Jimmy Entraigües: “No creo que exista ni realidad ni ficción, creo que todo forma parte de un universo que en sí mismo tiene un orden”

0
281
Jimmy Entraigües. Foto Javier Furió

Jimmy Entraigües, periodista, escritor, guionista y crítico cinematográfico, ha trabajado en diversos ámbitos de las artes audiovisuales y la literatura. Recientemente ha publicado su tercer libro sobre cuentos al que ha titulado ‘Cruentos’.

A continuación nos cuenta su propósito al escribir estos relatos y toda una trilogía de cuentos.

 

¿Que querías contar con esta trilogía?

En principio a mí siempre me gustó ver el mundo como si fuera a través del ojo de una cerradura. Mirar también las cosas pequeñas, los detalles. Dentro de lo que consensuamos como realidad se esconden muchas cosas mágicas cada día, en los actos de las personas.

Y la trilogía empieza con un libro que se llama ‘DesCuentos’ sigue con otro libro que se llama ‘ReCuentos’ y este, que momentáneamente cierra la trilogía, que se llama ‘Cruentos’ intentan atrapar esos hechos. Ver los detalles pequeñitos que nos pueden asombrar, que no percibimos o que no nos damos cuenta, quizás la vorágine del día a día, el estrés, el trabajo, la familia… todo lo que nos rodea nos hace olvidar que nos pasan cosas hermosas y pequeños detalles que no los tomamos en consideración y creo que son mágicos, y que escapan a la realidad cotidiana.

Bueno pues, intento que todos los cuentos que hago, especialmente en esta trilogía atrapen ese principio de desvelar que dentro de lo que nos ocurre en el día a día, ocurren cosas muy hermosas, que escapan de la realidad y que las considero mágicas.

Esta es la forma de explicar qué sentido tiene contar todo esto desde diferentes perspectivas. ‘Cruentos’ por ejemplo, intenta mostrar y atrapar ese concepto que a veces tenemos sobre lo que nos parece mal, lo que nos parece cruel. Son miradas muy distintas… Que hay crueldad en el mundo, obviamente todos lo sabemos, y que el ser humano puede ser cruel, pero claro, cada uno tenemos una visión sobre la crueldad, sobre lo que nos parece bien, sobre lo que nos parece mal. Y los personajes que aparecen en ‘Cruentos’ también tienen su propia visión sobre eso, incluso hechos reales y verídicos, intento jugar con esos elementos donde no sabemos si algo puede ser cruel con el personaje, o desde el punto de vista del personaje.

Eso es lo que atrapa esta trilogía y este manojo de cuentos de este último libro, donde no hay ni realidad ni ficción, para mí ambas cosas son lo mismo. No creo que exista ni realidad ni ficción, creo que todo forma parte de un universo que en sí mismo tiene un orden, un caos, una violencia; pero también una calma y una quietud y forma parte todo de un mismo ciclo.

 

Jimmy Entraigües. Foto Javier Furió

Dices que los cuentos están hechos para que el lector se los lleve a su campo. Explícanos esto.

Sí, yo creo en la mirada subjetiva, incluso propongo que el lector encuentre una respuesta emocional frente a la lectura. Hay cuentos que pueden parecer afables, pero pueden dejarnos un cierto amargor dentro de esa afabilidad.

Y cuentos que pueden parecer muy terribles, pero desde la óptica de los personajes no. Entonces mi idea es que el lector atrape esas historias y descubra que todo el relato, el único relato del que se está hablando en la suma de esos cuentos es desde su propia subjetividad, es decir, desde su propia idea de lo que puede ser o no cruel, sobre qué interpretamos.

Pero también que lector se cuestione su propia interpretación e incluso haga una reinterpretación de los acontecimientos. Cuentos que están basados en hechos reales les doy un matiz para que el lector sea capaz de sacar sus propias conclusiones sobre cómo miramos la realidad o los principios de nuestra sociedad, y pongamos un poco en duda todos esos conceptos que parecen establecidos en nuestro subconsciente.

 

¿Con esta obra se cerraría un ciclo narrativo?

En principio ‘Cruentos’ intenta cerrar la trilogía. Pero a partir de un amigo y de otras voces cercanas a mí, de familiares y personas que me quieren, desean que continúe. Tengo varios cuentos nuevos para formas una tetralogía, pero tendría que buscarles una canalización, encontrarles un sentido para organizarlos y darles un hilo conductor a todos ellos. Entonces, queda abierta la posibilidad de que haya un libro que pueda cerrar esta trilogía, pero momentáneamente está en el aire.

 

¿Intentas aportar un aprendizaje al lector cuando se lee tus cuentos?

La verdad es que no hay ninguna intención de dejar ningún aprendizaje, no creo que sea la persona indicada para ello. Así como Samaniego hacía sus fábulas, yo soy incapaz.

Lo que deseo es que el relato que compone cada cuento sí genere en el lector el deseo de saber qué análisis hacer de su propia percepción de las cosas. Ese es el manifiesto que propone ‘Cruentos’. Digamos que el presupuesto en el que se basa no trata sobre moralejas, sino sobre las conclusiones que podamos sacar de nuestra visión de lo cotidiano.

Y no solamente con los cuentos, sino consigo mismo, replantearse preguntas, que tenga capacidad socrática de hacerse preguntas, de la misma manera que me hago yo preguntas con respecto al día a día. Al proponer un relato al lector, que le puedan remover las mismas preguntas que me asaltaron a mí y revaluarlas. A lo mejor no encuentra respuestas a algunas de ellas.

Esto es un poco como el Zen, a lo mejor uno se hace una pregunta, pero la respuesta viene mucho tiempo después; y, a lo mejor, tenemos respuestas para las que no tenemos todavía las preguntas. Es como tener un resultado pero no el problema, o quizás tienes un problema y aun no encuentras el resultado. Esto es el juego, esto es en lo que se basa ‘Cruentos’ y los relatos que compongo.

 

¿Puedes afirmar que en cada cuento hay una parte de ti, de tu experiencia vital?

Sí, en todos. Todos los cuentos que yo escribo están basados en emociones, en aprendizajes, en historias que leí, en historias que me han contado, en historias que me han llegado… absolutamente todos. Yo soy un vampiro de historias, lo absorbo absolutamente todo.

Luego lo canalizo, lo puedo disfrazar, le puedo dar capas de pintura, pero absolutamente todos los cuentos, sin la menor duda tienen algo de mí. Yo me expreso en cada uno de esos relatos, llevan algo mío. Algunos un diez por cien, un noventa por cien, pero sin duda todos de alguna manera evidencian lo que deseo, lo que expreso, lo que siento, lo que vivo, lo que sueño, lo que me duele, lo que me sangra, lo que me hace reír, lo que me hace llorar y lo que me hace entender que es hermoso cada nuevo amanecer, cada nuevo día, cada nueva semana. Y lo que me hace comprender también que el regalo más hermoso que podemos tener es la vida.

 

¿De qué manera crees que este libro puede llegar al corazón de una persona y cambiar su perspectiva?

No espero que un libro haga cambiar a una persona.

A mí los libros, o la suma de muchos libros si me han llegado. Hubo cuentos que me han tocado, hubo personajes que me han alegrado y me han herido y me han hecho crecer, personajes de novelas y de películas. Pero si solo uno de los cuentos logra abrir una pregunta y logra tocar la emoción de un lector, me parece que esa es la mejor recompensa que puedo tener. Un solo cuento que haga conmover a alguien, que pueda resultarle mínimamente significativo, por una palabra o por un verbo, o por su propia historia y relato, me parece que es la recompensa más hermosa que puedo tener. Y no que lo haga cambiar, sino que lo haga reflexionar, nada más.

Y para el lector, descubrir una nueva mirada, descubrir una nueva forma de mirar la vida, descubrir una nueva manera de componer las historias distinta y, sobre todo, que le sean próximos. Busco historias y relatos que puedan ser próximos a los lectores, que se aproximen a su universo, a su entorno más inmediato, como cuando alguien camufla la vida, alguien esconde una parte de sí mismo, alguien desea matar a alguien… Algo puede ocurrirnos que nos sea próximo y espero que eso le llegue con la suficiente cercanía como para que repose, medite y piense, y pueda provocar una emoción, con la finalidad de llenarse de cosas nuevas.

Citando a Jorge Luis Borges: ‘lo único que nos aleja de la barbarie y la ignorancia son los libros’ o sea, es llenarnos de historias y de cultura para crecer como personas. Por lo tanto, este pequeño manojo de historias pretende ser una gotita que sea solidaria a ese enriquecimiento, a ese acercamiento a un mundo complejo, hostil, pero también hermoso.

 

¿Hay algo que quieras añadir a nuestros lectores?

Espero que les divierta y que se lo pasen bien con los cuentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here