21.4 C
Valencia
27 de junio de 2022

    La pasarela ciclopeatonal sobre el barranco del Carraixet que une Alboraya y Almàssera abre sus puertas 

    0
    2967

    Esta actuación ha contado con un presupuesto de cerca de 1,6 millones de euros que ha sido financiado conjuntamente por la Generalitat y por Fondos Europeos NextGeneration.

    La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha puesto en servicio la pasarela ciclopeatonal sobre el barranco del Carraixet que une Alboraya y Almàssera y da continuidad a la Vía Xurra.

    Esta actuación ha contado con un presupuesto de cerca de 1,6 millones de euros que ha sido financiado conjuntamente por la Generalitat y por Fondos Europeos NextGeneration, como los del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

    La consellera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Rebeca Torró, ha destacado la puesta en servicio de esta nueva pasarela que “mejorará la movilidad sostenible en la zona de l’Horta Nord y que permitirá a los ciudadanos y ciudadanas desplazarse con seguridad y comodidad”.

    Asimismo, Torró ha remarcado “la importancia de apostar por infraestructuras como la pasarela ciclopeatonal sobre el barranco del Carraixet y de invertir en este tipo de actuaciones para favorecer la movilidad sostenible a través de los Fondos Next Generation”.

    Antes de entrar en servicio esta pasarela, el carril ciclopeatonal de la vía Xurra se interrumpía longitudinalmente en el cruce con el barranco del Carraixet. Así, con esta nueva infraestructura, los peatones y ciclistas que transitan por la vía verde evitan desviarse hacia la CV-311 para cruzar el barranco.

    La Vía Xurra y sus fines lúdicos

    La Vía Xurra se ha convertido en una vía verde ciclopeatonal que ha aprovechado el trazado histórico de la antigua línea del ferrocarril que conectaba Aragón con València, pasando por municipios de la comarca de l’Horta Nord, como Almàssera, Alboraya, Meliana o Rafelbunyol. Esta vía es aprovechada para fines lúdicos, pero también por su conexión directa con València, permite los desplazamientos de corto recorrido tanto a pie como en bicicleta.

    Las obras se han ejecutado en un entorno bien definido alrededor del ámbito de influencia del barranco del Carraixet a su paso por los municipios de Alboraya y Almàssera y Tavernes Blanques.

    Estructuralmente se trata de un arco atirantado que salva la luz entre márgenes del Carraixet sin apoyos intermedios para evitar afecciones hidráulicas. El material escogido para la construcción de la pasarela ha sido de acero “autopatinable”, que presenta un mantenimiento mínimo ya que se autoprotege generando una pátina de óxido.

    La Conselleria tiene entre sus principales objetivos el desarrollo de una red de vías ciclopeatonales a lo largo de toda la Comunitat Valenciana. Esta estrategia se entiende desde el departamento como la capacidad de dar consistencia, estructura interna, organización y cohesión al territorio, teniendo en cuenta como base la sostenibilidad y respeto al medio ambiente.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí