Investigan a 55 personas por desmantelar naves con placas con amianto en Chiva

0
4551

Desde el segundo trimestre del año, dentro del marco de la Operación ‘HEAVY METAL’, Agentes de la Guardia Civil de Chiva y de la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Valenciana, en una actuación conjunta y coordinada entre ambos Cuerpos Policiales, observaron como en días alternos, en unas naves industriales aparentemente sin actividad próximas a la A-3 cercanas a Chiva, estaban siendo desmanteladas en su interior, mediante el hurto y sustracción de cobre y otros metales.

La Guardia Civil y la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Valenciana, iniciaron la operación para localizar a los responsables de estos hechos, realizando numerosas comprobaciones durante los meses siguientes con gestores de residuos autorizados del entorno de Valencia, para comprobar las compraventas de este tipo de materiales realizadas en dichos establecimientos.

Los agentes comprobaron que estas personas no tenían  las preceptivas licencias y autorizaciones para llevar a cabo la demolición y ningún medio de protección, y estaban procediendo a la retirada del tejado de fibrocemento y la estructura que conformaba la parte metálica  del tejado que servía de cubierta en algunas de las naves usando sopletes de acetileno, cortando vigas de acero, provocando el derrumbe de la techumbre de algunas de las naves, vertiendo esparcidos sobre el suelo y completamente fragmentados, gran cantidad de placas de fibrocemento.

Su manipulación puede resultar muy tóxica y peligrosa si se realiza sin el control necesario, incumpliendo la normativa vigente, con el consiguiente riesgo para la salud pública y el medio ambiente, por lo que se ha procedido además a la investigación de un delito relativo contra los Recursos Naturales y Medio Ambiente.

Fruto de las gestiones realizadas y de las pesquisas obtenidas por parte de los agentes encargados del caso, se pudo comprobar que se trataba de personas que supuestamente se dedicaban al robo de material de cobre y otros metales, así como parte del material que sustrajeron de la estructura fue vendida por algunos de los investigados en diversos centros gestores de residuos de la provincia de Valencia para obtener un beneficio económico, realizando una gestión incorrecta de estos residuos considerados como peligrosos para las personas en las labores de desmontaje.

Por ello se procedió a la investigación de 55 personas de nacionalidad española y búlgara por su presunta participación en 59 delitos contra el patrimonio por hurto y sustracción de cobre y otros metales

El amianto es un material prohibido en España desde hace más de dos décadas por su alta toxicidad y la ley regula a que las cubiertas deben ser retiradas siguiendo un estricto protocolo de seguridad, para evitar que partículas contaminantes lleguen a la atmósfera y sean respiradas.

Este material pertenece al grupo de minerales metamórficos fibrosos y cuando se fractura las placas de fibrocemento (Uralita) desprende partículas que pueden ser liberadas a la atmósfera con diámetros respirables para las personas, con el consiguiente perjuicio para la calidad del aire y para la salud pública produciendo graves enfermedades y graves daños al medioambiente.

La retirada de dichas placas de fibrocemento debe realizarse por empresas autorizadas (inscritas en el R.E.R.A., Registro de Empresas con Riesgo de Amianto) cumpliendo los requisitos marcados en el R.D. 396/2006 de 31 de marzo, que establece las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición al amianto.

Gracias a la capacidad de respuesta policial de la Guardia Civil y de la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Valenciana en la investigación y esclarecimiento de los hechos delictivos, así como la puesta a disposición judicial de sus responsables y la parte de la recuperación del material sustraído rápida actuación, se ha evitado que estas personas pudieran haber sustraído más material de cobre y metálico existente en el interior de las naves.

La operación ha sido desarrollada por la Guardia Civil de Chiva, la Unidad de la Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Valenciana, Equipo del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil Valencia colaborando el Cuerpo de la Policía Local de Chiva.

Las investigaciones continúan abiertas para lograr el total esclarecimiento de los hechos.

Las diligencias instruidas han sido entregadas al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Requena y a la Fiscalía Especial de Medio Ambiente de Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here