La Vila recupera el Baluarte perdido del Portalet que creía derruido desde hace siglos

Baluarte perdido del Portalet.

Los recientes trabajos desarrollados por el Servicio Municipal de Arqueología y Patrimonio Histórico de la Vila Joiosa en el conjunto histórico de la ciudad, declarado bien de interés cultural, han localizado en la fachada del inmueble del número 21 de la calle Costereta, en la fachada orientada hacia el mar, un frente de muralla que muestra una obra defensiva con planta poligonal, justo en el punto en el que los planos antiguos dibujan el Baluarte que protegía el Portalet, o puerta del Mar.

Inspectores de Arqueología y de Arquitectura de la Direcció Territorial de Cultura i Esport de la Conselleria d’Educació, Investigació, Cultura i Esport de la Generalitat se han personado en el lugar junto con técnicos municipales y el concejal de Patrimonio Histórico y han podido comprobar que, efectivamente, se trata de estructuras de las murallas de la Vila Joiosa.

“Un plano de 1798 del Archivo General de Simancas lo dibuja como completamente arruinado, y sabemos que los vecinos cogían piedras de sus ruinas para construirse sus casas. De hecho, durante el siglo XVIII se levantó el arrabal de la mar, y al crecer la ciudad fuera de sus murallas, justo delante de ellas, dejaron de ser funcionales”, dice el concejal de Patriomio Histórico, Xente Sebastià. “El frente poligonal localizado pertenece sin duda a este baluarte, del que creíamos que no quedaba absolutamente nada, con lo que la sorpresa ha sido mayúscula.”

“Es asombroso que una obra tan grande pase desapercibida durante tanto tiempo”, asegura el Alcalde de la Vila Joiosa, Andreu Verdú. “La Vila recupera la última de sus tres torres renacentistas, el famoso, y ya no desaparecido, Baluarte del Portalet, que se une a los del Pou y el Retor. Hoy la muralla de la villa real de Vilajoiosa recupera su utilidad, pero no ya para la defensa, sino como recurso cultural y turístico de primera importancia”, finaliza el alcalde.

Además, los trabajos del Servicio Municipal de Arqueología y Patrimonio Histórico en la zona han localizado tres nuevos tramos de la muralla del mar de la Vila Joiosa, que recaía a la calle del Pal, en los números 7, 13 y 21 de la calle Costereta. Estos tres nuevos tramos descubiertos se unen al ya conocido desde hace años, en el nº 31 de la calle Pou, con lo que ya se dispone de 4 tramos que dibujan el recorrido real de la muralla de la Vila.

Este descubrimiento confirma, tal y como apuntan fuentes municipales, que la muralla estaba sobre el talud del cerro del casco antiguo, y por eso hoy se encuentra camuflada en las paredes interiores de las casas de las calles Pou y Costereta. Cuando la muralla del mar se arruinó en 1712 con la Guerra de Sucesión, los vecinos fueron construyendo poco a poco sobre sus restos, como ocurrió también en la muralla del río. En el siglo XIX, en la calle del Pal, cada vecino levantó, una pared de mampostería para crear terrazas y ampliar así su vivienda, con lo que la muralla antigua quedó completamente oculta.

Xente Sebastià, edil de Patrimonio Histórico explica que “los planos que se conocen demuestran que estas paredes no existían en 1798, por lo que se levantaron durante los siglos XIX y XX”. Además, Sebastià añade que “estas terrazas, contenidas por paredes sencillas como las de los bancales agrícolas, no forman un lienzo único, sino que cada vecino levantó la suya de forma independiente, sin trabar unas con otras. Esto contradice uno de los principios básicos de cualquier muralla y evidencia que estas estructuras buscaban una función doméstica y privada, no una función pública y defensiva”.

Los auténticos tramos de muralla ahora localizados, de 1,20 m de espesor, dibujan una línea clara que unía la Torre del Pou con el antiguo Baluarte del Portalet. Desde el Servicio Municipal de Arqueología y Patrimonio Histórico de la Vila aseguran que la pasada dana del mes de septiembre no causó más daño en estas viviendas “porque sus fachadas antiguas, antes de la extensión de las terrazas desde el siglo XIX, se asientan varios metros atrás sobre la auténtica muralla, que aguanta todo el bloque de casas que mira a la calle del Pal”.

Por su parte, el alcalde de la Vila Joiosa, Andreu Verdú afirma que “desde el Ayuntamiento se va a instar a corregir el trazado de la muralla del mar de la Vila como bien de interés cultural, para hacerlo coincidir con su auténtico trazado, y a la vez para que se documenten y protejan los tramos localizados y los que se vayan localizando en el futuro, ahora que se conoce la línea real que seguían”.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

REDACCIÓN:
Artículos relacionados