La guerra en Internet

0
689

El autor

Ángel Gómez de Ágreda en una aparición en La 2

Imagino que como cualquier miembro de su promoción en algún momento de su carrera fue un joven piloto de combate y un piloto de un país miembro de la OTAN debe hablar a la perfección el inglés para poder coordinarse y participar en misiones y maniobras conjuntas de la Alianza. Ángel Gómez de Ágreda es coronel del ejército del aire.

Además, los modernos cazas están llenos de computadores y aparatos electrónicos cuyos manuales es absurdo traducirlos porque se actualizan y modifican constantemente. Eso requiere una formación académica exigente en software y electrónica.

Es pues, de esa generación de oficiales que han recibido cursos y asistido como alumnos en las mejores academias militares del mundo.

Pronto se tuvo consciencia de la importancia de mantener la salvaguarda de las comunicaciones electrónicas durante las misiones. Recientemente, hemos conocido con horror cómo determinados fallos en el software de la compañía fabricante de aviones Boeing provocó varias catástrofes aéreas. Así, en el mando del Ejército del Aire se, tomó la decisión de crear una unidad de protección cibernética militar. Él estuvo desde el principio en la génesis de esa unidad.

Por una vez, España, junto a EEUU, fue una pionera en la tecnología de defensa cibernética.

Hoy, Internet es una herramienta tan valiosa y crítica que la mayoría de las infraestructuras que permiten nuestra vida y desarrollo dependen de esa red informática. La defensa de nuestras comunicaciones cibernéticas es vital y a ella, están destinadas varias unidades y departamentos del Ministerio de defensa y  al mando de uno de ellos se encuentra nuestro autor al que entrevistamos hoy

La entrevista

¿Cómo compagina su trabajo y la tarea de escribir?

Con mucho sacrificio, porque tengo una jornada laboral exigente todos los días de 9 a 18 y, evidentemente, escribo en mi tiempo libre. Pero la motivación de divulgar algunas recomendaciones que considero fundamentales en el mundo hiper-conectado en el que vivimos me hace que saque tiempo de donde sea.

Sabemos que la Armada tiene encomendada la tarea de defender los cables de comunicación submarinos. ¿Su tarea es más sofisticada y difícil?

Las dos tareas forman parte del mismo programa de defensa. Poco a poco, hemos ido desmontando todos los antiguos sistemas de comunicaciones estratégicas para utilizar Internet, que es más rápido y eficiente. Tanto es así, que si en este momento nos quedásemos sin Internet, nuestra civilización sufriría un retraso de miles de años. Los suministros de todo tipo, energía, alimentos, transportes y comunicaciones dependen de Internet. Defender el  ciberespacio propio se ha convertido en una tarea vital.

¿Sufrimos ataques informáticos globales como nación?

El año pasado sufrimos más de 200 ataques informáticos a infraestructuras estratégicas vitales, además de muchísimos otros de menor envergadura. No hace mucho, se publicó que hubo un ataque a un departamento no estratégico del Ejército que consiguió saltar las barreras y penetrar en el sistema. Era un departamento administrativo, el que se encarga de publicar el BOE militar. Eso demuestra que la guerra cibernética existe.

¿En qué ayuda su libro a los ciudadanos españoles?

Yo aún soy de una generación que recibió una educación determinante de sus padres. Ellos me enseñaron cómo cruzar la calle con semáforos, cómo comportarme con los demás, y muchos otros conceptos que ellos a su vez recibieron de los suyos. Pero hoy hay muchos padres que no pueden aconsejar a sus hijos porque estos viven en un universo que ellos no conocieron en su juventud. A muchos padres, les cuesta comprender la influencia y trascendencia que para sus hijos tienen las redes socialesY esa nueva generación se encuentra desprotegida, por tanto, sin referencias de comportamiento en ese nuevo universo. A ellos va dirigido mi libro. Trato de hacerles comprender los peligros a los que se enfrentan y las formas más seguras de seguir disfrutando de la libertad de pensamiento y decisión que en un país democrático hemos conquistado en el mundo de las comunicaciones electrónicas.

¿Por qué hace referencia al MUNDO ORWELL?

Los países modernos, que es donde más influencia tienen las redes sociales, se gobiernan de forma democrática. La decisión de los ciudadanos en las elecciones es determinante. George Orwell en 1949 ya imaginó una sociedad en la que el pensamiento y la libertad estaban controlados y determinados por el poder. Ese es un peligro real hoy, 80 años después. Por eso lo he titulado así.

¿Quiere decir que hay un poder que nos manipula a través de Internet con informaciones falsas?

Evidentemente, tras las noticias falsas en Internet hay una oscura intencionalidad. Pero la extraordinaria difusión de esas noticias no se produciría si no las propagáramos los ciudadanos. Nuestra autoestima a veces depende mucho de nuestra imagen en la red y una noticia morbosa o sorprendente puede ser utilizada y rebotada aumentando detalles que la hagan más llamativa para mejorar nuestra influencia o el número de seguidores. Así, se pone en marcha una bola de nieve que termina aplastando a alguien completamente inocente del asunto. Con un poco de educación y prudencia, podemos evitarlo.  Debemos separar la información de la opinión, evitar rebotar informaciones claramente tendenciosas y los mensajes que sospechemos que son interesados para dañar a unos y beneficiar a otros.

¿Los hackers son tan peligrosos como dicen?

No pensemos que se trata de unas personas que están tratando de conectarse con tu ordenador para cualquier cosa. Los hackers ponen en marcha programas robots que durante días o meses se dedican a tratar de penetrar en determinadas redes de forma masiva. Se ha dado el caso de un sistema que tenía millones de ordenadores domésticos esclavos si más propósito que hacerles enviar millones de mensajes publicitarios o tendenciosos. A veces, esas redes o direcciones electrónicas se venden.

Pero es cierto que en periodos electorales la difusión de falsas noticias es más peligrosa. Recientemente el fiscal especial de EEUU que investigaba si el presidente había tenido algo que ver en la difusión de falsas noticias contra su oponente concluyó que no se podía probar. Eso sin embargo no quiere decir que ese comportamiento anónimo no fura determinante en la elección. De ahí la importancia de conocer las consecuencias y los riesgos que hoy vivimos.

Me gustaría que mi libro sirviera de referencia y debate entre los jóvenes.

¿Hay esperanzas de que nuestra sociedad salga airosa de las amenazas que nos acechan?

Al último capítulo, lo titulo un “toque de optimismo”. Realmente creo que lo superaremos. Que dentro de 50 años habitaremos un mundo mejor y a salvo de los problemas actuales. Lo que me preocupa es cómo llegar a ese futuro. Tratar de salvar las generaciones que padecerán el cambio, la transformación. Espero poder ayudar con mi libro.

El libro

Título:
MUNDO ORWELL. Manual de supervivencia para un mundo hiper-conectado.

Autor:
Ángel Gómez de Ágreda

Editorial:
Ariel.

430 páginas.
Marzo 2019.

En 1949 George Orwell publicó un libro, 1984, donde ofrecía una distopía de lo que él esperaba que fuese la sociedad futura. Describía un mundo en el que el pensamiento y la libertad estaban controlados por el poder. Parece que hoy ha llegado el momento en que debemos empezar a preocuparnos de que tan apocalíptica predicción pueda ser verdad. El autor analiza y actualiza cada uno de los capítulos de aquel libro.

Su análisis es mucho más profundo  y documentado de lo que fue aquella visión imaginaria. Lo circunscribe a un mundo en guerra permanente donde la lucha por el dominio y la influencia mundial ha escapado de los lejanos frentes de batalla para instalarse día a día en nuestras casas. Tiene la fuerza y la convicción de la visión de un militar con experiencia en combate y el conocimiento de un experto en redes sociales e Internet.

En cada uno de sus capítulos hace un análisis exhaustivo de las realidades que más nos interesan la Paz, la Educación, la Libertad, etc.., siguiendo el guión del libro de Orwell, pero sus afirmaciones no son opiniones gratuitas más o menos acertadas sino que nos ofrece las opiniones y datos de los más famosos expertos sobre el tema perfectamente citados y documentados por si alguien quiere debatir o profundizar sobre algún tema.

La lectura de este libro es sorprendente, enriquecedora y sirve de base para la formación responsable de una opinión segura sobre estos temas.

Tras cada capítulo, incluye una serie de recomendaciones que titula “manual de supervivencia” y realmente lo son.

Un libro que a buen seguro se convertirá en un soporte de consulta obligada para transitar con éxito en el universo de Internet y sobrevivir a sus peligros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here