La Generalitat aprueba el nuevo proyecto de transporte en autobús que mejora la oferta y el servicio entre València y Benidorm

0
209
Benidorm
Estación de autobuses de Benidorm.

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha aprobado el nuevo proyecto de servicio público de transporte de viajeros CV-301 València-Benidorm después del proceso de información pública donde han presentado propuestas ayuntamientos, entidades y empresas, según publica el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV).

La nueva concesión de transporte de personas por carretera, que se desarrolla en las provincias de Alicante y de València vertebrando diferentes áreas comarcales en su recorrido, atenderá una población de cerca de 1.087.000 habitantes.

Contará con un mínimo de 12 autobuses con todos los estándares de accesibilidad universal, que realizarán cerca de 1.897.000 kilómetros anuales, integrando las relaciones estructurales entre València con los principales núcleos costeros que conforman el litoral hasta Benidorm, así como con otros espacios como el aeropuerto de Manises.

La ordenación del servicio forma parte de la reordenación completa en toda la Comunitat que ha realizado la Generalitat para garantizar el transporte público en el 100% de los municipios.

Mejoras incorporadas en la participación pública

Como resultado de la aceptación de alegaciones presentadas, la Conselleria ha estimado oportuno incluir la propuesta presentada por el Ayuntamiento de Benissa de incluir una parada específica de la Línea 2 en el casco urbano de esta localidad.

Características del nuevo proyecto

El ámbito prestacional del nuevo contrato mantiene la funcionalidad de los servicios interprovinciales entre València y Benidorm, incorporando otros núcleos de notable relevancia turística como son Altea, Dénia, Xàbia, Benissa y Gandía. El objetivo que se persigue es lograr la mayor eficiencia y sostenibilidad del sistema en el medio /largo plazo.

Así, entre las mejoras incluidas con respecto a la situación actual cabe destacar la creación de servicios directos y exprés entre las ciudades de Benidorm y Dénia con València.

Las conexiones directas de los principales núcleos costeros como Benidorm, Xàbia, Dénia y Gandia con la estación de AVE de València y el Aeropuerto de València.

Se potencian las conexiones entre València y Gandia con los principales municipios de La Marina Alta y La Marina Baixa y se garantizan las conexiones y niveles de servicio con las principales poblaciones, acorde a los movimientos de carácter turístico principalmente con Benidorm y su entorno.

Esta nueva propuesta mantiene las dinámicas y funcionalidad de las líneas regulares actuales, además de favorecer las relaciones con los principales nodos de intermodalidad de València, la estación de AVE y el Aeropuerto.

Hay que tener en cuenta que los núcleos de València y Benidorm ejercen de polos dinamizadores de los movimientos de naturaleza interprovincial en el eje costero de la Comunidad Valenciana.

Además, existen otros núcleos de segundo nivel como Dénia o Xàbia que presentan un fuerte dinamismo con la capital territorial en su condición de principales destinos de segunda residencia. También hay otros municipios menores dentro de las rutas naturales que son susceptibles de disponer de conexión con los núcleos de referencia por su capilaridad con la red rural del territorio

Todos los vehículos adscritos al contrato cumplirán con la directiva europea de accesibilidad y demás características establecidas en la ley de Accesibilidad Universal al Sistema de Transportes de la Comunitat Valenciana; deberán estar homologados y cumplir con la normativa vigente en el momento de su adscripción.

Asimismo, los vehículos estarán equipados con un moderno Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE), basado en sistemas de localización geoposicionada por satélite, y comunicaciones de datos de última generación, que proporcionará en tiempo real la información requerida por la Direcció General d’Obres Públiques, Transport i Mobilitat.

El nuevo contrato apuesta por la racionalidad y la adecuación de la oferta de servicio a las necesidades de demanda mediante la configuración de servicios altamente competitivos. En este sentido, los ingresos por recaudación tarifaria permitirán cubrir la totalidad del coste de prestación, asegurando unos niveles de rentabilidad en el tiempo que permitirán licitar el servicio a riesgo y ventura del concesionario, sin coste para la Administración.

Para ver las noticias más destacadas de hoy, pincha aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here