La Guardia Civil recupera en Beniarjó 129 plantones de naranjo robados tras una minuciosa investigación

0
1357
Los plantones, valorados en 700 euros, se devolvieron a su legítimo propietario.

Agentes de la Guardia Civil del Equipo Roca, que vigila los delitos en el campo, han recuperado en Beniarjó 129 plantones de naranjo robados en varias explotaciones agrícolas de la Safor y detuvieron como presunto autor del mismo a un varón de 35 años.

La actuación, según apuntan fuentes de la Benemérita, se inició a raíz de una denuncia presentada por el propietario de una explotación agrícola en donde había sufrido la sustracción de 129 plantones de naranjo de la variedad “Midknight Macrophila”.

La variedad de naranjo sustraída es peculiar en la comarca de la Safor ya que pocos agricultores la poseen por lo que se siguieron tres líneas de investigación: el estudio documental de las parcelas que tienen cultivadas esta inusual variedad; los listados de ventas de plantones de los almacenes agrícolas de la zona y los datos catastrales de agricultores. Una vez finalizada se organizó un amplio dispositivo operativo para contrastar los datos obtenidos con los reales rastreando a pie de campo casi un centenar de explotaciones agrícolas en la Safor.

Como resultado de este dispositivo operativo y gracias a las evidencias obtenidas durante la investigación se concluyó que un vecino de Beniarjo estaba relacionado directamente con las sustracciones de los plantones centrándose la investigación policial en la misma. Los agentes comprobaron que esta persona estaba cultivando las plantas sustraídas en su propio campo.

Sorprendieron al investigado saliendo de su parcela con una partida de plantones que correspondían con los sustraídos. Tras su identificación, los agentes se incautan del resto de plantones que se encontraban ocultos en el interior de la parcela cultivada en maceteros unitarios con la finalidad de ser conservados durante más tiempo y poder prolongar el cultivo de los mismos en pequeñas cantidades sin levantar sospechas entre los agricultores de la zona.

Los plantones, valorados en 700 euros, se devolvieron a su legítimo propietario. Las diligencias instruidas fueron entregadas al Decanato de los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción de Gandia.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí