La policía de Alaquàs interpuso 13 sanciones durante el primer fin de semana con toque de queda 


0
1035
Aldaia
Policía Local de Aldaia.

Las tareas de control del toque de queda se están realizando de manera conjunta con el municipio de Aldaia.

El primer fin de semana de toque de queda ha finalizado con la interposición de 13 infracciones por parte de la Policía Local de Alaquàs. Estas cifras reflejan que dado el índice de población de estos dos municipios, «se está cumpliendo de manera generalizada la normativa vigente por la mayoría de la ciudadanía», tal y como han detallado desde el consistorio.

Aun así, desde el Ayuntamiento de Alaquàs se recuerda «la importancia de continuar cumpliendo todas las medidas de seguridad así como el toque de queda para hacer frente a la lucha contra el COVID-19».

Las tareas de control del toque de queda se están realizando de manera conjunta con el municipio de Aldaia tal y como acordaron el pasado 14 de julio los Alcaldes de Alaquàs y Aldaia, Toni Saura  y Guillermo Luján, que decidieron coordinar esfuerzos para evitar el incumplimiento del toque de queda.

Durante todo el fin de semana, especialmente durante el horario nocturno comprendido entre la 1:00 y las 6:00 horas, se realizaron controles conjuntos por ambos cuerpos policiales en diferentes vías de titularidad compartida como calle Cuenca, Carretera de Aldaia y Alameda Norte-Sor Ángela de Cruz con el objetivo de reforzar el cumplimiento de las medidas preventivas adoptadas que permiten a las vecinas y los vecinos recuperar la normalidad lo antes posible.

Los agentes policiales efectuaron también diferentes rondas de vigilancia por zonas como parques y zonas verdes sin detectar ninguna reunión social que superara el máximo permitido de 10 personas.

Hay que destacar que el incumplimiento del confinamiento nocturno está considerado actualmente como infracción leve y es sancionado con multas desde 60 euros hasta los 600 euros mientras que si se detecta otros tipos de conductas se considera infracción grave con multas de entre 601 a 3000 euros puesto que son consideradas conductas peligrosas en relación a la posible propagación del virus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here