Kiko Berenguer: “El Festival de Klaipėda es muy bonito para ir a tocar”

0
332

El jazz valenciano, con aires y sabor flamenco, sonó por todo lo alto el pasado  6 de junio en la 25 edición del Festival Internacional de Jazz del Castillo de Klaipėda de la mano del saxofonista de Xàbia Kiko Berenguer.

Berenguer, uno de los músicos más reputados y reconocidos del panorama nacional e internacional, llegó al festival acompañado por el guitarrista flamenco Juan de Pilar; Miquel Álvarez, al bajo; y Jesús Gimeno a la percusión. Bajo la estructura de cuarteto, Kiko Berenguer ofreció un sólido concierto por donde paseó lo más selecto de su discografía recogida, especialmente, de sus dos últimas producciones.  Es el tercer año consecutivo en el que el festival cuenta con la presencia del jazz valenciano. En las ediciones anteriores el certamen acogió los saxofonistas Perico Sambeat y Francisco Blanco ‘Latino’.

Al habla con Berenguer, el músico nos comenta su experiencia en el festival, el grato recuerdo que vivió frente al público lituano y el beneficioso intercambio sonoro que se siente al visitar una ciudad que se vuelca en la música.

Berenguer es el tercer músico valenciano que visita el festival lituano. (Foto-Vilma Dobilaitè).
Berenguer es el tercer músico valenciano que visita el festival lituano. (Foto-Vilma Dobilaitè).

Pregunta: Llegaste al festival de jazz de Klaipėda en su aniversario de Plata, ¿qué tal ha sido la experiencia?

Kiko Berenguer: ¡Uufff! ¡Ha sido fabuloso! El festival es, vamos, es increíble. Es un festival al que cuidan mucho, hay una producción muy importante, parece ser que hay una afición muy grande allí por la música, en especial por el jazz, y desde la organización están muy atentos a cómo vive el público el festival y…, luego, por otra parte, una atención muy especial a los músicos. Un trato muy bueno, la producción muy buena, muy buen sonido, muy buen escenario…, en fin, fue una experiencia muy bonita para mí y para los músicos que me acompañaron.

P: Supongo que llevarías lo más granado de tu repertorio y de tus últimos trabajos discográficos o…, llevaste algo nuevo.

K.B.: No, no. Del trabajo nuevo, que ya hablaré en su momento, no he llevado nada. He llevado temas de mis dos últimos discos. Digamos que llevé temas sobre lo que estoy haciendo en los últimos cinco años.

P: Y…, ¿cómo recibió el público lituano tu manera  de abordar el jazz desde sonidos flamencos, aires mediterráneos y melodías envolventes?

K.B.: La sensación que yo tenía fue de acogida cariñosa. La gente estaba como muy atenta  mientras estaba interpretando y por otra muy agradecía por lo que había escuchado cuando el tema se terminaba. Daba la sensación de que estaba muy a gusto y eso, al mismo tiempo, nos transmite la sensación de que fluye la comunicación. Nosotros también estábamos muy a gusto sobre el escenario y, parece ser, que recital gustó mucho. Hubo un bonito ‘ida y vuelta’ entre la gente y lo que tocamos. Es un festival muy bonito para tocar.

Kiko Berenguer con su grupo y miembros del certamen musical. (Foto-Viačeslavas Bazykas).
Kiko Berenguer con su grupo y miembros del certamen musical. (Foto-Viačeslavas Bazykas).

P: Tú último trabajo discográfico fue ‘Aire’ y…, a ti que te gusta jugar con los elementos de emoción que tienen el jazz y el flamenco, ¿cómo sentiste que el público del festival recibía la propuesta?

K.B.: Pues…, yo creo que están acostumbrados, o emocionalmente vinculados, a otro concepto de entender las propuestas del jazz, propuestas distintas a las que yo desarrollo y…, daba la sensación…, incluso comentaban, que parecíamos un grupo ‘serio’.  Te comento esto como una intimidad pero…, al mismo tiempo a la gente le gustaba mucho lo que hacíamos y.., puede que, aunque sea jazz, lo ven como más festivo y…, el estilo que propusimos era una cosa tranquila, más íntima y de emociones más cruzadas o fusionadas y…, claro, gustaba mucho porque eran matices y aires distintos a otras propuestas más jazzísitcas. Creo que les sorprendía en ese punto.

P: Eso significa que llevar a Kiko Berenguer es mostrar otra forma de abordar el jazz y lo que enriquece a un festival, como el de Klaipėda, es la posibilidad de mostrar nuevos sonidos y crear una comunicación entre la costa mediterránea y la báltica.

K.B.: ¡Claro! Eso es fundamental. Sí que es verdad que el hecho de conocer otras culturas es muy enriquecedor y…, me imagino que, con un mínimo de interés por parte del espectador, le resultará atractivo el conocer otras formas musicales. Para mí también es enriquecedor. Escuchar a los músicos de allí, saber qué les gusta, qué sonidos prefieren o qué transmiten para mí es muy bueno.

P: Oír la guitarra flamenca o un tipo de percusión más mediterránea con el soplido jazzístico que tú tienes debe ser muy interesante para el público lituano.

Berenguer durante su actuación en Klaipėda. (Foto-Vilma Dobilaitè).
Berenguer durante su actuación en Klaipėda. (Foto-Vilma Dobilaitè).

K.B.: Sí, claro, espero que sí y…, al parecer gustó y mucho, vamos. Sé que es un poco marciano para ellos pero…, se agradece y mucho el deseo de conocer y entrar en otra forma de hacer jazz y compartirlo. Para ellos es algo nuevo y nosotros encantados de ofrecer esa forma de hacer música y brindarla al público. Por otro lado, también creo que es un público con ganas de oír y recibir novedades y es una ciudad que se vuelca sobre su festival.

P: Y… ¿has dejado algún regalito al público lituano de lo que está por venir de Kiko?

K.B.: (risas) Bueno…, dejamos un pequeño caramelito pero…, solo un poco porque no podemos desvelar todos los secretos que tenemos para el próximo trabajo.

P: Pero… viene lo nuevo.

K.B.: Lo nuevo viene pero tampoco es algo tan nuevo. No deja de ser el camino que estoy andando desde algunos años, del cual me siento feliz y a gusto, que deseo seguir caminando por él. Habrá producción nueva el año próximo, seguro, pero…, ya te iré contando.

P: Kiko, como siempre es un placer hablar contigo y disfrutar de tu música y…, de igual forma que viajas por el mundo, esperamos verte pronto por la ciudad de Valencia.

K.B.: Gracias a vosotros por dar luz a nuestro trabajo y actividad, los músicos lo necesitamos y mucho y…, por supuesto que  estaremos por Valencia, es la ciudad donde siempre nos gusta tocar y compartir nuestra música.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here