiendo, pero que a lo largo de sus investigaciones ha descubierto que “muchas mujeres relevantes en la Historia fueron silenciadas por los historiadores de todas las épocas, simplemente por ser mujeres”.

“¿Por qué todo el mundo conoce la historia de Cleopatra y no la de Julia?”, se preguntaba, “porque Cleopatra, que fue la amante de Cesar y Marco Antonio, fue derrotada y terminó suicidándose”, “Julia, sin embargo, fue una ganadora, que derrotó con su inteligencia y tenacidad a muchos hombres de su época y eso se silencia en la Historia escrita por los hombres”

Le pregunté cuándo había descubierto a Julia en sus investigaciones literarias y cuándo tomó la decisión de contar su vida y si ésta continuaría. Santiago Posteguillo contestó con enorme convicción, hasta con pasión: “poco a poco, en mi investigación, fui descubriendo historias de mujeres extraordinarias cuyos méritos e influencia habían sido silenciadas por su condición femenina, así que no sé si escribiré más sobre Julia, pero sí sé que seguiré escribiendo sobre el Imperio Romano y que las protagonistas de mis novelas serán siempre mujeres”. Es un deber que el autor se impone ante lo que califica como una terrible injusticia histórica.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  La Segunda Expedición, de Alan Pitronello

En el repaso de su obra confirmó que todos los datos, los grabados, los planos y las monedas que se exhiben en la misma son estrictamente exactos y corresponden  a originales auténticos dibujados especialmente para esta edición.

Ayanta Barilli, con J. C. Morenilla

Ayanta Barilli, nacida en Roma en 1978, es una  periodista que ha dirigido distintos programas de radio relacionados con la cultura. Éste es su primer galardón conseguido con su primera novela, Un Mar Violeta Oscuro. Hija de una profesora de Historia y Filosofía de la capital italiana, a la muerte de su madre en 1981, con tan sólo tres años, se trasladó a vivir a España, país de su padre el prestigioso y polifacético escritor Fernando Sánchez Dragó.

Hace un tiempo, decidió indagar y redescubrir la huella del emocionante pasado que queda en la mente de una niña tan pequeña que debe abandonarlo todo de repente. Con la pasión y la tenacidad heredada de sus padres se fue adentrando en una historia de la que, enseguida, tuvo la irrefrenable necesidad de contar. Página a página, escuchando viejas historias, descubriendo cartas olvidadas y sobreponiéndose a las emociones que su andadura le provocaban, fue desgranando esta historia que hoy nos desvela. Rastrea la huella de su familia italiana entre los siglos XIX y XX contando la vida de tres generaciones de mujeres que la precedieron, su madre, su abuela y su bisabuela. Tres vidas construidas con la argamasa del amor y el sacrificio que sólo las mujeres pueden ofrecer a los demás por su familia. ¿Dónde queda la imagen de la mujer italiana que nos mostró Vittorio de Sica, con Sofía Loren en Matrimonio a la Italiana y otras películas? , me atreví a preguntarle, “todos tenemos que convivir con estereotipos equivocados en todas partes. Ése fue un tremendo error, me gusta más la imagen que de la mujer italiana da Visconti”

En cuanto al premio conseguido, confesó sentirse emocionada y agradecida: “es como si te toca la Lotería, pero después de mucho trabajo”. “El primero en leer la obra terminada fue mi marido. Él me animó a seguir con el proyecto de publicarla, pero antes de hacerlo se la envié a mi padre (Sánchez Dragó) y esperé su opinión. Mi padre es un lector veloz y voraz que lee una obra de esta extensión a lo sumo en un día, así que esperé al siguiente su opinión, pero no me dijo nada. Esperé y esperé, y cuando ya pasaban cinco días, me dije: aquí pasa algo. Al sexto, me llamó. Le pareció extraordinaria, me pidió que la publicara y me animó a que la presentara al premio. ¿Por qué has tardado tanto en decírmelo? Empezaba a estar preocupada. Es que cada pocas páginas, me contestó, tenía que dejar de leer porque las emociones que me provocaba eran incontenibles.”

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Basta con Vivir, de Carmen Amoraga

Con ella continúa la primera dinastía del Premio Planeta, es la primera hija de un ganador que lo obtiene. La edición en Italiano ya está en prensa, “estoy muy emocionada por conocer la opinión de mi familia italiana. Algunos de ellos asistieron a la gala sin poder leer el libro porque no hablan castellano”

Con estos galardones, el jurado de los Premios Planeta pone el acento este año en el protagonismo de la mujer en la Historia y en la Literatura.

Las obras

La ganadora del Premio Planeta 2018

Título: Yo, Julia
Autor: Santiago Posteguillo
Editorial Planeta, novela histórica, 698 páginas

La obra datada en el decenio 190-200 d.C. cuenta la peripecia vital de una niña siria, Julia, hija de un rey-sacerdote, que llegó a conquistar la púrpura de Emperatriz de Roma y el corazón de los romanos.

A modo de advertencia, empieza la obra con un poema de Robert Graves donde la mujer amante pregunta “¿Y tu amor? ¿Es tan diferente al de las otras mujeres como lo es el mío al de los otros hombres?” Esta excelencia en el amor y en la vida que algunas mujeres poseen y exigen de los hombres, será el leitmotiv de toda la novela, y, tal vez, en el resto de las novelas del autor.

Julia, se casa con un militar romano que en el inicio de la obra es ya gobernador de una provincia al mando de tres legiones en la frontera del Danubio. Ella permanece vigilada como una rehén en la Roma imperial bajo el despótico gobierno del Emperador Cómodo, último representante de la dinastía de Marco Aurelio. Esta condición de rehenes de las familias de los gobernadores más capaces en la batalla y con gran número de tropas, servía a los emperadores para garantizar la lealtad a su persona.

Julia, por tanto, está sola en un momento crucial de Roma. Es el convulso fin de una dinastía y el inicio de otra. Santiago Posteguillo en una acertada introducción, nos anticipa el guión que seguirá en su novela. Decide, más que contar los detalles de su vida personal, contarnos el poder de los enemigos, todos hombres en la cumbre de su prestigio y grandes fortunas, a los que se enfrenta Julia, y el enorme valor de su victoria. Y cómo hace frente a cada uno de ellos sin más arma que su determinación, su inteligencia y su valentía.

Encontrarán los lectores un reflejo realista y preciso de la sociedad romana, de sus órganos de gobierno, de la influencia de las grandes familias, de la vida doméstica, de la organización política y militar y, cómo no, de la vida, derechos y obligaciones de las mujeres ciudadanas romanas. Nos cuenta el autor que tenían derecho a seguir administrando su fortuna después de casadas y a votar en las consultas electorales que periódicamente se convocaban en Roma. Unos derechos que perdieron con la caída del Imperio y que no recobraron “hasta ayer”, como dice Posteguillo.

La obra está dividida en capítulos dedicados a cada uno de sus grandes enemigos. Personajes poderosos que trataron de eliminarla, de exterminar a su familia en cuanto supieron de su inteligencia y determinación. Julia, sin embargo, es capaz de concitar el afecto y la lealtad de otros hombres cautivados por su aura de belleza y autoridad. Enamorada y fiel a su marido, que la ama apasionadamente, consigue derrotarlos uno a uno a todos y colocar a Séptimo Severo, su esposo al frente del Imperio y a sus hijos como Césares.

Es la historia de una victoria, por lo que no desvelo el final de una intriga al lector. Lo emocionante es descubrir el cómo y el porqué. Encontraremos intrigas palaciegas sorprendentes y descripciones de batallas que me recuerdan las que hacía el propio Julio César en su “Guerra de las Galias”. Tan fantástica y precisa es la narración de Santiago Posteguillo.

No hay una página que saltarse. Todo lo que saben sobre Roma lo encontrarán aquí, y lo que aún no saben, les resultará enriquecedor.

 

La finalista

Título: Un Mar Violeta Oscuro
Autora: Ayanta Barilli
Editorial Planeta, novela autobiográfica, 406 páginas.

La autora, que nació con la Historia y la letra impresa grabada en su ADN, se resistió durante mucho tiempo a emprender esta aventura.

Inicia su historia cuando la última de las protagonistas de su novela muere. Lo primero que nos cuenta es el fallecimiento de su abuela y el incontenible torrente de sentimientos que desencadena en ella. Su madre había muerto muy pronto y su única conexión con el mundo del amor materno era su abuela.

Es un relato emocionante, lleno de detalles sorprendentes y guiado por la pasión por la verdad, por el ansia de deshacer o completar mitos y recuerdos familiares, por encontrar el corazón y las palabras perdidas en el tiempo de aquellas que nos precedieron, que nos amaron, que construyeron el futuro, nuestro presente, haciendo realidad unas ilusiones que parecían inalcanzables.

Sobre la andadura de aquellas mujeres pesaron las sombras y la incomprensión y crueldad, a veces, de los hombres con quienes convivieron. Pero lo transcendente de la historia no es la denuncia del comportamiento masculino, sino el mérito de aquellas que a pesar de eso, alcanzaron su destino.

Este libro es un abrazo y un beso que atraviesa el tiempo a aquellas que nos amaron e hicieron posible nuestras vidas.

Nadie que escoja este viaje literario quedará indiferente.

Un libro, inevitable para su autora e inolvidable para el lector.

También te puede interesar:

Vida, amor, sueños…, y algo más

Milagros Frías, de camino al corazón

Niebla en Tánger

Basta con Vivir, de Carmen Amoraga

Carmen Amoraga presenta su última novela, ‘Basta con vivir’

Premio Planeta en Valencia: Javier Sierra y Cristina López Barrio

El Fuego Invisible, de Javier Sierra

Las aventuras del agente Falcó

Una entrevista sorprendente: Pedro Baños

Pilar Eyre. A contracorriente

Inquietante …

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here