Llíria acoge la presentación del libro «La alfarería romana de Rascanya»

0
2785
Llíria
Forns Ceràmics.

Ca la Vila ha acogido la presentación de la publicación «La alfarería romana de Rascanya (Edeta, Llíria)». El libro trata sobre la excavación arqueológica realizada, en el año 2021, en el yacimiento de los hornos de Rascanya, situado junto a la CV-35.

El acto ha contado con la presencia del alcalde, Joanma Miguel; la directora general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible, Roser Obrer; representantes de la concesionaria de la Autovía, y los arqueólogos que han participado en el proyecto.

Según indican fuentes municipales, la obra cuenta con la colaboración de varios especialistas en arqueología y materiales, coordinados por la dirección de la intervención arqueológica, Esperança Huguet y Francisco Perua. En ella se explica el mismo yacimiento y las excavaciones efectuadas, para pasar después al análisis de los materiales recuperados.

Tal como indican las mismas fuentes, se trata de un yacimiento excepcional, con varios hornos de producción cerámica y de material constructivo datados a partir de los principios del siglo I n.e., con una época de esplendor como officina tegularia a partir de medios de la época flavia, hasta su abandono en el siglo III n.e., y con reempleos puntuales, como por ejemplo en época islámica. Es posible que parte del material cerámico producido en estos hornos se empleara en la construcción de las Termas de Mura en Llíria.

El alcalde, Joanma Miguel, ha destacado que “ahora tenemos la oportunidad de volver a sacar a la luz este yacimiento arqueológico, como un destacado elemento más del rico patrimonio histórico de la ciudad y ofrecer a la ciudadanía los resultados de su investigación”.

“Esta intervención nos permite recuperar y poner en valor, una vez más, la gran riqueza patrimonial que nos dejó la Edeta romana”, ha añadido.

Excavación paralizada 30 años

Los hornos de Rascanya, que se sitúan junto a la autovía CV-35, entre la ampliación del tercer carril y la isla que hay en la entrada Llíria-Benissanó, están incluidos en el Catálogo de Bienes y Espacios Municipales como área arqueológica, y recogidos también en el Inventario de la Generalitat Valenciana, lo cual le otorga un nivel de protección bastante alto.

Este espacio arqueológico fue excavado parcialmente en 1991. Durante esta primera campaña se pudo documentar parte de una alquería islámica, ahora bajo la carretera, y un importante conjunto de hornos de época romana, aunque no se pudo completar la excavación.

Treinta años después ha sido posible finalizar aquella investigación gracias a la colaboración de todos los integrantes del actual proyecto, la concesionaria de la Autovía del Túria Sacyr, la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad y el ayuntamiento de Llíria.

Con su participación, el pasado año, con motivo de las obras de ampliación de la autovía, se pudo llevar a cabo la excavación completa supervisada tanto desde el departamento de Arqueología del ayuntamiento de Llíria como desde la inspección territorial de la Conselleria de Cultura.

La documentación de estos trabajos, y con la asistencia de Global Mediterráneo, ha permitido la publicación del libro presentado sobre un importante yacimiento de la Llíria romana.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí