La Unió alza la voz de alarma sobre los efectos de las lluvias sobre la campaña citrícola valenciana

0
1464
Cítricos

La Unió llama la atención sobre los efectos negativos que las lluvias torrenciales que está sufriendo la Comunidad Valenciana puedan tener sobre una campaña, la de los cítricos valencianos, ya de por sí castigada por algunas plagas y por la entrada de los cítricos sudafricanos en el mercado europeo.

El temporal de lluvias del fin de semana ha causado daños por humedades en los cítricos de la Comunitat Valenciana, en plena campaña de recolección, y en la uva de mesa, que ha tenido una campaña irregular, según La Unió.

Las humedades continuadas de las últimas semanas han provocado en la clemenules y navelina el hongo del «pixat» o clareta, que ya causó daños al 30 o 40 % de la producción que ahora van a aumentar, ha explicado a Efe el secretario general de La Unión, Ramón Mampel.

Una parte de las variedades clemenules y navelina, que representan la mitad de la producción de cítrico de la Comunitat Valenciana, estaba sin recoger y mucha producción se va a quedar en el árbol «y se va tener que tirar».

Para Mampel, la campaña citrícola va a ser «desastrosa» por estas humedades continuadas, a las que se añaden los precios más bajos y la competencia de los cítricos de Sudáfrica.

También han sufrido los efectos de las lluvias la uva de mesa, las hortalizas y la aceituna que quedaba por recoger. En el caso de la uva de mesa, obligará a hacer el retrío, lo que aumenta los costes de producción, como ocurre con los tratamientos para los hongos en los cítricos.

En los cultivos de interior como la viña de vino, el almendro o el olivo, la lluvia ha sido beneficiosa, pero también se tendrán que evaluar los daños en infraestructuras.

La Unió realizará valoraciones más precisas cuando los campos absorban el agua y sean accesibles, ya que en algunas zonas las inundaciones lo impiden.

Mampel ha indicado que pedirán ayudas a la Generalitat y al Gobierno para reparar las infraestructuras agrarias, así como exenciones fiscales que ayuden al agricultor a paliar las pérdidas.

Las lluvias presentan también una parte positiva ya que recargan acuíferos y pantanos, que supone reservas de agua para el año que viene.

Además, son «muy positivas» al llover en las zonas de interior, en las cabeceras de los ríos, en un contexto de sequía en el que «hace cuatro años que no llovía».

 

Para ver las noticias más destacadas, pincha aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí