La Guardia Civil de Valencia y Policías Locales de Chiva, Godelleta y Turis pone freno a la ocupación ilegal de viviendas

0
848
Turis, Godelleta, Chiva
Uno de los momentos de la investigación.

La Guardia Civil de Chiva y las Policías Locales de Chiva, Godelleta y Turis, en el marco de la Operación “FAKE HOUSE”, desarrollada de manera conjunta en la provincia de Valencia, han realizado 53 actuaciones contra la ocupación ilegal de viviendas.

La operación se ha saldado con la detención de dos personas (un varón y una mujer), en un inmueble ubicado en el termino municipal de Godelleta, en el cual permanecían sin autorización de su propietario y en la que se halló una plantación exterior de marihuana.

Además en otro de los inmuebles usurpados, en el termino municipal de Turis, se procedió a investigar a tres personas (un varón y dos mujeres), los cuales habían falsificado un contrato de arrendamiento, para inducir a error a los agentes, además de encontrarse enganchados a los suministros de electricidad y agua.

La operación se inicio con varias investigaciones que comenzaron a finales del año 2020. A raíz de la información obtenida por los agentes de la Guardia Civil de Chiva, en la que se estaba produciendo un repunte en la ocupación ilegal de viviendas, en pleno auge por la crisis sanitaria a consecuencia de la pandemia de COVID-19, establecieron en coordinación con las Policías Locales de Chiva, Godelleta y Turis, operativos específicos de vigilancia en las zonas mas sensibles de los términos municipales.

La Guardia Civil de Chiva, al objeto de coordinar las actuaciones, mantuvo varias reuniones con efectivos de Policía local, de los términos municipales dependientes, y con representantes del ayuntamiento de Chiva. Uno de los objetivos principales de las reuniones, era el dar una solución habitacional u otro tipo de ayuda municipal a través de los distintos departamentos de asuntos sociales involucrados, para aquellas familias mas vulnerables y necesitadas, haciendo gala del espíritu benemérito, de la institución y del buen talante de los gestores municipales a realizar las acciones necesarias para los casos mas extremos.

Modus operandi

De las investigaciones llevadas a cabo por los Agentes, en las viviendas ocupadas ilegalmente, se observaron diferentes modus operandi. Desde el acceso realizado por las mismas personas que después habitan ilegalmente la vivienda y en otros casos, los ocupantes ilegales, pagaban un precio (entre 400 y 1200 euros), para que un tercero les facilitara el acceso a la vivienda, así como el enganche ilegal de los suministros de luz y agua o la utilización de la vivienda usurpada para la plantación de sustancias ilegales, observados en una de las viviendas del término municipal de Godelleta. También personas que simulaban un contrato con el supuesto propietario, incurriendo en delitos de falsedad en documento. Los diferentes modus operandi y el elevado numero de casos en un periodo muy breve de tiempo, requirió la estrecha colaboración entre Guardia Civil y Policías Locales.

Diversidad en los delitos cometidos

En las actuaciones realizadas en los términos municipales reseñados de la Hoya de Buñol-Chiva, los agentes, han podido constatar que el delito de ocupación ilegal de la vivienda, siempre llevaba aparejado otro tipo de delitos, como los de defraudación de fluido eléctrico y agua corriente. En otros casos además, se cometían delitos como la falsificación del contrato de arrendamiento, para dilatar en el tiempo la investigación del hecho y evitar un desalojo judicial inmediato. Otra veces las viviendas usurpadas no solo servían como morada de los ocupantes ilegales, sino que además eran usadas para la plantación de drogas (cannabis) o como guardería de objetos sustraídos.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here