La historia de Baba Abdalahi: de vivir en campamentos de refugiados saharauis a ser vecino de Puçol

0
1017
Baba Abdalahi

Vino siendo un niño a disfrutar de unas vacaciones y ha sido acogido como uno más por el pueblo de Puçol. Participa desde siempre en la vida local a nivel social, deportivo y también con una ONG solidaria, que sobre todo ayuda a su pueblo exiliado en el desierto del Sáhara.

Baba Abdalahi es un vecino de Puçol que nació en Auserd, en la zona de campamentos de refugiados en el desierto del Sáhara. Como muchos otros niños, vino en varias ocasiones a pasar el verano con familias españolas, concretamente de Puçol, con el programa Vacaciones en Paz.

“Después de tres veranos, me quedé aquí a partir de 1994. Me acogió la familia Claramunt, a los que considero también mis padres y mis hermanos”, recuerda Baba. “Al principio fue difícil ver a los demás volver a casa, al desierto, y yo quedarme aquí en Puçol, pero luego comencé a sentirme un vecino más. A los doce años me incorporé al colegio y luego a las distintas actividades que ofrece la población”.

Desde entonces ha vivido en Puçol, formando parte de distintos colectivos, entre los que destaca el deporte, como el equipo de fútbol, la UD Puçol, en la que ha militado en varias categorías, desde el primer equipo hasta veteranos.

En compañía de su hermana Lola Claramunt, es uno de los máximos luchadores a nivel local para que el pueblo saharaui pueda volver a casa, a las tierras situadas junto al océano Atlántico, y abandonar los campamentos de refugiados en mitad del desierto del Sáhara (geográficamente en la zona de Argelia), donde permanecen desde 1975.

Diversos proyectos solidarios 

La muestra más visible de su trabajo es ASOM (Asociación para la Solidaridad con el Mundo), una ONG local que organiza y gestiona proyectos vinculados al pueblo saharaui, como las Vacaciones en Paz (con las que niños y niñas saharauis veranean con familias valencianas) o las Caravanas por la Paz (para llevar alimentos y productos de primera necesidad a los residentes en el desierto).

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  EMTRE instala tecnología LED en los ecoparques de Albal, Sedaví, Meliana, Puçol, Manises, Silla, Picassent, Catarroja, Torrent Almàssera, Massamagrell y Albalat 

Con el apoyo de ASOM también ha puesto en marcha el Torneo de Fútbol 7 Solidario con el Sáhara, que cada mes de julio reúne más de una docena de equipos para disfrutar de su deporte favorito, pero también para recaudar fondos que se transforman en ayuda para los campamentos de refugiados.

“La última actividad deportiva que hemos puesto en marcha es la Carrera Solidaria por el Sáhara, normalmente en agosto, con un recorrido por la playa de Puçol abierto a todos los atletas que lo deseen, sin límite de edad. Como siempre, lo importante no es quién gana, sino participar y ayudar a los refugiado”», continúa Baba.

Tareas que siempre tienen un fin común: sensibilizar sobre la situación de los campamentos de refugiados, que siguen viviendo en el desierto desde 1975, esperando un referéndum para volver a casa, algo que les prometió la ONU en 1991 y eso permitió el alto el fuego, pero sigue sin celebrarse.

Anemia y desnutrición crónica: las graves consecuencias

Según detalla las Naciones Unidas, los campos de refugiados de la provincia de Tinduf, están habitados por refugiados saharauis (de las ciudades del Sahara Occidental como el Aaiún, Auserd, Smara y Dajla). Cada uno de estos campamentos es conocido como “Wilaya” y están formados por decenas de miles de habitantes, algunos de los cuales llevan más de 30 años en el lugar.

Asimismo, las condiciones de vida son duras, ya que la mayoría de la población vive en tiendas, sin agua corriente, y depende casi totalmente de la ayuda internacional externa para subsistir.

El Frente Polisario y la RASD tienen su base en estos campamentos y también se encuentran ​las dependencias de ACNUR y de algunas ONG.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Torrent ofrece sus espacios municipales para que los sanitarios desempeñen en "las mejores condiciones posibles" la vacunación COVID-19

ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos estiman que dos tercios de las mujeres sufren de anemia y que un tercio de los niños sufre de desnutrición crónica. Esto hace que muchos jóvenes busquen trabajo en ciudades vecinas o emigren a otros países como España.​

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here