La Segunda Expedición, de Alan Pitronello

0
390

Aventura, ambición y carácter, las tres coordenadas que determinaron la Conquista de América, confluyen en esta novela para convertir su lectura en una experiencia emocionante.

El autor

Alan Pitronello es un joven nacido en Viña del Mar, Chile, hace tan sólo 21 años y que parece que tiene prisa por conquistar el universo de las letras en España como, hace más de cinco siglos, la tenían los jóvenes españoles por el universo americano.

Estudió la Universidad de Valencia y encontró las herramientas para desarrollar el germen de su curiosidad por cómo llegó nuestro mundo al suyo.

Alan Pitronello, el autor

Descendiente de una familia italiana, Alan, ha visitado la tierra de sus ancestros  a la vez que estudiaba en Valencia. Como tantos jóvenes de nuestro tiempo, habla con fluidez en varios idiomas y escribe en Castellano para alegría de sus lectores entre los que me encuentro.

Pregunta: ¿Resides en Valencia?

Alan Pitronello: Sí. He estudiado en esta Universidad y aquí sigo.

P: ¿Cómo surgió esta novela?

AP: Me he interesado mucho en mis estudios por ese periodo histórico inmediatamente posterior a los viajes de Colón. He tenido la oportunidad de estudiar numerosa documentación original de lo que fueron aquellos años. Me ha cautivado el espíritu de aventura y el carácter de aquellos pioneros. Al estudiarlos y al escribir esta historia, me he sentido uno más de ellos.

P: Entrevistando a Isabel Allende, compatriota tuya, me decía que las culturas indígenas americanas estaban tan obsoletas que el contacto con cualquier otra civilización las habría hecho desaparecer, que fue lo que pasó con los españoles.

AP: Es cierto, pero no pretendo ahondar ni rectificar ningún juicio moral sobre la Conquista de América. Mi obra es una novela de aventuras porque fue un momento apasionante de la Historia; un salto a lo desconocido; me embarco, y quiero que los lectores también lo hagan, en una aventura; un relato, ajustado a los datos históricos que he recogido, pero también lleno de osadía y valor. Los conquistadores eran ambiciosos, sí, pero sobre todo, valientes.

P: Centras tu novela en las circunstancias inmediatamente anteriores a la expedición de Hernán Cortés.

AP: En esta obra, me intereso por los motivos, la forma en que se vivía en Cuba y las otras islas del Caribe antes de llegar al continente. La influencia de las leyes y costumbres de los españoles en aquella sociedad. El comercio y las noticias de España. Y, sobre todo, el empuje y el ansia irrefrenable por llegar más allá.

P: Esta Segunda Expedición es la exploración que trae las primeras noticias de un vasto continente más allá de las islas. Construyes personajes sólidos que atraen el interés y admiración de los lectores, ¿habrá una Tercera Expedición?

AP: Creo que sí, aunque no sé si con los mismos protagonistas.

La obra

La Segunda Expedición, Alan Pitronello, Ed. Pàmies, novela, 475 páginas, VIII Premio Ciudad de Úbeda de Novela Histórica.

Han pasado más de 25 años desde que Colón desembarcara en San Salvador, Santo Domingo y Cuba. Poco a poco, en las islas del Caribe iban sucediéndose los asentamientos de ciudades y puertos construidos por los españoles. Las encomiendas eran los orígenes de lo que fueron las haciendas que se entregaban a hidalgos, denominadas así por la labor de civilización y cristianización que se les encomendaba realizar con los indígenas que en ella albergaban.

La obra descubre con brillantez los pormenores de aquella sociedad nueva tan lejos de España en el espacio, pero tan cerca en su cultura, tradiciones y prejuicios. Una sociedad donde el honor, como en España, era el capital principal de cualquier hombre, y su quiebra o su fortuna se dirimía a capa y espada.

Encontrarán los lectores la emoción de los duelos por causa de la ambición o los amores prohibidos, como si Cuba tan sólo fuese un barrio de Sevilla, junto al arrojo necesario para embarcarse en expediciones de exploración a lo desconocido dejando en tierra todo cuanto se posee.

Hay atisbos acertados del ser y sentir de los habitantes americanos anteriores a la llegada de los españoles, con sus mitos y costumbres, con sus diversidad y sus conflictos.

Pero, sobre todo, está el relato de una aventura emocionante que te atrapa desde las primeras líneas y no te permite dejar de leer hasta el final.

Por último, el desenlace está a la altura del interés que despierta toda la novela, donde, a pesar de la época en la que está datada, las mujeres tienen un protagonismo esencial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here