Les Corts pide a Fomento que no cierre el centro de mantenimiento de la A-3 en Riba-roja


0
1225

Les Corts Valencianes han manifestado hoy su rechazo al cierre de centros de conservación de carreteras, como el V-2 de la A-3, ubicado en Riba-roja, y han pedido que el Ministerio de Fomento garantice la totalidad de los actuales puestos de trabajo de esos centros y no reduzca los recursos, según ha informado EFE.

Así lo ha acordado hoy la comisión parlamentaria de Obras Públicas, que ha aprobado con el apoyo de todos los grupos, a excepción del PP, que ha votado en contra, una propuesta conjunta del PSPV, Compromís y Podemos.

El origen de esta iniciativa, según ha explicado la diputada de Compromís Belén Bachero, es la decisión del Ministerio de Fomento de cerrar el centro de conservación de carreteras V-2 de la A3, creado en 2003 para mejorar las deficiencias en esa autovía, y que asuma sus funciones el centro V-6, a 60 kilómetros de València.

Bachero ha precisado que esta decisión, enmarcada en un plan de reordenación del servicio de mantenimiento de carreteras, supondrá la desaparición de 20 de los 35 puestos de trabajo del centro V-2 y un empeoramiento del servicio, pues desde un único centro se tendrán que atender más kilómetros.

La diputada de Compromís ha afirmado que es «inviable» reducir los medios y dar un servicio de calidad sin que haya un menoscabo de la seguridad, y ha indicado que el colapso que se vivió en la A3 por las nevadas del pasado mes de enero son un ejemplo de esa situación.

La diputada socialista Sandra Martín ha indicado que el problema no es este centro, sino «todas las subcontratas derivadas, que son las que encarecen la prestación del servicio», y ha afirmado que no se puede aducir la crisis y el elevado coste del centro para cerrarlo y dejar uno que está «demasiado alejado» de la capital.

César Jiménez, de Podemos, ha señalado que el cierre de este centro es «otro ejemplo de la triple discriminación» de los valencianos -en financiación, infraestructuras y los servicios del Estado-, y ha considerado que «aquí hay un interés encubierto por favorecer contratas que acaban encareciendo el servicio».

El diputado del PP Manuel Pérez Fenoll ha explicado que la unión de esos dos sectores empieza mañana y forma parte de una actuación para «optimizar» y «reorganizar» servicios, en la que «no se va a cerrar el centro V2», sino que «va a tener una sola dirección, una cabeza visible».

Ha afirmado que el contrato de los dos centros incluía a 72 trabajadores, y con la fusión la capacidad será de 53, lo que supone «una diferencia de 19 trabajadores», si bien el Ministerio intenta «renegociar» el contrato para ubicar a 8 de esas 19 personas, aunque no podrá hacerlo hasta que se aprueben los Presupuestos del Estado de este año.

El diputado popular ha justificado el voto en contra de su grupo en el planteamiento de la propuesta, que a su juicio lo que busca es hacer «oposición al Gobierno de la nación».

La diputada de Ciudadanos Rosa García ha indicado que contar con un solo centro para esa extensión geográfica no es suficiente y conllevará «retraso o ineficacia a la atención» que presta, y dado que el centro V-2 costó un millón de euros y ya está abierto no habría que perder la inversión, ni quitar el empleo a 20 familias.

 

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí