Los populares de Valencia advierten que las cloradoras que han puesto no solucionan los vertidos fecales que llegan a las playas

0
661
playa el puig

El Partido Popular de la provincia de Valencia quiere mostrar su preocupación por el continuo cierre de playas en municipios del litoral a lo largo de la época estival por la presencia de altas concentraciones de la bacteria E-Coli sin que se hayan dado explicaciones convincentes por parte de los responsables políticos.

Es más, tal y como han ido informando los diferentes grupos municipales del PP en las localidades afectadas, las medidas adoptadas por la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, que dirige Mireia Mollà, son un «parche» que no solucionan los vertidos que llegan a nuestras playas.

Estas medidas consisten en instalar dispensadores de cloro en los tramos finales de las acequias que vierten sus aguas al mar por lo que no están atajando el problema que se lleva registrando todo el verano aguas arriba.

Hay registrados ya cuatro dispensadores de cloro en Alboraya, tres en Meliana, otros tres en El Puig y otro en Pobla de Farnals, sin que ello suponga que se hayan solucionado los vertidos que hacen subir los niveles de concentración de la citada bacteria fecal.

El cierre de la playa de Pinedo durante la jornada de ayer –como también la de Guardamar de La Safor– demuestra que la Conselleria sigue sin actuar con diligencia para resolver la crisis y «pone de manifiesto la inutilidad del gasto» afrontado para la instalación de estos dispensadores de cloro que no tienen otro objeto que actuar de forma temporal y con las dudas que ofrece verter al mar esas concentraciones de cloro como si de una piscina se tratara.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Godella cancela sus fiestas de agosto por decisión del ayuntamiento y la Junta Local de Fiestas

El litoral valenciano ha sufrido la peor crisis de cierre de playas de los últimos años y todavía no se han dado explicaciones convincentes por parte de los responsables políticos, en especial de la consellera Mollà, quien primero echó la culpa a los agricultores, más tarde se ausentó de la escena pública y no informó de la rotura en la conducción del emisario que expulsa aguas residuales mar adentro y finalmente ha optado por estas cloradoras que no resuelven el origen del problema.

Por ello, reclamamos que se actúe con diligencia, se asuman las responsabilidades políticas pertinentes y los valencianos dejemos de dar una imagen de nuestro litoral que resulta altamente perjudicial para el sector turístico y para la tranquilidad de todas aquellas personas que disfrutan cada año de nuestro magnífico litoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here