La factura por sentencias pendientes en Riba-roja alcanza los 1,8 millones

0
1224
Barranc de les Monges de Riba-roja
Barranc de les Monges de Riba-roja

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria acumula ya el pago de un total de 1’8 millones de euros entre las sentencias y las deudas heredadas de la etapa del Partido Popular -periodo comprendido entre los años 1995 y 2015- a lo largo de esta legislatura. Sin embargo, el «riesgo financiero» que padece actualmente el consistorio puede alcanzar los 42 millones de euros a medio plazo, incluida la cantidad abonada hasta ahora, a causa de los litigios judiciales pendiente de la correspondiente sentencia.

La compensación por la ocupación de terrenos de particulares para construir o llevar a cabo infraestructuras municipales ocupan el grueso de las reclamaciones judiciales a las que el ayuntamiento se ha visto obligado a afrontar. Entre ellas cabe destacar los 879.000 euros que ha abonado a cuenta de los 6’7 millones de euros -según dictamen del TSJ- que una familia reclama por el suelo de Paretotes.

Campo de fútbol de Riba-roja

La ocupación de los terrenos donde actualmente se asienta el campo de fútbol figura entre una de los de mayor desembolso económico que se ha atendido desde el comienzo de la legislatura, con una cifra total de 300.000 euros. Cabe recordar que el anterior ejecutivo local acordó con los dueños una compensación urbanística a cuenta del futuro desarrollo del plan del Calvari.

Otros de los pagos que ha abonado durante este último año han sido los algo más de 60.000 euros que el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha abonado a los antiguos propietarios donde se construyeron los depósitos de agua potable destinados a dar servicio a los habitantes la localidad. El anterior gobierno del PP acordó con los dueños de los terrenos el pago en metálico o su compensación con otros resultantes de la futura actuación urbanística prevista en la zona.

La reclamación de la Diputación de Valencia es una de las que mayor volumen que el Ayuntamiento de Riba-roja ha tenido que abonar desde el principio del actual mandato con un total de 575.865 euros correspondientes a los ingresos que el ejecutivo encabezado por el ex alcalde Francisco Tarazona, del Partido Popular, no realizó en la cuenta del organismo provincial en concepto del impuesto de actividades económicas (IAE) entre los años 1999 y 2014. El actual gobierno acordó un fraccionamiento de la deuda en cuatro plazos anuales que concluyen en el ejercicio de 2019. Este impuesto público que pagan las empresas e industrias de Riba-roja al consistorio se abonan a la administración pública mientras que un porcentaje fijado previamente se destina al organismo provincial.

El pago de la deuda total pendiente era una condición obligatoria para los ayuntamientos que quisiesen recibir subvenciones y ayudas de la Diputación de Valencia incluidas en el programa de inversiones financieramente sostenibles (IFS), a través de la presentación «de un compromiso de aprobación de un plan de pagos con la Diputación» que, finalmente, el consistorio de Riba-roja de Túria ha suscrito.

Por último, caben destacar los 46.260 euros que el ayuntamiento ha abonado a la sociedad general de autores y editores (SGAE) por la emisión de obras artísticas y música sin la preceptiva autorización de este organismo que se llevaron a cabo en espacios o recintos públicos entre los años 2007 y 2015. El fallo judicial acredita en su argumentación que el consistorio permitía «indirectamente» la emisión de música sujeta a derechos de autor cuya labor «resulta indispensable para la organización de los actos».

El pago de los 1’8 millones de euros que se han abonado hasta ahora se podrían añadir al riesgo financiero que el ayuntamiento podría verse a afrontar a medio o largo plazo, en función de los veredictos judiciales. El PAI de Porxinos, auspiciado por el Valencia, es uno de los conceptos más elevados, con una reclamación de 25 millones de euros planteada. La ocupación del Barranc de les Monges, figura en otro de los proyectos pendientes de veredicto judicial con cerca de 2’7 millones de euros. Una petición de 2’2 millones de euros de una empresa que se incendió en el polígono industrial u otra de una cifra similar por la falta de ejecución de un plan urbanístico completan la lista.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha apuntado que actualmente «el equipo de gobierno está trabajando con mucho esfuerzo y dedicación para minimizar lo máximo posible el pago de estas reclamaciones judiciales que hemos recibido en esta legislatura respetaremos y acataremos como no podía ser de otra forma ya que se trata de una cantidad muy seria para las arcas municipales fruto del desorden que reinaba en los veinte años de gobiernos del Partido Popular».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí