La expansión inmobiliaria en tiempos de COVID-19 de Gama Inmobiliaria

CaixaBank - MyBox

0
666
Gama Inmobiliaria
El equipo de Gama Inmobiliaria

Gama Inmobiliaria, una empresa familiar, se aventura a la expansión provincial de su negocio en un contexto dominado por la incertidumbre económica. A diferencia de la situación actual de las pymes, que engloban el 99,7% de las empresas destruidas como consecuencia de la pandemia, esta pequeña compañía se lanza sin miedo a apostar por nuevas metas, ambiciosos objetivos y por descubrir nuevos horizontes empresariales.

Gama Inmobiliaria se abre paso en el mercado de la compra venta de inmuebles de la capital del Turia y se instala en la calle de Paz, 18, en pleno centro de la urbe, para ofrecer un servicio integral de venta de inmuebles de todo tipo a través de una gestión ágil, integral, eficiente e innovadora.

Con esta apuesta colonizadora, su fundador tiene el objetivo de colocar a Gama Inmobiliaria en los primeros puestos del ranking de agencias, es más a través de su innovador método de trabajo logrado a base de mucho esfuerzo a lo largo de los años y superación de metas, pretende alzarse como la más ágil del mercado en Valencia.

Fundada en 1999 en Nules por Ricardo Gimeno Navarro junto a tres socios más, Gama Inmobiliaria se inició en el mercado de la venta de inmuebles con la comercialización de productos propios, construcciones de obra de nueva. Sin embargo, el espíritu innovador de Ricardo, que además contaba con una amplia experiencia en Argelia, donde adquirió nuevos conocimientos para mejorar su modelo de negocio, motivó sus anhelos de crecimiento empresarial. Años después, espoleado por el periodo de crisis económica de España, Gama Inmobiliaria se reinventó y empezó a cubrir lo que se conoce como la intermediación inmobiliaria y la gestión integral de inmuebles, con el objetivo de revolucionar el esquema de trabajo para hacerlo más justo y equitativo para todos los agentes involucrados en el proceso.

Así, en 2015, Gama Inmobiliaria se asentó en Castellón, lo que marcó un punto de inflexión para esta empresa, tanto en su crecimiento en su cómo desarrollo, pues consiguió consolidar su sistema de intermediación y expandir su trabajo.

En la actualidad, en un periodo dominado por la situación crítica de los pequeños comercios, Gama Inmobiliaria llega a Valencia, apostando por una estrategia diferente con un elevado volumen y variedad de inmuebles residenciales, industriales y comerciales, y trabajando sobre un modelo de negocio propio, que permite la venta de una forma mucho más ágil a través de la gestión integral, basado en operaciones especiales, subastas, adjudicaciones y compras de crédito.

En estos momentos Gama Inmobiliaria trabaja bajo unos procesos predefinidos y apostando en todo momento por el talento humano para alcanzar la excelencia del servicio. Y es precisamente su equipo de amplia experiencia lo que le permite contar con una mayor agilidad en la gestión y una correcta valoración de los inmuebles. Es más, uno de sus puntos fuertes es que ofrece una valoración gratuita, con referencia catastral y tiempo de venta, aportando el importe exacto de venta del inmueble, y atención porque no piden exclusividad.

Precisamente estos dos aspectos son los que le permiten desmarcarse de su competencia en una ciudad como Valencia. La perseverancia en el trabajo es lo que faculta a Ricardo y a todo su equipo para mantenerse motivados y para seguir ampliando, a día de hoy, su actual cartera de más de 2.500 inmuebles con un valor aproximado de 1.700 millones de euros. Visto está que las cifras que manejan en la actualidad son el mejor soporte para su confianza. Su capacidad para gestionar inmuebles con una gestión seria y discreta avalan su profesionalidad, y no es de extrañar que su objetivo final sea consolidarse como la agencia inmobiliaria más dinámica de Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here