Juzgan a un luchador de artes marciales por asesinato en Bonrepós i Mirambell

0
1806
Ciutat de la Justícia de València

La Fiscalía acusa a E.S., considerado uno de los mejores luchadores profesionales de Artes Marciales Mixtas de España y afincado en Valencia, de cometer junto a otros tres implicados el asesinato de Juan Pablo Langa, quien según el escrito de acusación fue fríamente ejecutado de un tiro en la sien en 2004, en un paraje del término municipal de Bonrepós i Mirambell.

El jurado juzgará a partir de mañana en la Ciudad de la Justicia de Valencia si el escrito de acusación presentado por la Fiscalía Provincial de Valéncia debe conducir, o no, a la condena de los acusados.

Las excepcionales circunstancias que rodean al proceso no acaban en el perfil de E.S. como luchador profesional del citado deporte de contacto. De hecho, comienzan por el sorprendente modo en que se reabrió el caso, dado que la principal prueba de cargo resulta ser la confesión espontánea de uno de los implicados, confesión que llevó a la Guardia Civil a volver a abrir la investigación más de diez años después de que el procedimiento hubiera quedado sobreseído por falta de autores conocidos.

Así, según el relato del fiscal, el acusado José Ángel P.T. compareció voluntariamente ante la Guardia Civil el día 29 de marzo de 2017 y confesó la totalidad de los hechos y sus partícipes.

Según relató entonces y reproduce el fiscal, José Ángel P.T. le debía dinero a la víctima debido a la actividad de tráfico de drogas con la que ambos estaban de algún modo relacionados, por lo que ideó un sistema para robarle narcóticos y dinero, del que hizo partícipes a los demás acusados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  Resultado de las elecciones autonómicas 2019 en Bonrepós i Mirambell

Así, el 28 de mayo de 2004 José Ángel y la víctima se encontraron en València, en teoría para hacerse efectivo el pago de la cantidad adeudada y, en la moto de Juan Pablo, fueron inmediatamente a una vivienda en donde les esperaban E.S. y M.F.M.

“Los tres acusados se abalanzaron sobre Juan Pablo Langa, al que redujeron e inmovilizaron, colocándole unas esposas” y dejándole encerrado en el baño tras inyectarle un medicamento sedante. Horas más tarde llegaría a la vivienda el cuarto acusado, cuya identidad responde a las iniciales de M.A.C.M. y que sería el autor material del disparo que mató a la víctima.

Dos de los acusados abandonaron entonces la vivienda para robar en la casa de la víctima (drogas y 3000€) y otros dos, entre ellos el luchador, quedaron custodiando al prisionero. Una vez ejecutado el plan, decidieron que no podían dejar vivo a Juan Pablo, porque podría vengarse.

De este modo, ya entrada la madrugada, y tras el reparto del botín, se dirigieron al garaje de la vivienda, pusieron una capucha a la víctima y lo introdujeron en el maletero de un vehículo.

En ese coche viajaron dos de los acusados y en otro les siguieron los otros dos, relata el fiscal. Una vez hubieron llegado al paraje citado, cercano al barranco del Carraixet, el luchador citado y otro de los acusados permanecieron vigilando la entrada a un camino en donde, a unos cincuenta metros, aparcó el piloto del coche en el que estaba secuestrada la víctima.

Allí sacaron a Juan Pablo del maletero y a quemarropa le disparó M.A.C.M. un tiro en la sien que lo mató de manera inmediata. Luego rociaron el cuerpo de gasolina y le prendieron fuego.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR  El ex alcalde de Moncada Juan José Medina, primer testigo en declarar por Gürtel

El fiscal califica los hechos de asesinato, detención ilegal en concurso con robo con violencia y tenencia ilícita de armas. Para el autor material del disparo, en posesión ilegal de un arma, el ministerio público pide una pena de veinticinco años y siete meses de cárcel. Para los otros implicados, el fiscal pide penas de veintitrés años de prisión.

Además, pide indemnizaciones de 75.000€ para los padres del acusado y de 12.000€ para cada uno de sus dos hermanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here