Investigan a un jefe por tener a 26 empleados trabajando sin contrato en una granja abandonada de Tavernes Blanques

0
1086
Cítricos que han sido incautados en la granja abandonada

Las personas se habían desplazado desde Argelia para trabajar en su compañía que se trataba finalmente de una granja abandonada, sin suministro eléctrico ni agua y en una situación totalmente precaria e insalubre.

La Guardia Civil, en el marco de la operación “CHAMBÁN”, ha investigado a una persona por un delito contra los derechos de los trabajadores en la localidad de Picassent.

La investigación comenzó a mediados del pasado mes de enero, cuando un vehículo oficial de la Guardia Civil fue requerido para que se desplazase a la sede de una empresa dedicada a la recolección de cítricos en el municipio de Picassent.

Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, uno de los trabajadores de la empresa, de 22 años de edad y de nacionalidad argelina, afirmó que le habían hecho entrega de un cheque, a su nombre, por un valor de 2.700 euros. Efectivo que debía repartir entre 6 trabajadores más, todos varones y de nacionalidad argelina, los cuales carecían de contrato de trabajo y no se encontraban dados de alta en el Régimen de la Seguridad Social.

En el transcurso de esta investigación, los agentes, gracias a la colaboración de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, verificaron que, dentro de esta compañía, existían un total de 26 trabajadores de forma irregular.

Fruto de las investigaciones se pudo comprobar, que el gerente de la empresa, les prometió a estas personas, las cuales se habían desplazado desde Argelia, para trabajar en su compañía, un alojamiento en la campaña de recolección. Se trataba de una granja abandonada, sin suministro eléctrico ni agua, en el término municipal de Tavernes Blanques y en una situación totalmente precaria e insalubre.

Los agentes de la Guardia Civil cotejaron, junto con la Brigada de Extranjería del Cuerpo de la Policía Nacional, que 22 de estos empleados, en situación irregular en España, residían en la granja reseñada.

La operación finalizó a principios del presente mes cuando, agentes de la Guardia Civil de Picassent, procedieron a la investigación del gerente de la empresa de cítricos, un varón de 35 años y de nacionalidad rumana, por su presunta participación en un delito contra los derechos de los trabajadores.

Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Picassent.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here