La Diputació licita el estudio para buscar una alternativa viable a la Variante de Pedralba

0
151
La carretera CV-377 a su paso por pedralba.

El área de Infraestructuras destina 150.000 euros para analizar todas las opciones como punto de partida para resolver el problema de seguridad del municipio, tras los informes de Conselleria y el Consell Jurídic Consultiu que recomendaban detener el proyecto original

La Diputació de València, a través de su área de Infraestructuras y Carreteras, ha licitado la redacción del estudio de planeamiento viario de la Variante de Pedralba, en la CV-377 que conecta con el municipio de Gestalgar, en La Serranía. Con un presupuesto de 150.000 euros y un plazo de ejecución de 11 meses, la delegación que dirige Rafa García cumple así con lo acordado en el pleno de abril, que votó suspender la ejecución del proyecto original, en respuesta a los informes de la Conselleria y el Consell Jurídic Consultiu que recomendaban buscar alternativas para desviar el tráfico que atraviesa el municipio, alrededor de 3.000 vehículos diarios.

La intención del área provincial de Infraestructuras con el estudio es priorizar el consenso entre las partes implicadas, desde los responsables autonómicos de Agricultura, Medio Natural y Territorio hasta el Ayuntamiento de Pedralba, sin olvidar a los ecologistas de la Asociación para la Defensa del Paisaje del municipio serrano. Así lo acordó el presidente Toni Gaspar tras reunirse en varias ocasiones con la entonces consellera Mireia Mollà, tratando de desbloquear un proyecto que la Diputación siempre ha querido ejecutar para mejorar la seguridad vial en Pedralba.

La Diputación ha tenido en cuenta los informes emitidos por la Conselleria de Agricultura, que considera que el proyecto original “colisiona con el nuevo Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Turia en caso de que existan alternativas efectivas”; y el Consell Jurídic Consultiu (CJC), que no cuestionó en ningún momento la legalidad de la obra pero insistió, en sendos dictámenes, en la conveniencia de desistir o suspenderla atendiendo el principio de cautela y para evitar incompatibilidades entre la misma y el PORN.

El estudio de alternativas impulsado por la Diputación ha buscado, desde la decisión de suspender el proyecto inicial, contar con la participación de todas las partes implicadas para resolver el problema de seguridad vial que padecen las vecinas y vecinos de Pedralba y los usuarios de la carretera que atraviesa el municipio. En la línea de colaboración institucional que mantiene la Diputació y que recomendó el CJC, está previsto solicitar apoyo técnico a la Conselleria de Política Territorial para elaborar el nuevo planeamiento viario.

La corporación provincial “siempre ha demostrado su intención de ejecutar la obra desde el respeto a la legalidad vigente”, recuerda el diputado Rafa García. En este sentido, el retraso inicial en el proceso de expropiaciones, la modificación del PORN del Turia más tarde y, en último término, su aprobación y las recomendaciones del Consell Jurídic Consultiu, han llevado a la institución a interrumpir el procedimiento y sentar a todas las partes implicadas para dar entre todos con la solución más oportuna, teniendo en cuenta la viabilidad económica, el respeto al medio ambiente y la seguridad de los usuarios de la vía.

Antecedentes

El proyecto de la nueva carretera de Pedralba, que tiene el objetivo de desviar los 3.000 vehículos diarios que atraviesan el municipio y dar respuesta a una reivindicación histórica de las vecinas y vecinos de la localidad, se aprobó en el pleno provincial de noviembre de 2014. Tras iniciarse la fase de expropiaciones, en marzo de 2016 se tuvo que suspender cautelarmente durante tres años en espera del nuevo PORN del Turia.

Una vez levantada la suspensión, en marzo de 2019 la Diputació retomó el proceso tras informar a la Conselleria, que extendió la vigencia de la Declaración de Impacto Ambiental del proyecto hasta octubre de 2022. No obstante, sendos escritos de los responsables autonómicos de Medio Natural y Espacios Naturales Protegidos y la secretaria autonómica de Emergencia Climática, que trataban de disuadir a la Diputación de continuar con el procedimiento, llevaron al presidente Gaspar a consultar directamente al Consell Jurídic Consultiu (CJC).

El CJC no cuestionó la legalidad de la Variante de Pedralba proyectada por la Diputación, pero recomendó a los responsables provinciales desistir o suspender la obra por cuestión de prudencia ante la inminente aprobación del nuevo PORN, que finalmente se produjo en septiembre de 2021. Días después, en octubre del pasado año, el presidente de la Diputación instó a la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, a aclarar si el nuevo documento afectaba a la ejecución del nuevo acceso a Pedralba. La respuesta llegó en febrero de este mismo año, tras un segundo dictamen del Consultiu que pedía al ente autonómico que se pronunciara.

El informe de la Dirección General de Medio Natural y Evaluación Ambiental determinaba que la Variante de Pedralba aprobada en 2014 “colisiona” con el PORN “en caso de que existan alternativas efectivas”, al tiempo que recomendaba a la institución provincial “desistir en la ejecución del proyecto, en convivencia con la recomendación realizada por el Consell Jurídic Consultiu”. Los últimos pronunciamientos tanto de la Conselleria como del CJC han llevado a la Diputación a suspender las actuaciones para iniciar la obra y abrir un nuevo escenario en el que participen todos los actores implicados, con el objetivo de resolver el problema de seguridad vial en el acceso a Pedralba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí